Agricultura Ecológica

Agricultura Ecológica

La agricultura ecológica es más antigua que la humanidad misma. Sin embrago, con la proliferación descontroladas de los pesticidas químicos y la inundación del mercado con cultivos genéticamente modificados (OGM), esta práctica agrícola a resurgido de las cenizas para intentar ofrecer una solución a los problemas de sostenibilidad actuales de la agricultura convencional.

¿Qué es la agricultura ecológica?

La Agricultura Ecológica, o agricultura orgánica, es un sistema de cultivo que se caracteriza por utilizar métodos de control de plagas que son de base ecológica, fertilizantes de origen biológico derivados principalmente de desechos animales y vegetales, y métodos de fijación de nitrógeno en el suelo a través de cultivos de cobertura. 

Agricultura Ecológica práctica

La agricultura ecológica moderna se desarrolló como una respuesta al daño ambiental causado por el uso sin control de productos químicos en la agricultura tradicional como pesticidas y fertilizantes sintéticos, y por tal motivo es una práctica de agricultura con numerosos beneficios ecológicos.

Consecuentemente, como la agricultura ecológica utiliza menos pesticidas y fertilizantes sintéticos, consigue reducir la erosión del suelo, disminuir la lixiviación de nitratos en las aguas subterráneas y superficiales, y reciclar los desechos animales que se utilizan en las granjas.

Sin embrago, estos beneficios se ven contrarrestados por un mayor precio en los alimentos a causa de los menores rendimientos obtenidos durante esta práctica de agricultura. De hecho, se ha determinado que la eficiencia de los cultivos ecológicos suelen ser aproximadamente un 25% más bajos que de los convencionales, aunque esto puede variar en función del tipo de cultivo. 

Agricultura Ecológica Ambiente

Los desafíos de la agricultura ecológica en el futuro serán garantizar los beneficios ambientales para hacerle frente a los desafíos del cambio climático y los aumentos de la población mundial, pero al mismo tiempo que garantizar un aumento en los rendimientos de los cultivos y la reducción de los precios de los alimentos cosechados.

¿Cuáles son los principios de la agricultura ecológica?

Los principios de salud, ecología, equidad y cuidado son las raíces a partir de las cuales crece y se desarrolla la agricultura ecológica. Expresan el tipo de contribución que puede hacer al mundo y ofrecen una visión para mejorar toda la agricultura en un contexto global. A continuación detallaremos estos principios en profundidad:

principios de la agricultura ecológica

Principio de salud

La agricultura ecológica debe mantener y mejorar la salud del suelo, las plantas, los animales, los seres humanos y el planeta como uno e indivisible.

Este principio señala que la salud de las personas y las comunidades no puede separarse de la salud de los ecosistemas: los suelos saludables producen cultivos saludables que fomentan la salud de los animales y las personas.

La salud es la integridad de los sistemas vivos. No se trata simplemente de la ausencia de enfermedad, sino del mantenimiento del bienestar físico, mental, social y ecológico. La inmunidad, la resiliencia y la regeneración son características clave de la salud.

Agricultura Ecológica Salud

El papel de la agricultura ecológica, ya sea en la agricultura, el procesamiento, la distribución o el consumo, es mantener y mejorar la salud de los ecosistemas y organismos, desde los más pequeños del suelo hasta los seres humanos. En particular, la agricultura ecológica está destinada a producir alimentos nutritivos de alta calidad que contribuyan a la atención médica preventiva y al bienestar. En vista de esto, debe evitarse el uso de fertilizantes, pesticidas, medicamentos para animales y aditivos alimentarios que puedan tener efectos adversos para la salud.

Principio de ecología

La agricultura ecológica debe basarse en sistemas y ciclos ecológicos vivos, trabajar con ellos, emularlos y ayudar a sostenerlos.

Este principio envuelve a la agricultura ecológica dentro de los sistemas ecológicos vivos. Afirma que la producción se basará en procesos ecológicos y de reciclaje. La nutrición y el bienestar se logran a través de la ecología de un entorno de producción específico. Por ejemplo, en el caso de los cultivos, este es el suelo vivo; para los animales es el ecosistema agrícola; para peces y organismos marinos, el medio acuático.

Agricultura Ecológica Ecología

Los sistemas de agricultura ecológica, pastoral y de cosecha silvestre deben ajustarse a los ciclos y equilibrios ecológicos de la naturaleza. Estos ciclos son universales pero su funcionamiento es específico del sitio. La gestión orgánica debe adaptarse a las condiciones, la ecología, la cultura y las escalas locales. Los insumos deben utilizarse eficientemente mediante la reutilización, el reciclaje y la gestión inteligente de los materiales y la energía para mantener y mejorar la calidad ambiental y conservar los recursos.

La agricultura ecológica debe lograr el equilibrio ecológico mediante el diseño de sistemas agrícolas, el establecimiento de hábitats y el mantenimiento de la diversidad genética y agrícola. Quienes producen, procesan, comercializan o consumen productos orgánicos deben proteger y beneficiar el medio ambiente común, incluidos los paisajes, el clima, los hábitats, la biodiversidad, el aire y el agua.

Principio de equidad

La agricultura ecológica debe basarse en relaciones que garanticen la equidad con respecto al medio ambiente común y las oportunidades de vida.

La equidad se caracteriza por el respeto, la justicia y la administración del mundo compartido, tanto entre las personas como en sus relaciones con otros seres vivos.

Agricultura Ecológica Equidad

Este principio enfatiza que aquellos involucrados en la agricultura ecológica deben conducir las relaciones humanas de una manera que garantice la equidad en todos los niveles y para todas las partes: agricultores, trabajadores, procesadores, distribuidores, comerciantes y consumidores. La agricultura ecológica debe proporcionar a todos los involucrados una buena calidad de vida y contribuir a la soberanía alimentaria y la reducción de la pobreza. Su objetivo es producir un suministro suficiente de alimentos y otros productos de buena calidad.

Este principio insiste en que los animales deben contar con las condiciones y oportunidades de vida acordes con su fisiología, comportamiento natural y bienestar.

Los recursos naturales y ambientales que se utilizan para la producción y el consumo deben manejarse de una manera que sea social y ecológicamente justa y deben mantenerse en fideicomiso para las generaciones futuras. La equidad requiere sistemas de producción, distribución y comercio que sean abiertos y equitativos y que tengan en cuenta los costos ambientales y sociales reales.

Principio de cuidado

La agricultura ecológica debe gestionarse de manera preventiva y responsable para proteger la salud y el bienestar de las generaciones actuales y futuras y el medio ambiente.

Agricultura Ecológica Cuidado

La agricultura ecológica es un sistema vivo y dinámico que responde a las demandas y condiciones internas y externas. Los practicantes de esta disciplina pueden mejorar la eficiencia y aumentar la productividad, pero esto no deben poner en peligro la salud y el bienestar. En consecuencia, es necesario evaluar las nuevas tecnologías y revisar los métodos existentes. Dada la comprensión incompleta de los ecosistemas y la agricultura, se debe tener cuidado.

Este principio establece que la precaución y la responsabilidad son las preocupaciones clave en la gestión, el desarrollo y las opciones tecnológicas en la agricultura ecológica. La ciencia es necesaria para garantizar que la agricultura ecológica sea saludable, segura y ambientalmente sólida. Sin embargo, el conocimiento científico por sí solo no es suficiente. La experiencia práctica, la sabiduría acumulada y los conocimientos tradicionales e indígenas ofrecen soluciones válidas, probadas por el tiempo. La agricultura ecológica debe prevenir riesgos importantes adoptando tecnologías apropiadas y rechazando las impredecibles, como la ingeniería genética. Las decisiones deben reflejar los valores y las necesidades de todos los que puedan verse afectados, mediante procesos transparentes y participativos.

¿Para qué sirve la agricultura ecológica?

Cuando se realiza de la forma correcta, la agricultura ecológica puede traer consigo una serie de ventajas que anima a que su práctica se extienda en el futuro cercano. A continuación, detallaremos los 7 beneficios principales que brinda la agricultura ecológica:

Cultivos más resistentes a las plagas y enfermedades: La agricultura ecológica elimina el uso de productos sintéticos para maximizar los rendimientos biológicos que las plantas pueden producir. Es una práctica que prioriza el cuidado del suelo para que sea más saludable, fomentando así el vínculo entre las plantas orgánicas y el suelo protegido. No se utilizan herbicidas ni pesticidas químicos. Solo se permiten técnicas de mejoramiento del suelo natural.

Resistencia Plagas

Las plantas sanas, cultivadas en suelo sano, son naturalmente resistentes a enfermedades y plagas. A través de esta técnica, estas plantas tienen mecanismos de defensa naturales más fuertes, que espesa las paredes celulares de las plantas que se cultivan.

La agricultura ecológica promueve la especialización: Las prácticas agrícolas convencionales se centran en el crecimiento de un cultivo básico específico (como soja, trigo o maíz). Pero a través de las prácticas de agricultura ecológica, hay más oportunidades para especializarse. Esto se debe a que en una determinada granja hay ciertos cultivos que crecen mejor en función de la composición del suelo, por lo que el agricultor adquiere experiencia de las variantes disponibles.

Agricultor Especializado

La ventaja de poder cultivar un cultivo de especialidad es que estos productos suelen tener un precio más alto en el mercado. Los alimentos ecológicos suelen tener un precio un 20% superior a los cultivos tradicionales. La especialización puede agregar otro 20% a 40% al precio final que paga un cliente. Muchos agricultores orgánicos también pueden vender directamente a su base de clientes, lo que elimina los costos que a menudo pagan otros agricultores.

Promueve la salud del suelo y la proliferación de polinizadores: Uno de los mayores riesgos para las abejas y otros polinizadores es la utilización de productos químicos agrícolas sintéticos. El glifosato y los neonicotinoides son particularmente devastadores para ciertas poblaciones de polinizadores.

Polinizadores

Al mismo tiempo, se sabe que los suelos de las granjas ecológicas producen elementos que tienen un mayor contenido de antioxidantes, vitamina E y ácidos grasos omega-3 cuando se utilizan prácticas consistentes. Hay niveles más altos de micronutrientes y minerales en los productos alimenticios producidos a través de la agricultura ecológica porque los materiales orgánicos llegan a las capas más profundas del suelo.

No se utilizan alimentos genéticamente modificados (OGM): La agricultura ecológica no utiliza cultivos transgénicos de ningún tipo. Sin embrago, los agricultores pueden optar por recurrir a  los cruces de plantas (o animales) para fomentar mejores niveles de producción natural. En esta práctica tampoco se permite utilizar productos alterados por la industria cuando se cultiva o se produce alimentos para el mercado. Este requisito puede limitar los rendimientos que una granja puede producir en comparación con la agricultura transgénica, pero también elimina la amenaza de los clientes que se oponen al consumo de productos transgénicos.

Zona Libre de Transgénicos

Los entornos de trabajo son más saludables: Los agricultores que participan en el proceso de agricultura ecológica no están expuestos a compuestos químicos sintéticos potencialmente peligrosos. Las personas que están constantemente expuestas a pesticidas químicos tienen un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad neurológica en el futuro. Los niveles más altos de exposición pueden generar problemas de salud de por vida.

Muchos agricultores que usan productos sintéticos sufren de una gran cantidad de síntomas molestos con el tiempo. Los dolores de cabeza se vuelven bastante comunes, incluidos migrañas. La sensación de fatiga es otro síntoma común. El aumento de la exposición también puede provocar la pérdida de memoria en algunas personas.

Uso de Pesticidas

Fertilización Natural: La fertilidad del suelo se mejora con métodos de agricultura ecológica porque se deben usar fertilizantes naturales para preparar los campos. Son posibles varios métodos, incluida la rotación de cultivos que reserva ciertos campos para los pastizales, por hasta seis años entre cultivos en crecimiento. El abono verde, el cultivo de lombrices, el compostaje y los cultivos de cobertura también son métodos efectivos para crear fertilización natural.

Fertilizante Natural

Se puede implementar en casi cualquier zona geográfica y temporada de cultivo: Los procesos de la agricultura ecológica almacenan carbono en el suelo, reducen los requisitos energéticos, limita la necesidad de productos basados ​​en combustibles fósiles y no importa cuán larga sea una temporada de cultivo, los esfuerzos de la agricultura ecológica se pueden implementar para maximizar los niveles de producción natural disponibles.

¿Qué características tiene la agricultura ecológica?

Las características fundamentales de la agricultura ecológica se basan en el mantenimiento de un sistema natural que incluye:

Producción natural de ganado y aves de corral: Cuando hablamos de producción natural, nos referimos a la cría de ganado y aves de corral proporcionando condiciones de vida y alimentos naturales para producir carne, huevos y lácteos naturales. Cualquier utilización de hormonas, antibióticos o medicamentos es inaceptable en este tipo de agricultura, especialmente si se usa para promover el crecimiento o la productividad.

Aves de Corral

Los piensos que se les dan a los animales deben ser orgánicos y las características de la granja, como el uso del ganado para arar, transportar e incluso reciclar sus desechos para producir abono, son aspectos clave de la agricultura orgánica.

Por último, el control de parásitos y enfermedades se consigue a través de medidas preventivas como una dieta balanceada, viviendas sanitarias, pastoreo rotativo y reducción del estrés.

Producción de cultivos naturales: La producción de cultivos ecológicos implica la diversidad de cultivos junto con otros sistemas orgánicos para mejorar la fertilidad de los suelos, así como también para controlar plagas, malezas y enfermedades. La agricultura ecológica requiere una variedad de cultivos que puedan soportar numerosos y diferentes tipos de microorganismos e insectos beneficiosos junto con un manejo eficiente del suelo para mejorar la productividad agrícola.

Policultivo

Control orgánico de malezas y plagas: El manejo de malezas y plagas debe realizarse sin incurrir en el uso de herbicidas o pesticidas sintéticos. Las medidas de control, para estos casos, deben realizarse a través del deshierbe con llama, labranza mecánica, acolchado de hojas, uso de cultivos señuelo, rotación de cultivos y deshierbe manual.

La agricultura orgánica también necesita depender de insectos beneficiosos, microorganismos beneficiosos del suelo, cultivos complementarios, aves y el saneamiento adecuado.

En casos extremos de infestación de plagas, los agricultores pueden implementar medidas como el uso de barreras o trampas, interrupción del apareamiento, utilización de pesticidas biológicos u otros insectos depredadores. La biota del suelo, la construcción de la estructura del suelo, el uso de abono y enmiendas del suelo de base biológica se utilizan para promover que las plantas sanas sean tolerantes y resistan mejor las enfermedades. Las medidas botánicas también se pueden utilizar para controlar enfermedades.

Manejo del suelo: La agricultura ecológica se basa en gran medida en nutrir el suelo de forma natural mediante el uso de abono, polvos minerales naturales y abono verdeLa rotación de cultivos , el cultivo intercalado y la labranza mínima también se utilizan para mejorar la fertilidad, la estructura y la capacidad de retención de agua del suelo. Como resultado, estas prácticas promueven que la acción microbiana transforme y liberen nutrientes en el suelo.

Labranza Mínima
Labranza Mínima

Zonas de amortiguamiento y seguimiento de un registro: Acatar un plan de sistema orgánico es una característica clave de la agricultura ecológica. Se debe asegurar un almacenamiento intermedio entre granjas ecológicas y granjas convencionales adyacentes. Se deben mantener los registros de todas las actividades de la granja para garantizar el correcto funcionamiento de este tipo de agricultura. Y se debe asegura un saneamiento adecuado con un sistema de monitoreo de calidad para plagas, parásitos, enfermedades e integridad de la granja.

Registro de Actividades Agricultura

Mantenimiento del equilibrio ecológico: La agricultura ecológica se basa en sistemas ecológicos vivos. Consecuentemente, los métodos de esta práctica agrícola deben ajustarse a los equilibrios y ciclos biológicos de la naturaleza. Debe practicarse de manera cuidadosa y responsable en beneficio de las generaciones presentes y futuras y del medio ambiente. La atención debe centrarse en el impacto del sistema agrícola sobre el medio ambiente más amplio y la conservación de la vida silvestre y los hábitats naturales.

Equilibrio Ecológico

La agricultura orgánica aumenta la biodiversidad, lo que mejora la productividad y la resiliencia y contribuye a un sistema agrícola saludable.

¿Cuándo y cómo surge la agricultura ecológica?

La Agricultura, uno de los pilares de la civilización humana, se practicó durante miles de años sin utilizarse productos químicos artificiales. Sin embargo, con la posterior invención de los fertilizantes y pesticidas artificiales se conseguiría muchos mejores rendimientos en los cultivos y una mayor producción de alimentos necesario para un mundo con cada vez más población humana.

Agricultura Edad Media

Estas nuevas técnicas agrícolas, aunque beneficiosas en el corto plazo, tuvieron serios efectos secundarios a largo plazo y que se pueden observar a día de hoy. La compactación del suelo, la erosión y la disminución de la fertilidad general del suelo, junto con preocupaciones de salud sobre la entrada de sustancias químicas tóxicas en el suministro de alimentos, son solo algunos ejemplos. No fue sino hasta fines del siglo XIX y principios del XX, cuando biólogos y botánicos comenzaron a buscar formas de remediar los efectos secundarios perjudiciales de la agricultura sin disminuir el nivel de producción agrícola.

Los conceptos de la agricultura ecológica fueron desarrollados a principios del siglo XX por, entre otros, los botánicos Sir Albert Howard, FH Rey y Rudolf Steiner. Estos científicos aseguraban que el uso de abono de origen animal, los cultivos de protección, la rotación y los controles de plagas de base biológica garantizaban un mejor funcionamiento de los sistemas agrícolas. Howard, que trabajó en la India como investigador agrícola, se inspiró mucho en las prácticas de agricultura tradicional y sostenible que encontró allí y abogó por su adopción en el Occidente. 

Sir Albert Howard
Sir Albert Howard

Con el tiempo, estas prácticas fueron promovidas aún más por varios defensores, como Jerome Irving Rodale y su hijo Robert Rodale, a partir de la década de 1940 en adelante.  Estos periodistas publicaron la revista “Organic Gardening and Farming” (Agricultura y jardinería ecológica) y varios textos sobre agricultura ecológica. Finalmente, la demanda de alimentos orgánicos fue estimulada aún más en la década de 1960 por la publicación del libro “Silent Spring” (Primavera Silenciosa), de Rachel Carson, que documentó el alcance del daño ambiental causado por el uso de los insecticidas.

A partir de entonces, las ventas de alimentos ecológicos aumentaron de manera constante desde finales del siglo XX y principios del XXI. Una mayor conciencia ambiental, junto con la preocupación por los impactos en la salud de los residuos de plaguicidas y el consumo de cultivos genéticamente modificados (OGM), fomentó el crecimiento del sector orgánico.

fumigación 1960

¿Cuáles son las desventajas de la agricultura ecológica?

Si bien la agricultura ecológica es prometedora en cuanto al cuidado del medio ambiente, no reluce tanto cuando se habla de su eficiencia y rentabilidad en comparación con la agricultura tradicional. A continuación detallaremos cuáles son las 8 principales desventajas que posee la agricultura ecológica.

Los agricultores orgánicos no reciben subsidios: La mayoría de los países industrializados ofrecen subsidios agrícolas de algún tipo para alentar a las personas a convertirse en agricultores. Lamentablemente, la mayoría de las subvenciones autorizadas solo se ofrecen a los agricultores que cultivan los productos convencionales. Sin acceso a subsidios, los agricultores orgánicos asumen muchos más riesgos que podrían afectar severamente sus emprendimientos, como sequias o azotes de plagas.

Agricultura Orgánica trabajo

Requiere mucha más mano de obra producir alimentos ecológicos: Si bien la agricultura ecológica permite ciertos fungicidas o pesticidas “orgánicos” que pueden reducir la carga de trabajo para algunos, para el agricultor medio existe una mayor carga física que se aplica a la producción de cultivos para el mercado. Por lo que se debe recurrir con mayor frecuencia a la extracción de malas hierbas de forma manual junto con otras técnicas de cultivo.

Las nuevas ideas en permacultura y biodinámica están cambiando este componente negativo de la agricultura ecológica. En comparación con la agricultura de productos convencionales, todavía hay muchos requisitos adicionales de mano de obra en la agricultura orgánica que deben tenerse en cuenta.

Los agricultores deben ser altamente especializados: La calidad de un cultivo que se obtenga mediante la agricultura ecológica depende en gran medida de las habilidades, los conocimientos y la sabiduría de cada agricultor individual. En la agricultura orgánica, el agricultor debe monitorear los patrones de crecimiento de los cultivos durante cada etapa crítica de crecimiento. Si dicho agricultor no puede reconocer un problema que puede estar presente, entonces el valor de la cosecha puede reducirse. En circunstancias extremas, incluso algunos agricultores pueden perder la cosecha.

Agricultura Orgánica Especialización

Adicionalmente, los agricultores también deben tener conocimientos específicos sobre los sistemas del suelo, la ecología, la meteorología y otros factores influyentes que pueden afectar la forma en que crecen ciertos cultivos.

El mercado de los productos ecológicos es costoso y difuso: Los alimentos ecológicos son más caros que los alimentos convencionales o los productos cultivados comercialmente. El mercado de alimentos orgánicos tampoco está tan definido como lo está para otros cultivos. Eso puede dificultar que los agricultores especializados compitan con sus propios productos.

Para contrarrestar este problema, muchas comunidades están desarrollando cooperativas de alimentos con agricultores y mercados locales. Por una pequeña tarifa, los clientes pueden “pagar por adelantado” alimentos ecológicos que pueden recoger después de que se haya completado la temporada de cultivo.

Los alimentos ecológicos requieren un riguroso proceso de certificación: En la mayoría de los países, los agentes certificadores orgánicos deben certificar las granjas antes de que se pueda asociar la etiqueta de ecológico con los cultivos y productos. 

Alimento Orgánico Certificacdo

Para muchas granjas orgánicas, eso significa que se debe contratar al agente certificador orgánico para verificar que los métodos de cultivo cumplen con los estándares ecológicos actuales que han sido autorizados. 

Las tarifas anuales de certificación se basan en el valor total de la producción orgánica de una granja, lo que significa que algunos agricultores deben pagar tarifas muy altas cada año.

Cuesta más competir con la agricultura ecológica: Además de los costos de certificación que se requieren para comenzar la agricultura ecológica en primer lugar, hay una serie de costos de puesta en marcha adicionales que también deben considerarse. Ciertas enmiendas del suelo, como el polvo de roca, son más caras para muchos agricultores en comparación con los productos químicos tradicionales que se pueden utilizar en la agricultura tradicional.

A medida que mejoran las condiciones del suelo a través de los procesos de agricultura ecológica, los costos en esta categoría generalmente disminuyen con el tiempo. Muchos agricultores orgánicos pueden mantener suelos saludables mediante el compostaje y otros métodos naturales. Sin embargo, eso no es una garantía, por lo que es posible que algunos agricultores orgánicos nunca vean que se desarrollen ahorros de costos con el tiempo en comparación con los agricultores vecinos de productos convencionales.

Algunos productos ecológicos podrían no serlo realmente: Si bien los alimentos ecológicos no contienen pesticidas sintéticos, pueden existir algunas excepciones a la regla. Cuando a los agricultores orgánicos los pesticidas naturales no les han funcionado para controlar las plagas, a veces pueden estar autorizados a recurrir a productos sintéticos en circunstancias específicas. Estos agricultores deben demostrar que las prácticas de manejo de cultivo y otras prácticas ecológicas les han fallado repetidamente.

Eso significa que algunos alimentos ecológicos que se venden pueden haber sido expuestos a los mismos productos químicos y procesos que tienen los alimentos convencionales, pero con precios más altos. Para algunos, eso significaría que no hay diferencia entre productos

Alimento echado a perder

Los cultivos ecológicos generalmente se echan a perder más rápido: Los alimentos convencionales se tratan con conservantes para mantener su frescura durante el proceso de envío. Los alimentos ecológicos no pueden recibir los mismos tratamientos. Para muchos productos, eso significa que las versiones ecológicas se estropearán más rápido que las versiones tradicionales. Si las llegadas de productos se retrasan o se manipulan incorrectamente por algún motivo, es posible que un envío o una cosecha completos nunca lleguen al mercado para su consumo.

¿Por qué es importante la agricultura ecológica en la alimentación?

Si bien los alimentos ecológicos garantizan muchos beneficios para el medio ambiente, no se suele esclarecer demasiado cuáles son sus efectos en la salud para quienes los consumen. Los beneficios que se dicen tener dependen de a quién se le pregunte y qué estudios se consulte. Pero por lo general, hay algunos aspectos respaldados por la ciencia que coinciden en la mayoría de los estudios.

alimentos orgánicos

Menos pesticidas y metales pesados: Las frutas, verduras y granos etiquetados como ecológicos se cultivan sin recurrir a la mayoría de los pesticidas sintéticos o fertilizantes artificiales. Si bien estos productos químicos se han considerado seguros al utilizarse en las cantidades adecuadas para la agricultura convencional, los expertos en salud aún advierten sobre sus daños potenciales a la salud ante una exposición repetida.

Por ejemplo, el herbicida Roundup de uso común se ha clasificado como “probable carcinógeno humano” y el insecticida Clorpirifos se ha asociado con retrasos en el desarrollo de los bebés. 

Round up

Un metaanálisis de 2014 en el British Journal of Nutrition encontró que los cultivos ecológicos no solo tenían menos probabilidades de contener niveles detectables de pesticidas, sino que debido a las diferencias en las técnicas de fertilización, también tenían un 48% menos de probabilidades de dar positivo en la prueba de cadmio, un metal pesado tóxico que se acumula en el hígado y los riñones.

Grasas más saludable: Cuando se trata de carne y leche, los productos ecológicos pueden tener aproximadamente un 50% más de ácidos grasos omega-3 , un tipo de grasa saludable insaturada, que los productos de origen animal convencionales, según un estudio de 2016 en el British Journal of Nutrition. La leche orgánica probada en el estudio también tenía menos grasas saturadas que la no orgánica.

Estas diferencias pueden provenir de la forma en que se cría el ganado orgánico, con una dieta alimentada con pasto y más tiempo al aire libre, dicen los autores del estudio. Creen que cambiar de productos convencionales a orgánicos aumentaría la ingesta de omega-3 de los consumidores sin aumentar las calorías totales o las grasas saturadas.

Grasa Saludable

Sin antibióticos ni hormonas sintéticas: El ganado convencional puede ser alimentado con antibióticos para protegerlo contra enfermedades, lo que facilita a los granjeros criar animales en condiciones de hacinamiento o insalubres. Y con la excepción de las aves de corral, a los animales criados de forma convencional también se les suelen inyectar hormonas de crecimiento sintéticas, para que aumenten de peso más rápido o produzcan más leche.

Pero los rastros de estas sustancias pueden llegar a los consumidores, dice Rolf Halden, profesor y director del Centro de Biodesign para la Seguridad Ambiental de la Universidad Estatal de Arizona. Se cree que los residuos de medicamentos contribuyen a la resistencia generalizada a los antibióticos , dice, y los alimentos ecológicos, que se producen sin antibióticos, “son intrínsecamente más seguros en este sentido”. La carne y los lácteos orgánicos tampoco pueden contener hormonas sintéticas, que se han relacionado con un mayor riesgo de cáncer.

Sin Hormonas

Más antioxidantes, en algunos casos: En un estudio reciente de seis años en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, los investigadores encontraron que las cebollas orgánicas tenían aproximadamente un 20% más de contenido de antioxidantes que las cebollas cultivadas convencionalmente. También teorizaron que los análisis previos, varios de los cuales no encontraron diferencias en los niveles de antioxidantes convencionales versus orgánicos, pueden haberse visto frustrados por períodos de estudio demasiado cortos y variables confusas como el clima.

Cebollas Antioxidantes

La investigación estuvo “muy bien hecha”, dice Guy Crosby, profesor asociado adjunto de Nutrición en la Escuela de Salud Pública de Harvard Chan. Pero señala que este estudio específico “toma solo un aspecto de los fitoquímicos y muestra que pueden mejorarse en condiciones orgánicas”. La cuestión de si los alimentos orgánicos son realmente más nutritivos aún es discutible, agrega. “Si los investigadores hubieran elegido medir una vitamina o mineral diferente, podrían haber encontrado un resultado diferente”.

¿Qué ejemplos de agricultura ecológica existen?

Existen diferentes técnicas que se practican en la agricultura ecológica, algunas de estas son:

La rotación de cultivos

Rotación de Cultivos

La rotación de cultivos es una técnica agrícola en la que los agricultores no cultivan la misma variedad en la misma tierra todos los años; en cambio, cultivan diferentes variedades en rotación para mantener la salud del suelo.

La rotación de cultivos es una técnica agrícola muy beneficiosa que repone el suelo de forma natural, ya que diferentes plantas aportan diferentes nutrientes al suelo. Esta técnica ayuda a controlar plagas, malezas e insectos porque alteran sus hábitats.

Abono verde

Abono Verde

Abono verde consiste en utilizar plantas moribundas que son arrancadas y convertidas en abono. Estas plantas actúan como nutrientes del suelo que ayudan a mejorar su fertilidad.

Compost

Compost

El compost es uno de los mejores fertilizantes naturales utilizados en la agricultura ecológica. Es una materia orgánica reciclada altamente enriquecida con nutrientes que mejoran la calidad del suelo y mejoran la producción de cultivos.

Diversidad de cultivos

Diversidad de Cultivos

Una nueva práctica llamada Policultivo se está volviendo tendencia en tiempos actuales. En el policultivo, se pueden cultivar muchas variedades simultáneamente para satisfacer la creciente demanda de alimentos en todo el mundo.

El método de policultivo también ayuda a producir los microorganismos beneficiosos del suelo necesarios para impulsar la producción.

Manejo del suelo

El suelo es el requisito principal del cultivo. El suelo agota su calidad ya que pierde sus nutrientes después de cultivarlo. Por lo tanto, el manejo del suelo es crucial para recargarlo con los nutrientes necesarios.

El principal objetivo de la agricultura ecológica es aumentar la calidad del suelo mediante el uso de métodos naturales. Es por eso que la agricultura ecológica se enfoca en utilizar bacterias (presentes en los desechos animales) que ayudan a aumentar el nivel de nutrientes en el suelo, haciéndolo fértil para una mayor producción.

Control biológico de plagas

Control biológico de plagas

Las tierras agrícolas son el hogar de muchos organismos. Algunos de estos organismos son útiles para la producción, mientras que otros pueden ser bastante dañinos para los cultivos ya que interrumpen su crecimiento.

Además, se necesita controlar el crecimiento y la población de los organismos nocivos para mantener la fertilidad del suelo y la integridad de los cultivos. Por lo tanto, los agricultores orgánicos pueden usar herbicidas y pesticidas suaves (con menos químicos) o naturales para controlar las plagas biológicamente. Los agricultores también pueden desinfectar la granja adecuadamente para controlar los organismos nocivos en el campo.

Manejo de malezas

Las malas hierbas o malezas son plantas innecesarias que crecen junto con los cultivos en los campos agrícolas. Estas malas hierbas absorben la mayoría de los nutrientes disponibles en el suelo y, por lo tanto, afectan la producción. Los métodos de agricultura ecológica tienen como objetivo reducir el crecimiento de malezas en lugar de erradicarlo.

Manejo de Malezas

El mulching (acolchado de hojas) y la siega son dos técnicas que se utilizan principalmente para el manejo de malezas en la agricultura ecológica. En el acolchado, los agricultores usan residuos de plantas o películas de plástico en la superficie del suelo para bloquear el crecimiento de malezas.

Por otro lado, segar es un proceso que trabaja en la remoción de malezas para minimizar su crecimiento en el campo. Por lo tanto, las técnicas de manejo de malezas ayudan a mejorar el crecimiento del cultivo.

Solarpedia