Energía Solar

Energía Solar Solarpedia

La energía solar es considerada la fuente de energía original. Y esto se debe a que puede catalogarse como la generadora del resto de fuentes de energías renovables como la eólica, la marina y la biomasa. En este artículo, expondremos todo lo que debes saber sobre ella.

¿Qué es la Energía Solar?

La energía solar es la energía que produce el sol en forma de calor y luz. Esta es una de las fuentes de energía más limpias, renovables y de fácil acceso en todo el planeta Tierra. Y el hecho de que esté disponible en abundancia y de forma gratuita, independientemente de la zona en la que uno se encuentre, la convierte en una de las fuentes de energía renovables más importantes. 

Como tal, la energía solar se considera una fuente energética primigenia. La misma, es la responsable de creación de la vida en la Tierra tal y como la conocemos, y, a su vez, es el principal promotor de casi todos los fenómenos y procesos de la naturaleza, como la formación de los vientos, la evaporación del agua y formación de lluvias, la fotosíntesis de las plantas, las corrientes marinas, entre un largo etcétera.

Y por supuesto, esta energía ha sido aprovechada por el ser humano desde prácticamente que puso pie en la Tierra, y no solo limitándose a una fuente de calor similar al fuego. En la antigüedad, por ejemplo, se aprovechaba mediante el uso de lupas para concentrar la luz del sol en rayos tan calientes que harían que la madera se incendiara. En la actualidad, las tecnologías disponibles para aprovechar la energía del sol son muchos más variadas y sofisticadas, incluso algunas apuestan por reemplazar a las tecnologías presentes basadas en combustibles fósiles.

Según los hallazgos científicos, la tierra intercepta mucha energía solar, 173 billones de Teravatios para ser específicos. Eso es, literalmente, diez mil veces más energías de la que utiliza toda la población mundial actualmente. Esto valida el hecho de que el sol es la fuente de energía más abundante en todo el mundo y que algún día podría ser convertirse en la más utilizada.

Beneficios de la Energía Solar

Existen muchos beneficios que la energía solar tiene que ofrecer sobre las fuentes tradicionales de energía como el carbón, el gas natural y el petróleo. Originalmente, las necesidades energéticas del ser humano se satisfacían mediante el uso de dichos combustibles fósiles. Sin embargo, estas fuentes de energía poseen varios inconvenientes:

Es una Energía Limpia

Uno de ellos y tal vez el más importante sea lo mucho que contribuyen al calentamiento global. La tasa de generación de emisiones de gases de efecto invernadero de los combustibles fósiles es mucho mayor a lo que la Tierra puede digerir mediante sus procesos naturales autorreguladores, por lo que inevitablemente, parte del dióxido de carbono emitido por estas fuentes permanece en la atmósfera afectando negativamente al clima terrestre, y con ello a los animales, las plantas y seres humanos. Adicionalmente, estos gases pueden producir daños a la salud humana y animal si se inhalan y pueden generar daños indirectos a la tierra durante su extracción en yacimientos.

Contaminación del aire

La energía solar, en cambio, es una fuente de energía limpia. No contamina el aire liberando gases nocivos como dióxido de carbono, óxido de nitrógeno u óxido de azufre, ni contribuye a la acentuación del cambio climático.

Es una Energía Renovable

Otro inconveniente de los combustibles fósiles, es su disponibilidad limitada. Como son los pocos países que tienen pleno acceso a estos recursos energéticos, esto puede provocar conflictos geopolíticos e inestabilidad en la económica mundial. Y como se trata de un recurso finito, eventualmente se acabará en un futuro cercano y el ser humano deberá buscar otras fuentes de energía para abastecerse.

La energía solar se presenta como esa alternativa, ya que es una fuente de energía renovable. Lo que significa puede utilizarse para producir electricidad mientras exista el sol. Mientras estemos vivos, siempre veremos el sol, lo que podemos considerar a nuestro astro como una fuente de energía infinita. Esta energía se puede aprovechar instalando paneles solares que pueden reducir nuestra dependencia de otros países para un suministro constante de carbón para producir electricidad. Esto lo convierte en una perspectiva energética atractiva para la mayoría de los países que buscan volverse completamente ecológicos en el futuro.

Es una energía fácilmente accesible

La energía solar está disponible en prácticamente cada rincón del planeta Tierra. Esta ventaja la hace de gran utilidad para áreas que no tienen acceso a cables eléctricos u otras fuentes de energía. Funciona muy bien en ubicaciones remotas donde el tendido de líneas eléctricas sería difícil o costoso. Los paneles solares pueden instalarse para producir energía solar allí siempre que reciba la luz solar.

¿Cómo se puede utilizar la Energía Solar?

Existen diversas formas de aprovechar la energía proveniente del sol. Sin embargo, los métodos más destacados y ampliamente utilizados son los 3 siguientes:

Energía Solar Fotovoltaica

La utilización de dispositivos solares fotovoltaicos (PV) o células solares es una de las tecnologías más extendidas para convertir la energía del solar en electricidad. Los dispositivos fotovoltaicos producen electricidad directamente de la luz solar que incide directamente sobre ellos a través de un proceso electrónico que ocurre naturalmente en unos tipos de materiales muy particulares conocidos como semiconductores.

Los electrones contenidos en estos materiales son liberados por los rayos solares y son estimulados para viajar a través de un circuito electrónico, enviando energía a la red o alimentando directamente dispositivos eléctricos. Esta forma de energía se puede utilizar para alimentar relojes solares, calculadoras o señales de tráfico. A menudo se utilizan en lugares que no están conectados a la red eléctrica.

Energía Solar térmica

La energía solar térmica se aprovecha el calor absorbido de los rayos del sol. Esta tecnología utiliza colectores de energía térmica que absorben la energía del sol para calentar agua para uso doméstico. Las plantas de energía solar térmica utilizan colectores más complejos para producir electricidad calentando un líquido para hacer girar una turbina conectada a un generador. Los colectores simples se utilizan normalmente en edificios comerciales y residenciales para calentar espacios.

Energía Solar pasiva

Las tecnologías solares pasivas convierten la energía solar en energía térmica sin el uso de sistemas mecánicos activos como los colectores. Este método utiliza ventanas, paredes, árboles o una ubicación estratégica de los edificios para capturar o desviar el sol para su uso. La calefacción solar pasiva es una excelente manera de conservar energía y maximizar su utilización. Un ejemplo de calefacción solar pasiva es lo que le sucede a su automóvil en un caluroso día de verano.

Usos de la energía solar

La energía solar convertida en electricidad se puede utilizar instantáneamente para encender luces o muchos otros dispositivos. Mejor aún, se puede almacenar en baterías, o mediante el método de generación de hidrógeno verde, para uso futuro. 

Las células solares normalmente generan electricidad de tipo corriente continua (CC). Sin embargo, se puede convertir en CA (corriente alterna) utilizando un dispositivo conocido como inversor. La energía solar convertida en energía térmica puede utilizarse instantáneamente o almacenarse como agua caliente en tanques para ser utilizada más tarde. Otras formas de aprovechar el calor del sol son mediante el diseño inteligente de los hogares, tipo casa pasiva, para acondicionarla de forma económica.

Solarpedia