Científicos australianos crean una tinta electrónica capaz de imprimir paneles solares económicos

Paneles Solares Imprimibles Solarpedia
Paneles Solares Imprimibles Solarpedia

Este avance tecnológico liderado por el científico australiano Paul Dastoor consiste en la obtención de energía a través de paneles solares livianos y delgados fácilmente imprimibles, como una pegatina, y que se pueden adherir en cualquier superficie.

El profesor de física de la Universidad de Newcastle (UON) dijo que la tecnología está a un par de años de su plena comercialización y establece que “se está preparando para construir la primera fábrica para producir energía solar impresa del mundo”.

Paul Dastoor

¿De qué están hechos los paneles solares?

Los paneles solares están hechos de silicio. Este elemento sin impurezas es un material ideal para el transporte de electrones. Para lograr esto, el silicio se combina con otras sustancias que crean cargas positivas o negativas, como el fósforo, que tiene cinco electrones, y el boro, que tiene tres. Esto es así porque se deben generar cargas tanto positivas como negativas para que pueda fluir la electricidad.

Energía Solar Permacultura
Energía Solar

Las placas de fósforo negativas y las placas de boro positivas se intercalan en el panel con cables entre ellas. Estos paneles, a su vez, están revestidos de vidrio antirreflectante. También cuentan con un inversor que convierte la corriente continua generada en corriente alterna.

La tinta electrónica

La tinta conductora es más eficiente que las que los paneles fotovoltaicos convencionales. Además, su material facilita la conducción de la energía solar incluso en días nublados, y la energía de la luz de la luna se transmite fácilmente con esta tinta.

Las impresoras cotidianas colocan polímeros orgánicos líquidos sobre láminas de material, como tinta sobre papel, para crear un panel solar de tan solo 0,075 milímetros de espesor que se puede pegar, con cinta adhesiva especial, a una variedad de superficies. Los paneles solares fotovoltaicos de techo tradicionales utilizan silicio para conducir la electricidad.

“Ninguna otra solución de energía renovable se puede fabricar tan rápido como estos paneles. En nuestra impresora a escala de laboratorio, podemos producir fácilmente cientos de metros de material por día, y en una impresora a escala comercial, esto podría aumentar a kilómetros. Si solo tuviera 10 de estas impresoras funcionando las 24 horas del día, podríamos imprimir suficiente material para abastecer a 1000 hogares al día”, dijo el profesor Dastoor.

El profesor Dastoor dijo además que, en un futuro cercano, la tecnología solar impresa podría desarrollarse para adaptarse a casi cualquier superficie para brindar iluminación urbana, accionar bombas de agua en los costados de las carreteras, y energía eléctrica para los refugios contra desastres, las caravanas y los equipos para acampar, y para instalarle cualquier cosa, desde persianas inteligentes para edificios residenciales hasta cubiertas flotantes para presas y piscinas, cubiertas de invernaderos o incluso velas de yates.

“Imagínese un mundo donde todos tengan acceso a la electricidad y donde cada superficie pueda generar energía limpia, de bajo costo y sostenible a partir del sol”, concluyó el profesor Dastoor.

Desafíos futuros de esta tecnología

Pero no todo es viento en popa para la energía solar impresa. Si bien su costo de producción de 10 dólares por metro cuadrado es muy bajo, y los paneles pesan casi nada en comparación con los paneles solares tradicionales, que inclinan la balanza a unos 15 kilogramos por metro cuadrado, la energía solar impresa es mucho menos eficiente y duradera que las otras tecnologías establecidas.

Los paneles solares impresos duran solo dos años y brindan solo el 2 por ciento de la eficiencia de los paneles de techo, que están construidos para durar unos 20 años.

El profesor Dastoor dijo que su equipo había calculado que, para ser competitivo, su tecnología solar impresa necesitaba ofrecer una vida útil de tres años y operar al 3 por ciento de la eficiencia de la tecnología existente, lo que dijo se lograría “dentro de los próximos dos años”.

Australia es uno de los tres principales productores de gases de efecto invernadero del mundo. Ante tal hecho, la población ha pedido a su gobierno que tome medidas para solucionar el problema y parecería que sus exigencias están siendo escuchadas.

Video


¿Viste esto?


Si te gustó, no olvides compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solarpedia