Casas enterradas

Casas Enterradas Solarpedia

Hay muchas maneras de construir casas más allá de las típicas con cuatro paredes y un techo que todos conocemos. Las casas enterradas, por ejemplo, son aquellas que se construyen rodeadas de tierra o vegetación en las paredes o que se sumergen completamente bajo tierra. Como tales, estas bioconstrucciones, son ideales para las personas que buscan viviendas sostenibles que soporten las condiciones climáticas mejor que las casas típicas. En este artículo, evaluaremos los tipos de casas enterradas y los beneficios que estas presentan.

Ejemplos de casas enterradas

¿Qué son las casas enterradas?

Casas Enterradas Islandia

Cuando a una casa se le agrega suelo de tierra en sus alrededores o techo, se construye por debajo del nivel del suelo o se ubica completamente bajo tierra, entonces se denomina una casa enterrada. Un diseño de atrio o patio puede acomodar una casa enterrada y aun así brindar una sensación de amplitud. Tal casa está construida parcial o completamente bajo tierra en un sitio plano, y los principales espacios habitables rodean un patio central al aire libre. Las ventanas y puertas de vidrio que se encuentran en las paredes expuestas que dan al atrio brindan luz, calor solar, vistas al exterior y acceso a través de una escalera desde el nivel del suelo.

El diseño del atrio es apenas visible desde el nivel del suelo, crea un espacio exterior privado y brinda una buena protección contra los vientos invernales. Los diseños de estas casas son ideales para sitios de construcción sin vistas panorámicas al exterior, en desarrollos densos y en sitios en áreas ruidosas. Es probable que la ganancia solar pasiva (el calor que se obtiene a través de las ventanas) sea limitada debido a la posición de las ventanas de la casa, y el drenaje del patio y la remoción de nieve se deben considerar cuidadosamente durante el diseño.

Tipos de casas enterradas

Hay muchos tipos de viviendas protegidas de tierra. Estos tipos difieren en función de cómo se integran con o en la tierra. El grado de cobertura afecta la temperatura interior, el impacto ambiental y el diseño general. A continuación, explicaremos cada una de ellas.

Casas cubiertas de tierra

Las casas cubiertas de tierra solo cubren sus techos con tierra. Estos techos se denominan típicamente “techos vivos”, “techos verdes” o “techos de tierra”. Los techos vivos pueden ser tan simples como el césped, mientras que los techos más intrincados presentan un follaje y una vegetación exuberantes. La mayoría de los otros tipos de casas protegidas de tierra también cuentan con un techo vivo.

Casas bajo colinas

Casas bajo colina

Las casas bajo colinas se construyen en laderas o colinas con una pared hacia afuera mientras que la tierra cubre las otras paredes y el techo. Estas casas generalmente se construyen sobre el suelo.

Estas casas presentan una pared expuesta, que es la que presenta ventanas para absorber el calor pasivo del sol. Para lograr esto de manera efectiva, la mayoría de las casas en las colinas están ubicadas en áreas donde la pared expuesta puede mirar hacia el sur para absorber la mayor cantidad de luz solar posible.

Las habitaciones que necesitan luz natural, como dormitorios, cocinas y salas de estar, se construyen más cerca de la pared expuesta. Las habitaciones que no necesitan luz natural, como los cuartos de almacenamiento y los baños, se construyen comúnmente más lejos de la pared expuesta.

Casas con bermas

Las casas con bermas suelen tener tierra empujada contra las paredes exteriores y pueden tener tierra cubriendo el techo. La tierra que rodea la casa ayuda a aislar la temperatura interior absorbiendo y almacenando calor. El suelo también ayuda a controlar el drenaje pluvial ya que la tierra contra las paredes se inclina hacia afuera de la casa. Si se necesita drenaje adicional, los residentes pueden agregar tuberías y desagües.

Al igual que las casas bajo colinas, las casas con bermas normalmente se construyen donde las paredes expuestas pueden mirar hacia el norte (al sur si se reside en el hemisferio norte) para absorber la mayor parte del calor. Los tragaluces a veces se usan para aumentar la ventilación y la luz solar en las partes del norte de la casa. Las casas con bermas tienen menos problemas con la humedad en comparación con las casas subterráneas, ya que están construidas sobre o solo parcialmente bajo tierra.

Casas subterráneas

Las casas subterráneas se construyen por debajo del nivel del suelo y generalmente cuentan con un atrio o patio central abierto para permitir que los residentes tengan acceso a la luz y el aire. Estas casas tienen habitaciones que necesitan calor, como dormitorios y salas de estar cerca del centro para obtener la máxima energía. Esta apertura central también brinda a los residentes un espacio exterior privado y protección contra los fuertes vientos. Dado que las casas subterráneas están aisladas, también son más adecuadas para las personas que desean alejarse de las áreas ruidosas o desean más privacidad en un lugar densamente poblado.

Casa Subterránea

Estas casas normalmente están más dispersas que otros tipos de casas protegidas de tierra, por lo que no son tan buenas para capturar el calor. Si están mal construidas, la falta de calor puede generar problemas de humedad, condensación o moho. La mayoría de las casas subterráneas se construyen en climas más cálidos para combatir estos problemas.

Las casas subterráneas sin patio o atrio utilizan tragaluces y otros medios de ventilación para hacer la casa más habitable. Los tubos geotérmicos también se utilizan para mitigar los problemas de calefacción.

Beneficios de las Casas Enterradas

Las casas enterradas garantizan naturalmente muchos beneficios ambientales. Además, son excelentes para conservar energía y ahorrar dinero con el tiempo. A continuación, enumeramos algunos de los beneficios de residir en un hogar enterrado.

Beneficios ambientales

Las viviendas enterradas tienen un menor impacto ambiental porque se construyen en un entorno natural. Esto ayuda a que el ecosistema natural prospere ya que no se ve interrumpido por la presencia y construcción de un edificio tradicional.

Biodiversidad: Estas casas están rodeadas mucho mejor del hábitat natural que las casas construidas tradicionalmente, ya que el suelo está directamente incorporado en su construcción. Dicha incorporación ayuda a mantener la flora y la fauna existentes en el área.

Drenaje: Los techos verdes en particular absorben y filtran el agua de lluvia y la devuelven a la atmósfera a través de la evaporación. Esta absorción ayuda a retardar el flujo de agua de lluvia a los sistemas de alcantarillado y evita inundaciones.

Seguridad

Las casas enterradas son excelentes para proteger las estructuras del hogar y pueden soportar condiciones climáticas extremas mejor que las casas normales.

Durabilidad: La vegetación y el suelo de los techos vivos pueden soportar los vientos y lluvia mucho mejor que los techos normales. Tener un techo vivo que pueda soportar mejor los rayos UV y las fluctuaciones de temperatura puede duplicar o triplicar la vida útil de un techo. Este nivel de protección también se aplica a la tierra que rodea el resto de la casa.

Privacidad: Dependiendo del estilo de la casa, las casas enterradas pueden ofrecer más privacidad en comparación con las casas tradicionales. Las casas subterráneas ofrecen la mayor privacidad ya que es difícil para los transeúntes miren dentro.

Ahorro de costos

Los gastos iniciales de construcción de una casa protegida con tierra pueden ser costosos, a veces cuestan alrededor de un 20 por ciento más de lo que vale construir una casa tradicional. Sin embargo, vivir en un hogar enterrado puede ahorrar más dinero con el tiempo.

Aislamiento: La tierra que rodea estas casas absorbe y libera calor lentamente en lugar de atraer y atrapar el calor como un techo típico. Además, la tierra reduce la infiltración de aire exterior y da como resultado un clima interior más mantenido. Las temperaturas interiores estables reducen la necesidad de usar calefacción o refrigeración central, por lo tanto, reducen el uso general de energía y los costos a lo largo del tiempo.

Bajo mantenimiento: Una vez que se completa la construcción, las casas enterradas requieren un mantenimiento relativamente bajo y no requieren refacciones adicionales si se construyen correctamente.

Control de ruido: Las casas enterradas proporcionan una insonorización natural. Esto ahorra el costo de insonorizar las habitaciones y es especialmente útil para casas construidas cerca de áreas ruidosas.

Seguro más económico: Muchas compañías de seguros ofrecen incentivos y descuentos por tener características “ecológicas” en su hogar. El seguro también puede costar menos, ya que este tipo de casas pueden soportar mejor los elementos en comparación con las casas tradicionales. Sus ahorros de costos exactos dependen del estado en el que se encuentra la casa, los códigos de construcción del área y la póliza de seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solarpedia