TOP 5 Biodigestores caseros que tú mismo puedes construir | VÍDEO

TOP 5 biodigestores caseros

El día de hoy te enseñaremos a encontrar los diseños de biodigestores caseros que mejor se adapten a tus necesidades y así puedas hacerles frente a una factura del gas que se vuelve más y cada vez más costosa ¡Empecemos!


¡Mira nuestro vídeo!


Mini biodigestor casero disolvente de basura

Biodigestores caseros Pequeños

Inauguramos este top con un biodigestor experimental. Si nunca has construido uno antes, el probar con uno pequeño te otorgará una experiencia inicial para familiarizarte con la dinámica de preparación y cuidados de un biodigestor convencional. Y con lo pequeño que es este modelo podrás hasta utilizarlo en residencias pequeñas como departamentos, así que sácale el mejor provecho.

Preparar el recipiente

Para construirlo comienza por conseguir un recipiente con tapa, como un balde de pintura, y hazle un orificio en el centro de la tapa con un taladro o con una herramienta similar. Como siguiente paso, vas a colocarle un trozo de manguera por el agujero hecho y lo vas a pegar con silicona o con un pegamento similar. Ahora hazle un segundo agujero a la tapa con una cierta distancia del primero y pégale un tubo más largo desde el lado de afuera, este servirá de desagüe del mini biodigestor.

Consejos sobre el uso de residuos

Como el proceso de descomposición de la basura suele ser muy largo, en un bol vamos a mezclar sal de roca con amonio y potasio (sal gruesa y fertilizante artificial en resumidas cuentas), junto con un poco de agua.

Ahora ya puedes empezar a llenar el balde con basura. Puedes agregarle el material orgánico que desees como resto de verduras, cascará de frutas, carne, yerba, restos de café, etcétera. Sin embargo, evita colocarle cáscara de huevos, pieles de cebolla y ajo, huesos u otros residuos fibrosos o inorgánicos, ya que estos no se degradarán muy bien. Este consejo que te doy aplica para todos los modelos de Biodigestores de este top, así que recuérdalo muy bien. Por último, pero no menos importante, debes agregar abono animal junto con algo de tierra  con alto contenido bacterianos, esto es importante porque estos microbios son lo que producirán gas para el biodigestor.

Cuando llenes el recipiente hasta la mitad con basura, es hora de que le agregues encima la mezcla de fertilizante con sal junto con un poco más de agua para que el balde quede tres cuartas partes lleno. Hecho esto, colócale la tapa al recipiente y séllalo muy bien.

Configuración del quemador de biodigestor

Ahora es turno de trabajar con el quemador. Si tienes un mechero bunsen en casa puedes desarmarlo para adaptarlo al tope del biodigestor. Agrégale una salida de gas en forma de hornalla para que se adapte lo más posible a una cocina clásica. Si no tienes un mechero bunsen, puedes conectar el tubo de salida a una estufa de biogás pensada precisamente para este fin.

Sin embargo, puede ser que estas sean muy difíciles de conseguir y solo encuentres de gas licuado. Si ese es tu caso, la presión no será suficiente en la cámara de combustión para que el biogás arda, por lo que tendrás que hacerle algunas modificaciones al quemador. En principio, solo tendrás que perforar la boquilla de entrada de gas con un agujero más grande, para este tipo de biodigestor debería ser suficientes.

Pero si continua sin quemar bien, intenta agrandar los orificios de salida de la hornalla con un taladro y una broca muy fina. Cuando tengas el biodigestor armado, ahora perfora la tapa de una botella y pégale la otra punta del tubo flexible. Vuelve a colocar la tapa en su botella y ponla al lado del biodigestor. Ahora deberás esperar unos cuantos días hasta que la presión del biogás generada por la descomposición de la basura empuje toda el agua en el interior del biodigestor hasta llenar la botella por completo. Cuando esto ocurra, se significará que el biogás ya está listo para aprovecharse.

Comienza a preparar la estufa como diga las instrucciones del fabricante, coloca encima lo que desees cocinar, enciende la hornalla y listo. Ya tienes tu biogás para uso personal. Sin embargo, al ser un biodigestor pequeño el gas solo te durará unos minutos. Si lo que necesitas es mucho más, abróchate el cinturón porque recién estamos comenzando.

Biodigestor casero mediano de bidón de plástico

Biodigestores caseros medianos

Este es uno de los Biodigestores caseros más populares de todo el internet. Y no es para menos, su tamaño suele ser el justo para una vivienda unipersonal y su construcción es bastante sencilla.


Para hacerlo necesitarás obviamente un bidón de plástico que puede ser de doscientos litros más o menos y unos cuantos accesorios de PVC, de los cuales como mínimo, deberán ser los siguientes: dos codos, tres adaptadores macho y hembra, cincuenta centímetros de tubo sanitario, una válvula de bola y una llave de gas todo de media pulgada. Además, necesitará un adaptados macho con un tapón de dos pulgadas (o cinco centímetros) y un tubo de cincuenta centímetros de dos pulgadas también.

Construcción de la plomería

Como primer paso, tendrás que construir la plomería de salida de excesos líquidos uniendo las piezas de pvc como se muestra en pantalla. De abajo hacia arriba, adaptador hembra, adaptador macho, tubo corto, codo, tubo largo, codo girado en noventa grado y tubo corto. Ahora vamos con el desagüe, esta combinación de adaptador hembra, macho, tubo corto y válvula bola será la llave de desagüe de nuestro biodigestor.

Consiga ahora brocas coronas de distintos tamaños y con la ayuda de un taladro tendrá que hacer uso cuantos agujeros en la tapa y cuerpo de bidón de plástico que hará de biodigestor. Comience haciendo uno de dos pulgadas a un costado de la tapa del bidón y luego otro de media pulgada en el centro de la misma. Para el cuerpo, haga otros dos orificios de media pulgada. Uno en un costado de la base del bidón y el otro treinta centímetros más arriba. Puede lijarlos un poco si lo desea.

Instalación de las conexiones

Ahora llega el turno de hacer las conexiones. Pase un adaptador macho de media pulgada a través del orificio pequeño de la tapa y del otro lado hacia afuera del bidón enroscar la válvula de gas con cinta de teflón. Repetir el proceso con el adaptador macho de dos pulgadas, cuando termine de roscarlo. Colóquele el trozo de cincuenta centímetros de tubo de dos pulgadas del lado de adentro y desde afuera la tapa del adaptador. Aquí será donde alimentaremos nuestro biodigestor con los residuos orgánicos que especificamos para puesto anterior y lo mismo aplicará para el resto de Biodigestores en adelante.

Ahora vamos a conectar el adaptador macho del sistema de salida de exceso de líquidos en el orificio cerca del centro del bidón, asegúrate que quede parado. Por último, conecte otro adaptador macho desde adentro del bidón en el agujero de más abajo y enrosque desde afuera el sistema de desagüe construido previamente.

Sellar el interior del biodigestor

Para terminar, coloque la tapa del bidón y obtendrá el diseño definitivo de su biodigestor mediano casero. Cuando ya esté seguro de la disposición de las piezas, selle los tubos con pegamento para PVC y la tapa al bidón con silicona. Con esto hecho, ya puede comenzar a llenar su biodigestor y conectar su estufa al final de la llave de gas. Como curiosidad, algunos extras de esta versión de biodigestor utilizan un salvavidas de intermediario para llenar de gas este y elevar la presión de salida y, a veces también, aumentan el orificio de entrada de alimentación con una cupla reductora para facilitar el llenado. Dejo a tu criterio si deseas optar por estas modificaciones.

Biodigestor casero grande de cúpula flotante

Biodigestores caseros flotantes

A partir de aquí entramos en las ligas mayores. Los diseños de los Biodigestores anteriores estaban pensados para aprovechar el biogás de forma esporádica, ya que se asumió que aún se posee de otras fuentes de combustible hogareño como gas de red o gas licuado.


Pero si tu intensión es ir en serio y comenzar a depender pura y exclusivamente del biogás que produces, entonces fabricaremos un biodigestor mucho más grande de cúpula flotante. Este modelo se caracteriza por tener un techo móvil, es decir, a medida que el biodigestor produce biogás una cúpula que tiene encima se mueve verticalmente para hacer más espacio para combustible y así disminuir la presión interna del tanque y retener más gas.

Aprende a construir este biodigestor casero al detalle y descarga un manual de paso a paso al final, en el artículo de aquí.

Pasos previos a la construcción

Para construirlo tendrás primero que determinar las medidas del mismo que mejor se adapte a tus necesidades. Como regla sencilla necesitarás un tanque digestor de mil litros por cada cinco kilos de residuos orgánicos que se genere al día. Si generas menos residuos necesitarás uno más pequeño, pero si produces más de cinco kilos de residuos al día debes conseguir uno más grande de mil litros. Para el tanque colector, es decir, el tanque que se pondrá encima para hacer de cúpula acumuladora de gas se suele utilizar un tanque de un calibre medida inferior a digestor. de forma estandarizada, y aplicable a la mayoría de las viviendas unifamiliares, se suele utilizar un tanque digestor de setecientos cincuenta litros y un tanque colector de quinientos.

Tanque Digestor

Para convertirlo todo en un biodigestor conjunto, el procedimiento es muy parecido al del puesto anterior pero con algunas diferencias. Para construirlo, empieza por cortar la parte de arriba de ambos tanques con una sierra. Al colector le puedes hacer un corte limpio, mientras que al digestor puedes dejarles los bafles ya que nos serán útiles para montar la cúpula móvil. Ahora llega la parte de hacerle los agujeros al tanque digestor correspondientes a la entrada de residuos y salida de exceso de lodos.

Como imaginarás, necesitaremos tubos y accesorios más anchos dado a que trabajamos con mayor volumen de biogás así que recomendamos tubos de diez centímetros de diámetro o más. Haga un orificio a un costado de la base del tanque del diámetro sugerido y coloque un codo de PVC con compuerta, esto último es necesario para que este mismo codo haga de entrada de residuos y de desagüe y no tener que hacer orificios adicionales en el tanque. Asegura bien la conexión con adhesivo o compuesto epoxi, y agregue y pegue también un tubo largo con tapa al otro extremo del codo para hacer más accesible la alimentación del biodigestor.

Ahora es turno del orificio de salida de exceso de lodos, hágalo lo más cerca posible del tope de tanque digestor y córtelo con cuchillo y sierra. al igual que el anterior, pegue el borde de un tubo del diámetro sugerido al orificio con pegamento o compuesto epoxi y agregue más codos y tubos según corresponda para dirigir los excesos de lodos donde usted quiera.

Tanque Colector

Ahora vamos a crear la parte móvil del biodigestor. Para este paso tendremos que adherirle cuatro tubos largos de tres centímetros de diámetro o más, a cuatro bafles que dejamos en el tanque digestor y nuevamente vamos a cortar y pegar con compuesto epoxi los tubos en la parte superior de los bafles de forma que queden como se ve en la imagen.

Es turno del tanque colector ahora, a este tendremos que pegarle cuatro cuplas con un diámetro más grande que los tubos para que puedan deslizarse a través de estos sin problema, colócalos a la misma altura de los tubos, espera que el compuesto o pegamento se seque y da vuelta el colector para colocarlo sobre el digestor. Como paso final tendremos que perforar el agujero para la salida del biogás, al igual que hicimos en el puesto anterior.

Puedes usar la misma configuración anterior o mejorarla un poco utilizando un adaptador macho, un niple, un codo roscado y una válvula y manguera para gas, todo de latón y de media pulgada de diámetro. Sella bien el sistema de salida de biogás y lleva la manguera hasta tu quemador. Ya tienes tu biodigestor tamaño grande para aprovechar el biogás con mayor frecuencia. Como consejos adicionales, te recomendamos que pongas un peso sobre el tanque colector para que al inflarse la cúpula, esta no se salga y deje escapar el biogás, y con los excesos de lodos generados recuerda que puedes aprovecharlos como abono para tus plantas.

Biodigestor casero múltiple con tanques IBC

Este biodigestor podría considerarse una variante del anterior. Sin embargo, construir tu proyecto con uno o varios tanques IBC, o grandes recipientes de mercancías a granel, te permitiría disponer de biogás en aún más cantidades debido a que estos suelen ser más baratos que los del puesto anterior e incluso pueden interconectarse para lograr mayor volumen de acumulación.

Adicionalmente, los tanques IBC ya vienen con orificios de entrada y salida en su diseño por lo que muchos cortes tediosos necesarios para construir otros Biodigestores pueden omitirse y, en definitiva, este es un proyecto mucho más escalable por su menor costo y posibilidad de expansión.


Para construirlo necesitarás al menos un tanque IBC, pero si consigues más, mejor ya que dispondrás de más reservorios para el biogás. Como el depósito tiene una válvula de desagüe en la base, solo necesitaremos hacerle tres orificios con un taladro con brocas coronas en la parte superior un poco cerca de las esquinas. Dos de ellos deben ser de cinco centímetros y uno de diez, a este último lo utilizaremos para alimentar con residuos a nuestro biodigestor. Ahora vamos a colocarle adaptadores de boca de tanque del mismo diámetro que los agujeros y los aseguramos al sitio con pegamento.

Instalación de los tres tubos

Llega el turno de colocar los tubos, todos estos pueden ser de la misma longitud sobresaliendo unos cincuenta centímetros del tanque IBC. Al de diámetro más ancho, o sea el tubo de alimentación, le vamos a cortar la base en diagonal con una sierra de mano en un ángulo de sesenta grados. Con esto ya podemos colocarlo, asegurarlo con silicona y agregarle un reductor para facilitar el vertido.

Al tubo de salida del gas vamos delimitarle bien la porción que estará bajo del tanque y, a continuación, le haremos dos agujeros de cinco centímetros con brocas corona justo debajo de la marca y en lado opuestos para que por ahí ingrese el gas. Sellar correctamente este tubo con silicona también y en el tope agregar un acoplamiento de media pulgada, un pequeño tubo y válvula por donde saldrá el gas.

Por último, al tercer tubo le haremos un agujero con broca corona que quede a la altura de medio tanque desde adentro, lo ponemos en su sitio y lo sellamos con silicona. Aun que no lo parezca este hará de eliminador de exceso de líquidos. Si le cortamos un trozo de este tubo, le agregamos un conector “t” de su tamaño y luego dos otros tubos conectados con un codo par que terminen en un balde en la base, obtendremos un biodigestor que por la presión del propio gas interior vaciará los excesos de líquidos internos.

Detalles y diseños adicionales

El diseño del biodigestor esta esencialmente completado. Procediendo al igual que los otros Biodigestores, agregar estiércol de animales para comenzar e ir llenando el depósito poco a poco con otros residuos orgánicos hasta conseguir el biogás deseado luego de dos o tres semanas.

Coloque el tubo para el gas en la válvula de salida y diríjalo a su quemador para utilizarlo. Lo mejor que puede ofrecer este biodigestor es su capacidad de combinarse con los de los puestos anteriores. Con unos simples arreglos de tubería puedes llenar bidones, tanques flotantes y hasta otros tanques IBC de forma individual o con diseño similar a un biodigestor de cúpula.

Para construir este último caso, tendrás que cortar la parte superior de dos tanques IBC, meter uno dentro del otro y colocar sus soportes metálicos uno encima del otro para que hagan de guía al elevarse el colector de gas. Puede utilizar la misma válvula de desagüe del tanque superior como entrada del exceso de gas y la válvula de abajo para la salida destinada para su uso.

Biodigestor casero gigante con bolsa tubular

Y hemos dejado el proyecto más ambicioso para el final. Los famosos Biodigestores tubulares son muy utilizados en zonas rurales debido a que en estas zonas se suele contar con una dotación casi infinita de residuos orgánicos y, de entre ellos, abundante estiércol de ganado.


En zonas urbanas puedes arreglártelas para construir los proyectos de los puestos anteriores, pero este último lo recomiendo exclusivamente para los Bricologos del campo, debido al gran espacio que ocupará y los muchos recursos necesarios para alimentarlo. Pero quitando ese problema, este biodigestor está en la cima del top por su aporte casi inacabable de biogás si lo rellenas constantemente, y por la ausencia de tanques pesados y costosos para construirlo.

El insumo más importante para crearlo será, obviamente, una bolsa tubular. Para este proyecto en particular se necesitarán dos piezas de estas de seis metros y medio de largo donde una irá dentro de la otra para mayor resistencia. Otros materiales importantes serán dos tubos PVC de diez centímetros de diámetro y un metro y medio de largo, mas tubos PVC y accesorios pero de media pulgada, una cámara de neumático de coche, sogas, tapas de baldes de pintura, pegamento e imprimación para pvc, palas y algunas herramientas básicas.

Construcción de una zanja

El primer paso para hacer nuestro biodigestor tubular será cavar una zanja de un metro de profundidad, un metro de ancho y cinco metros de largo con ayuda de las palas. Si le pides ayuda a un familiar o amigo te facilitará mucho el trabajo. Luego se deberá agregar una hilera diagonal en cada extremo corto de la zanja rectangular que surja desde medio metro de profundidad, aquí es donde se colocarán los tubos grandes de alimentación.

Accesorios del biodigestor

De forma aparte, ahora vamos a cortar la cámara de neumático de coche en varias tiras que nos servirán para atar la bolsa tubular y otros materiales. Como tendremos que perforar la bolsa en un punto donde saldrá el gas, crearemos también un adaptador con un trozo circular de la cámara de diez centímetros de diámetro y un trozo de plástico duro circular también. Hacemos una perforación central de media pulgada en estos dos elementos y colocamos un adaptador macho.

Como el biodigestor será horizontal tendremos que construir un agitador para mezclar bien el contenido interno. Para ello, haremos un agitador sencillo con dos tapas de balde de pintura perforada en su centro y a los que le pasaremos una cuerda por ahí para que queden distando a un metro y medio entre sí con dos nudos en cada lado y con seis metros más de cuerda hacia afuera. Con este movimiento de los voluntarios en pantalla agitaremos dentro de la bolsa.

Preparación de la silobolsa

Una vez que se hayan introducido los dos trozos de plástico tubular uno dentro de otro y le coloquemos el agitador en el interior, vamos a instalar los tubos de alimentación en ambos extremos. Para ello, marcamos setenta y cinco centímetros en ambos lados e introducimos los tubos grandes de metro y medio hasta esa altura por el centro.

Los pliegues para ajustar los tubos a la bolsa se harán a treinta centímetros desde el borde, hágalos con mucha paciencia, con cuatro dedos de altura y ayúdese de un asistente para hacerlos, le facilitará mucho el trabajo. Cuando haya hecho todos los pliegues, átelos con una de las tiras de caucho de la cámara de neumático y mueva los pliegues para que toda la estructura quede bien cilíndrica. Luego con varias otras tiras tendrá que hacer el sello definitivo hasta que quede todo el tubo cubierto de ellas. Apriete las tiras de caucho con mucha fuerza para asegurarse de que no se escape nada de biogás. Cuando vea que haya quedado bien amarrado, deberá repetir todo el proceso en el otro extremo de la bolsa tubular.

A una distancia de aproximadamente dos metros de unos de los extremos de la bolsa, vamos hacer una perforación de media pulgada con la ayuda de una almohada, un martillo y una estaca. Aquí será donde colocaremos el adaptador macho, la arandela de caucho y el trozo de plástico que preparamos. Aquí también apretar todo bien y agregarle pegamento de ser necesario para que no se escape el biogás.


Instalación del biodigestor tubular

Con esto hecho, ya estamos en condiciones del instalar el biodigestor. Coloque la bolsa tubular en la zanja escarbada con los tubos posados en los huecos diagonales y procesa a inflarla con un soplador. Para este último paso debe tapar el agujero de salida de gas y uno de los tubos de entrada con bolsas plásticas y más tiras de caucho para que no se escape el aire.

Cuando la estructura se ensanche un poquito deberá proceder a llenar el biodigestor con agua y estiércol de animales. Agréguele suficiente agua hasta que el desemboque de los tubos quede completamente inundado y no pueda pasar aire por ahí, luego vierta todas las heces animales de las que disponga. Con esto hecho, ya puede terminar de inflar el biodigestor y tapar el último tubo de alimentación.

Detalles finales del biodigestor

Ya casi terminamos, solo resta agregarle un sistema de purga por exceso de gas al biodigestor. Para ello, agregue un adaptador hembra, un tubo de largo a elección, un codo, otro tubo, un conector “T” y el tubo final que transportará el gas a la cocina. En el hueco libre del conector “T” irá un tubo dentro de una botella con agua y una pequeña abertura cerca del pico, y se sujetará todo con alambre. Por aquí se eliminará el exceso de biogás generado por el biodigestor para protegerlo de sobrepresiones. a todo este sistema tendrá que sostenerlo con más alambre sobre un árbol u otra estructura.

¡Y ahí lo tienes! Cuando el biodigestor haya producido suficiente gas a presión, redirigir las tuberías a la cocina y con la manguera del quemador haga uso de él a su gusto ¿Te acuerdas lo que te había dicho si usabas una estufa de gas licuado en su lugar? pues aquí te recomendamos quitar la boquilla de entrada y conectar la manguera directamente, dado a la reducida presión del biodigestor de bolsa. Pero salvo por este detalle, con este proyecto dispondrás de abundante Biogás y con un suministro ininterrumpido si cargas de purines constantemente a tu biodigestor.


También te podría interesar…
Cómo hacer una bombilla botella solar que funcione de día y de noche (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una bombilla botella solar que funcione de día y de noche (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a fabricar una de las famosas bombillas en botella solar para iluminar los lugares oscuros...
Read More
Cómo hacer un horno solar casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un horno solar casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

En este artículo, te enseñaremos a construir un horno solar casero con el diseño típico de caja con reflectores colocados...
Read More
Cómo hacer un generador eólico vertical casero Lenz2 (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un generador eólico vertical casero Lenz2 (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a construir un generador eólico de eje vertical que hará uso de la energía eólica...
Read More
Cómo hacer un deshidratador de frutas solar casero (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un deshidratador de frutas solar casero (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a crear un deshidratador de frutas solar casero para mejorar el sabor y aumentar la...
Read More
Cómo hacer un refrigerador de arcilla Zeer Pot sin electricidad paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un refrigerador de arcilla Zeer Pot sin electricidad paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

El refrigerador de arcilla Zeer Pot es un invento sorprendente que te brindará una oportunidad de oro para mantener frescos...
Read More
ECO COOLER: Cómo hacer un aire acondicionado con botellas de plástico (Instrucciones + PDF gratis)

ECO COOLER: Cómo hacer un aire acondicionado con botellas de plástico (Instrucciones + PDF gratis)

Este instructivo es una guía paso a paso para construir un ECO COOLER, un aire acondicionado que funciona sin electricidad...
Read More

¡No olvides compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solarpedia