Casa Numa: Una arquitectura mexicana construida enteramente con madera de cocotero ecológica

Casa Numa
Casa Numa

Un estudio mexicano de arquitectura conocido como RED Arquitectos ha creado una casa hecha casi en su totalidad con madera de cocoteros y que fue diseñada para integrarse en su entorno en una pequeña isla frente a la península de Yucatán.

Ubicada en la Isla Holbox en el estado mexicano de Quintana Roo, Casa Numa es una vivienda de 160 metros cuadrados pensada para ser casa de veraneo y de alquiler vacacional.

La estructura se destaca por estar completamente hecha de madera de palma de coco, un material que, a pesar de ser naturalmente abundante en el área, rara vez se usa para viviendas, dijo la fundadora de RED Arquitectos, Susana López González.

“En Quintana Roo y su estado cercano, Tabasco, hay abundancia de cocoteros”, dijo López González. “Algunos son derribados por los huracanes y aunque también tienen una vida natural muy corta, envejeciendo rápidamente”.

Planos de la Casa Numa

Susana dijo que la madera no estaba disponible industrialmente y solo podía obtenerse a través de los artesanos que la usan en su práctica, a pesar de que México es una de las principales naciones productoras de cocoteros del mundo.

“En el sureste de México, la vivienda tradicional se basaba en la palma de coco”, dijo. “Lamentablemente su cultura de construcción se perdió, provocando el desconocimiento de este sistema constructivo integral”.

Un frente de lamas verticales de madera aporta privacidad y ayuda a minimizar la contaminación lumínica nocturna.

Con Casa Numa, López González pretendía utilizar la madera de palma de coco para crear un objeto escultórico “visualmente impactante” que se integrara a la isla a través de su materialidad.

La casa de dos pisos está envuelta con una pared en forma de celosía de listones de madera verticales, que permite vislumbrar parcialmente la casa durante el día y crea un juego de luces similar a una linterna por la noche.

Mientras que la madera de palma de coco del continente forma la estructura y las paredes, una madera más dura, de los árboles de zapote de la isla, se utilizó en los pilotes y las escaleras de la casa.

Interior de la Casa Numa

En el interior cuenta con sala comedor, baño, recámara principal, terraza y alberca en el primer nivel, y otras dos recámaras, un baño y terraza en el último piso. Están unidos por una escalera exterior.

El interior está terminado con chukum, una antigua técnica de estuco maya creada con la corteza del árbol nativo de chukum, así como con agregados de arena blanca del sitio.

El uso de estos materiales prescindiendo de manos de pintura y cerámica, ayudaron a reducir la huella de carbono del edificio.

Casa Numa también cuenta con un sistema de tratamiento biológico de aguas residuales y fue diseñado para evitar el exceso de contaminación lumínica.

Su construcción tomó seis meses, por dentro y por fuera, lo que RED Arquitectos estima que es menos de la mitad del tiempo para una casa del mismo tamaño hecha con un sistema de construcción tradicional.

Un ejemplo de arquitectura sustentable

Para estar lista para la construcción, la madera de palma de coco se trató con un sellador acrílico a base de agua para evitar la deshidratación, y deberá volver a tratarse como mínimo cada seis meses. El tratamiento es también un retardante de fuego.

RED Arquitectos espera que Casa Numa tenga una vida útil de 60 a 80 años y deje una huella de carbono mínima.

López González dijo que esperaba que la vivienda proporcionara un modelo para futuras construcciones en la isla Holbox, que tiene un delicado ecosistema de manglares que ha sido dañado por la construcción comercial.

“Casa Numa es un ejemplo de que con la palma común puede generarse arquitectura, empleo y aprovechamiento de una materia prima que está al alcance de todos”, dijo.

“Esperamos que este sistema constructivo se utilice más en la región para la construcción de viviendas confortables, dignas, amigables con el medio ambiente y de bajo costo”.

Más imágenes de la Casa Numa


Más casas naturales

¡Hazlo tú mismo!


Si te gustó, no olvides compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solarpedia