TOP 5 Sistemas de Hidroponía Casera que tú mismo puedes construir paso a paso | VÍDEO

En el artículo de hoy te enseñaremos 5 sistema de hidroponía casera que tú mismo puedes construir paso a paso con materiales caseros. Quédate hasta el final porque a medida que subamos puestos iremos aumentando la efectividad en el diseño de las estructuras de hidroponía. Sin nada más que agregar ¡Comencemos!


¡Mira nuestro vídeo!


Sistema hidropónico Kratky con botellas de plástico

Arrancamos este top con el método de hidroponía más sencillo y menos costoso de construir. La mayoría de sistema hidropónicos requieren de algún tipo de flujo constante para mantener aireado el agua de las plantas. Sin embargo, el método Kratky es de los poco que no requieren de bomba de agua para funcionar e incluso puedes prescindir junto con ellas de otros materiales, como de recipientes especiales, pudiéndose cultivar diversas variades de plantas en simples botellas de plástico.

Si tienes varios de estos recipientes PET puedes crearte sin problema un huerto interior entero siempre y cuando tengas las cantidades de plántulas y de medios de cultivo correctos para ese propósito. existen muchas formas de fabricar estas macetas Kratky con botellas, así que haré un pequeño recopilatorio de distintas personas que cultivaron cuatro variedades diferentes con su propio método.

Cultivo de lechuga con el método Kratky

Para empezar, puedes cultivar lechuga utilizando botellas de gaseosa de dos litros, fibra de coco y semillas de lechuga sin necesidad que ya sea plántula. solo recorta gran parte del pico de una de las botellas con cúter o tijera y da vuelta este para que quede tipo embudo. Luego agrégale varios agujeros con la ayuda de un lápiz quemador en el embudo de botellas para que pueda pasar aire por ellos, hazle un agujero también al centro de la tapa de la botella. A continuación, en una bandeja vas a colocar un bloque de fibra de coco y vas a hidratarlo poco a poco con agua hasta tener tu medio de cultivo suficientemente expandido. cuando tenga el máximo tamaño posible, quítale parte de su contenido para colocarlo dentro del embudo de botella.

Antes de plantar tendremos que disolver un poco de solución nutritiva al agua para que crezca nuestra lechuga. puedes usar la solución que desees, pero por norma general, necesitarás un mililitro de solución por cada dos litro de agua. Llena la botella cortada con la mezcla preparada y coloca encima el embudo con el medio de cultivo. Agrega las semillas de lechuga y recubre las botellas con papel u otro medio oscuro par que no llegue a las raíces. Con esto hecho ya puedes dejar reposar tu sistema Kratky en un lugar bien iluminado para que puedas ver crecer poco a poco tus lechugas. Cuando toda el agua del interior de las botellas se haya agotado, es ahí cuando podrás cosechar tus lechugas o agregarle más de solución hasta que tus plantas tengan el tamaño deseado.

Cultivo de otras variedades con el método Kratky

Siguiendo por esta misma línea, también puedes cultivar tomate, frutilla y hasta repollo si lo deseas. Solo mencionaremos algunas modificaciones en esos casos particulares. Para los tomates puedes cortar solo el pico de la botella y colocar una cesta hidropónica en su lugar, luego dentro colocas la plántula de tomate sostenida con lana de roca y procedes igual que antes rellenando a botella con la solución hidropónica y esperando varios días hasta que el contenido de la botella se vacié por completo. La planta resultante puede que requiera varios llenados adicionales.

Para cultivar repollo, puedes usar el mismo método que los tomates, pero sugiero que reemplaces las botellas por botellones y las cestas hidropónicas por vasos de plásticos con orificios de ventilación hechos con lápiz quemador debido al mayor tamaño de la planta. Puedes cultivar las semillas en los vasos con el medio de cultivo unos días para finalmente colocarlo en la botella con el pico recortado y llena con la solución hidropónica. Finalmente, para las frutillas puede usar el mismo método que con las lechugas, pero usando botellones opacados con pinturas y con más agujeros de ventilación en la tapa y pico recortado.

Sistema hidropónico DWC con balde de pintura

Nos ponemos un poco más profesionales y ahora nos lanzamos a construir un sistema hidropónico de Cultivo de Aguas Profundas. Esta variante apodada con las siglas en inglés DWC (Deep Water Culture), posee un diseño bastante similar al Kratky del puesto anterior, pero con el agregado de un flujo constante de aire utilizando una bomba de aireación para dicho propósito como de la que se usan para peceras.

La ventaja del sistema DWC es su costo reducido al no necesitar partes móviles ni flujo constante de agua para funcionar, volviéndose así la segunda mejor opción para empezar a hacer hidroponía desde casa. Además de la bomba de aire con una piedra difusora, lo materiales adicionales para construir este sistema son un balde de pintura vacío y limpio (ya que necesitaremos su tapa) y una o varias macetas de hidroponía.

Sistema DWC en Balde

Para empezar, consigue un taladro con una broca corona de un diámetro algo menor al tamaño de una de las macetas hidropónicas y hazle un agujero al centro de la tapa del balde o los baldes de pinturas limpios en caso de que quieras sembrar muchas variedades de plantas. Luego coloca la maceta para que tape dicho agujero. Ahora vamos a hacer otro agujero con broca helicoidal del tamaño de la manguera que transportará el aire.

En un punto intermedio entre el hoyo central y el borde de la tapa, hacer el agujero y al terminar pasar el tubo de aireación por ahí. Empujar el tubo hasta abajo y conectarlo a una piedra difusora para que se distribuya mejor el aire. Ya estamos en condiciones de llenar el balde con agua junto con la proporción correcta de la solución hidropónica que más te guste. Llena el balde hasta la altura de la base de la maceta hidropónica. Coloca la plántula o la semillas junto con un medio de cultivo humedecido, conecta la manguera a la bomba de aire, enciéndela y listo ¡ya tienes tu sistema de aguas profundas funcionando!

Sistema DWC en bandeja

Por supuesto que, si tu intención es llevar adelante un cultivo mucho más numeroso, no tienes porqué limitarte a una sola planta. Cultivar con una planta individual con un balde DWC suele ser lo recomendado para asegurar una cosecha de gran calidad de plantas demandantes, como los tomates. Pero para otras variedades más fáciles de cultivar, como las lechugas, puedes recurrir a bandejas con tapa con varias hileras de agujeros donde se colocan las macetas con las plántulas y para así tener una cosecha más abundante. Sin embargo, conseguir recipientes de estos tamaños y el mantener varias plantas que crecen al mismo tiempo te traerá costos y trabajos adicionales, pero si estás dispuesto a probar esta variante de cultivo en aguas profundas no dudes que de todas formas puede valer la pena realizar.

Sistema hidropónico Ebb & Flow con tubos y botellas

Subimos un peldaño más en la eficiencia y complejidad de nuestros sistemas hidropónicos y ahora nos lanzamos a construir un sistema Ebb & Flow. Esta variante, cuya traducción aproximada sería sistema hidropónico de inundación y drenaje, funciona mediante ciclos constante de llenado y desagüe que garantizan la fertilización de las plantas con la solución hidropónica en la primera etapa y al mismo tiempo la aireación de las mismas durante la segunda etapa.

Lo bueno de las cualidades de este sistema es que podemos prescindir de la bomba de aire para ser reemplazada por una sumergible en su lugar. Como materiales adicionales necesitaremos nuevamente botellas de plástico para abaratar costos y algunos accesorios de tuberías de PVC como codos de 2 vías o TEE, codos de 3 vías y tubos PVC de 35 y 10 cm.

La cantidad de los accesorios que necesitarás dependerá de lo largo que sea tu sistema hidropónico, en el caso del que ves en pantalla será de 8 macetas por lo que serán cuatro codos de 3 vías, 6 de 2 vías y 2 codos comunes. Adicionalmente, tendremos que colocar el sistema a una cierta altura para que la inundación y drenaje tengan sentido, así que puedes construir el soporte de la imagen de arriba o directamente utilizar una mesa con las mismas medidas que el sistema hidropónico.

Construcción paso a paso del sistema

Ayudándote con cinta de teflón y pegamento para PVC comenzamos conectando un tubo de 35 cm a dos codos de 3 vías. Luego le siguen otros 2 tubos del mismo tamaño por una salida adyacente a los codos de 3 vías y, a continuación, 2 TEE, otro par tubos largos, otras dos TEE, de nuevo 2 tubos largos y cerramos el circuito con otros codos de 3 vías y un tubo en el medio. Sin embargo, a este último lo cortaremos en 3 partes y le insertamos dos TEE con apenas separación, una de las TEE mirará hacia arriba y la otra hacia el frente. Estas 2 últimas aberturas libres serán la entrada y salida del agua con solución hidropónica, mientras que el resto de aberturas del rectángulo de PVC que construimos serán donde colocaremos las macetas de botella.

Para la abertura de salida del sistema instalaremos ahora un tubo de PVC de 30 cm, un codo simple, otro tubo de PVC, un codo simple más y por último un tubo que pueda llegar lo más cerca del piso posible. En caso de que te lo estés preguntando, esta altura de salida de agua es necesaria para que nuestro sistema Ebb&Flow pueda precisamente inundarse y drenarse en cada etapa, debido a la altura de agua que se podrá alcanzar.

Ahora, lo que nos resta, es recortar las bases de las botellas que harán de macetas hidropónicas, quitarle las tapas y pintarlas para que la luz no impida el crecimiento de las plantas en sus etapas tempranas. Luego de dejar secar la pintura, las adherimos a los tubos de 10 cm que preparamos con ayuda de teflón, pistola de calor o pegamento para luego repetir el proceso en el otro lado de los tubos cortos insertándolos en las aberturas faltantes.

Detalles finales y variantes

El sistema ya está casi terminado. Lo que nos falta es conectar la bomba sumergible a la entrada de agua de nuestro sistema con más tubos, codos, teflón y pegamento para PVC y depositarla en un balde donde también recaiga el tubo de salida. Rellenamos las botellas con un medio de cultivo para nuestras plántulas (como lana de roca, fibra de coco, vermiculita o tierra si no tienes ninguno los anteriores), plantamos nuestras variedades (en este caso berenjena) y las fijamos con cuidado.

Llenamos el balde con agua y con la proporción correcta de solución hidropónica, aseguramos los tubos a la mesa con precintos y ¡Listo! Al encender nuestra bomba sumergible, ya tendremos nuestro sistema Ebb & Flow funcionando. Por supuesto, que puedes variar un poco el diseño de la estructura, como colocando un solo tubo principal y varios armados en “Y griega” para las macetas y para la salida y entrada de agua, entre muchas otras formas. Sea cual sea el diseño que escojas, podrás disfrutar de un cultivo hidropónico que crecerá más rápido que los anteriores y con menor riego de contraer plagas.

Sistema hidropónico NFT casero con tubos PVC

Para este puesto nos toca presentar uno de los métodos de hidroponía más utilizados en la industria de hoy en día. El sistema hidropónico NFT (Nutrient Film Tecnique), cuyas siglas traducidas del inglés significan “técnica de la película nutritiva”, es de los más populares debido a su uso eficiente de agua y nutrientes permitiendo ahorrar gran cantidad de estos recursos para cultivos de gran tamaño. Además, un flujo controlado y constante garantiza un crecimiento rápido de las plantas cultivadas, por lo que la producción siempre se maximiza utilizando este método.

Cabe destacar que, si bien los sistemas NFT suelen ser muy grandes y espaciosos, existen versiones hogareñas completamente funcionales construidas con tubos PVC que ocupan la misma superficie que, por ejemplo, una mesada grande. Y de este tipo es la que elegimos hacer: Necesitaremos 5 tubos PVC de 75 mm de diámetro y 90 cm de largo, más uno extra de 60 cm que conectará a todos. Necesitaremos también 7 tapones y 5 conectores TEE del mismo diámetro.

Construcción de los conductos del sistema NFT

A los 5 tubos de mayor tamaño les haremos varios orificios a lo largo en lugares específicos que marcaremos. Los tubos 1, 3 y 5 marcar desde un borde 13 cm y luego hacer más marcar cada 20 cm. A los tubos 2 y 4, en cambio, marcar desde un borde 23 cm y luego hacer más marcas cada 20 cm también. En medio de todos esos puntos haremos agujeros de cinco centímetros con un taladro con una broca corona. Hacerlos con paciencia y al terminar, eliminar rebabas de los bordes con papel de lija.

Ahora en los extremos de los tubos donde hicimos las primeras marcas tendremos que sellarlos con 5 de los 7 tapones usando pegamento para PVC. Del otro lado tendremos que conectar los conectores TEE. Pero antes, al primero de ellos habrá que agujerear una de sus caras para que pueda pasar un 4° tubo más pequeño de 4 cm o un adaptador de tanque con manguera para que haga de drenaje.

Puedes ya adherir los conectores TEE a los tubos, pero para que se conecten todos tendrás que cortar el 6° tubo que reservaste en seis trozos de 7,5 cm de largo, y a 2 de ellos deberás pegarle los tapones que te sobraron. Teniendo ya los 5 tubos con los TEE adheridos, los unirás con respetando la siguiente seguidilla: un trozo de tubo con tapón, la 1° TEE con el drenaje, un trozo de tubo libre, el siguiente TEE, otro trozo de tubo y así hasta llegar a la última TEE y cerrar con el otro tubo con tapón.

Construcción del soporte para el sistema NFT


Una vez que termines ya tienes el sistema NFT. Este podrías ponerlo sobre una mesa para empezar a operar, pero si prefieres construirle una propia para que no interfiera en ningún otro sitio necesitarás unos cuantos tubos más, pero de 28 mm. No entraré en detalle sobre cómo construir la estructura de soporte para no hacer muy largo este artículo, solo me limitaré a en una imagen los materiales que necesitarás y a mencionarte que no es muy difícil de hacer.

Solo tienes que repetir 2 veces la estructura del sistema Ebb & Flow del puesto anterior con 6 conectores en cada uno, colocarlos en vertical e interconectarlos con cinco tubos en horizontal. Cuando termines, martilla y taladra para agregar tornillos de ser necesario para que la estructura quede fija.

Ahora coloca el sistema NFT encima y adhiérelo al soporte con abrazaderas en “U” de PVC en cada extremo de los tubos. ¿Te acuerdas de la TEE de drenaje? ahí puedes insertar una manguera o 2 tubos con dos 2 para que se depositen en un reservorio rectangular con tapa agujereada.

Configuración de la plomería del sistema NFT

Como último paso hay que agregarle el sistema de irrigación al conjunto. A una manguera de vinilo le insertamos un tapón y la colgamos por toda la baranda con precintos debajo de los extremos con tapones de los tubos. Esta manguera deberá ir conectada a la bomba sumergible dentro del reservorio, pero si no deseas ver que cuelgue suelto puedes cortarla y agregarle tomas en codo debajo del soporte hasta llegar al balde.

Por último, utiliza un perforador de mangueras de goteo para hacer cinco agujeros en la manguera de vinilo junto con agujeros de taladro sobre los extremos de los tubos mayores para así conectar tubos de vinilos más pequeños y así el agua y nutrientes se distribuyan correctamente por ellos. Con esto hecho, tu sistema NFT casero ya está listo. Solo te resta llenar el reservorio con el agua y la solución hidropónica, preparar las macetas con el medio de cultivo y las plántulas para colocarlas en los agujeros de los tubos, encender la bomba y dejar el sistema funcionando hasta que tus variedades crezcan y estén listas para cosecharse.

Sistema hidropónico vertical singular o múltiple

Y para concluir, decidimos dejar para el final un sistema hidropónico modular que toma lo mejor de los demás puestos del TOP y los reúne en uno solo. Las estructuras hidropónicas verticales se caracterizan por ser tan productivas como los sistemas NFT en términos de la cantidad de plantas que se pueden cultivar en un espacio vertical limitado, pero a su vez estas son menos costosas al no requerir de tantos accesorios de PVC para construirse.

Sin embargo, la mejor parte de un jardín hidropónico vertical es su posibilidad de expansión. Si la producción de una sola columna te parece poca, puedes optar por construir más columnas adyacentes conservando el mismo reservorio y dispositivo de bombeo.

Sistema hidropónico vertical simple

Muy bien, vayamos de menos a más. Comencemos con un tubo PVC de 10 cm de diámetro y 10 cm de largo. Imitando el puesto anterior, hacemos una marca a 10 cm de un extremo y luego más marcas con una distancia de 15 cm sucesivas hasta llegar al otro extremo. Rotamos 90° el tubo de PVC para ahora colocar marcas en mitad de donde estaban las de 15 cm. Repetir este proceso rotando el tubo PVC dos veces más para colocar las marcas en mitad de las marcas adyacentes. En total deberían quedarte 28 marcas y todas con un tamaño de raya de 7 cm.

Con una sierra de mano, serrucha solo por las líneas dibujadas para que te quede al final un tubo lleno de ranuras espaciadas como se muestra en pantalla. Ahora ayudándote de una pistola de calor y una botella de vidrio pequeña vas a ablandar el tubo PVC alrededor de una ranura lo suficiente para que puedas insertar la botella y expandir la ranura hasta formar un hoyo. Retira la botella ayudándote de un pañuelo y repite el proceso con las otras veintisiete ranuras procurando que todos los hoyos miren hacia una misma dirección. Cuando termines, pon de pie la estructura y podrás visualizar todos los agujeros formados donde podrás colocar las macetas hidropónicas con las plántulas y medios de cultivo.

Reservorio y dispositivo de bombeo

Para completar el sistema, deberás parar el tubo vertical dentro de un balde con tapa (aquí puede ser un balde de pintura nuevamente con una gran perforación en el centro), y en el tope del tubo deberás colocar un tapón PVC invertido de su tamaño con varios agujeros a modo aleatorios de cinco milímetros y uno de dos centímetros en el centro. Por dicho agujero grande, es donde pasaremos un tubo PVC del mismo diámetro que llegue hasta el fondo del balde. Y a dicho tubo lo conectaremos a una bomba de agua sumergible con algún adaptador en caso de no encajar.

Con esto hecho, llena el balde con agua y solución hidropónica, pon la tapa, el tubo grande con el pequeño concéntrico con la bomba sumergible y el tapón de PVC invertido al final, enciende la bomba y ya tienes tu cascada hidropónica funcionando. Si no tienes macetas hidropónicas, puedes usar vasos descartables en su lugar. Ahora solo rellénalas con medios de cultivo junto con las plántulas y aguarda a la próxima cosecha.

Sistema hidropónico vertical múltiple

Sin embargo, si una sola torre no te parece la gran cosa ¿qué tal cuatro de estas interconectadas? para ampliar este sistema, construye otras cuatro torres (pudiendo ser incluso más altas) y, adicionalmente, construye dos conjuntos de TEE con dos codos conectados con trozos de tubos de diez centímetros y conecta ambos desde las TEE a otra central con más trozos de tubo.

En las aberturas de los codos será donde podrás colocar las 4 torres hidropónicas. Mientras que en el tubo central es donde deberás repetir el sistema de la bomba sumergible con el tubo fino ascendente sostenido con un tapón agujereado. Y en la cima construir un distribuidor con un conector de cinco vías, cuatro tubos que alcancen las torres y cuatro codos y tubos de vertido que se enganchen a las tapas superiores de las torres. Como resultado obtendrás un sistema hidropónico altamente productivo, además de vistoso y que no ocupará demasiado espacio horizontalmente.


También te podría interesar…
Cómo hacer una maceta de autorriego con un tanque IBC (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una maceta de autorriego con un tanque IBC (Instrucciones + PDF gratis)

Si quieres comenzar con un jardín de alimentos pero siempre te olvidas de regar tus plantas, una maceta de autorriego...
Read More
Cómo hacer un sistema de riego por goteo casero con botellas de plástico (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un sistema de riego por goteo casero con botellas de plástico (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a fabricar un sistema de riego por goteo casero que mejor se adapte a sus...
Read More
Cómo hacer un domo invernadero económico para el jardín paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un domo invernadero económico para el jardín paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Un domo invernadero es un invernáculo con forma de domo geodésico. Estas construcciones son hermosas, sin duda, y tiene muchas...
Read More
Cómo hacer un invernadero casero mediano en el jardín (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un invernadero casero mediano en el jardín (Instrucciones + PDF gratis)

Tener un invernadero pequeño casero es una excelente manera de ampliar y diversificar su jardín, lo que le permite cultivar...
Read More
Cómo hacer un trasplante de plántulas adecuado (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un trasplante de plántulas adecuado (Instrucciones + PDF gratis)

Hacer un trasplante de plántulas es una forma ingeniosa de adelantarse a la temporada de crecimiento las plantas de su...
Read More
Cómo hacer una maceta para fresas octagonal paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una maceta para fresas octagonal paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Si eres amante de las frutas sabrosas y los jardines bonitos, esta maceta de madera octogonal para fresas es perfecta...
Read More

¡No olvides compartir!

TOP 5 Calentadores Solares Caseros que tú mismo puedes construir | VÍDEO

En este artículo, utilizando un poco la imaginación, te enseñaremos a fabricarte 5 Calentadores Solares Caseros para aumentar el confort en el interior de tu casa, la temperatura de tus alimentos y hasta de tu agua sanitaria.

Y si ya eres un suscriptor de esta página, de seguro ya te has dado cuenta que hice un artículo similar hace tiempo llamado TOP 5 Paneles Solares Caseros. Pues bueno, esta vendría a ser una segunda parte, pero esta vez crearemos diseños de calentadores más profesionales, de mayor durabilidad y cada uno con una cualidad única para que puedas elegir mejor. Así que, sin nada más que agregar ¡Comencemos!


¡Mira nuestro Vídeo!


Calentador de agua solar con espejo parabólico

Arrancamos este TOP construyendo un calentador sencillo pero bastante efectivo que puede generar agua caliente a gran velocidad, valiéndose de la concentración de los rayos solares en un punto focal con un espejo parabólico. Para construirlo necesitaremos solo algo de madera, papel de aluminio, un film reflectante para ventanas, un caño de metal y una canilla de jardín. Para comenzar necesitaremos recortar la plantilla de un espejo cóncavo de perfil con su punto focal marcado, luego tendremos que cortar dos tablas de madera siguiendo las dimensiones curvas representadas en el papel.

Por mi parte, no podemos alcanzarte la plantilla que aparece en el vídeo porque no la tenemos, pero si podemos ofrecerte este graficador interactivo capaz de trazar la dimensión de un espejo cóncavo en función de la distancia del punto focal que desees. Para que haga de plantilla captura la pantalla (Windows + Shift + S) con la distancia al foco elegido e imprímelo con el tamaño de papel que desees.

Preparación de las piezas del calentador

Cuando hayas recortado la plantilla, pósala sobre una plancha de madera y márcale las dimensiones. Luego recorta la plancha por esas líneas utilizando una sierra de calar, de mesa o cualquier otra; pero adicionalmente cortaremos una pequeña ranura de un centímetro en el centro del espejo y que se extenderá hasta el punto focal partiendo del lado plano de la forma. Repetir el proceso con un segundo semicírculo de madera.

Como próximo pasó, vamos a recortar un lámina de aluminio de un metro o metro y medio de largo, y con la anchura de la semi-circunferencia de la forma de la madera. En los extremos de ese ancho haremos luego varios agujeros distanciados cada diez centímetros con la ayuda de un clavo y martillo, y por el largo haremos un pliegue continuo y perpendicular a la plancha en ambos lados con la ayuda de un alicate.

Ahora llega el turno de pegar el o los films reflectantes. Para esta tarea necesitaras algo de paciencia porque los films no deben quedar arrugados. Pégalos lentamente y masajea con el pulgar varias veces en las arrugas para que se enderecen. Cuando termines de cubrir toda la plancha de reflectante vas a atornillar la plancha de madera que recortaste a un extremo de la lámina de aluminio con los films. Cúrvala como se muestra en pantalla, clava unos clavos en los agujeros hechos previamente, sácalos y agrégale tornillos para que quede la lámina fijada definitivamente a la madera. Repetir el proceso con el segundo molde de madera del otro lado.

Instalar la tubería y el reservorio

Ya tenemos la estructura de nuestro calentador de agua solar, ahora solo resta colocarle un tubo de cobre que se extienda por todo el valle cóncavo. También puede ser de acero inoxidable si no puedes costearte uno de cobre. Ajustamos el tubo con dos bridas improvisadas rectangulares y tornillos, y en uno de los lados colocamos un trozo de manguera, pegamento y una canilla para controlar la salida del agua.

Por último, nos falta un reservorio para el agua de alimentación. Lo podemos crear fácilmente con un botellón con dos perforaciones en su cuerpo, en uno irá el pico de una botella con su tapa pegada con epoxi que será donde se llenará el botellón y en el otro irá una manguera que desembocará en la parte libre que quedo del tubo de cobre.

El calentador está esencialmente terminado, solo resta crearle un soporte improvisado para que el dispensador parabólico quede ligeramente inclinado y posicione al botellón un poco más elevado que el calentador. Cuando termines, llena de agua el botellón y al abrir la canilla verás que el agua se calienta casi de inmediato a temperaturas mayores a los cincuenta grados. Dale a esta agua caliente el uso que tú quieras.

Calefactor solar con chapa de metal acanalada

Muy bien, ya enseñamos un método para calentar el agua rápidamente con el poder del sol. Aprovechémoslo ahora entonces para climatizar los interiores de nuestra casa. Si sientes que tu hogar es muy frío durante el invierno, este calefactor solar hecho con madera y una chapa acanalada lo volverá más acogedor y sin gastar mucho dinero en el proceso. Cabe destacar que este proyecto es una versión menos demandante de construir a comparación del hecho con latas de gaseosa en otro de mis artículos. Sin embargo, su rendimiento es prácticamente el mismo, por lo que puede considerarse una versión superior aunque sea más simple.

Estructura del calefactor solar

Como siempre comenzamos construyendo la estructura del calefactor. Deberás conseguir tirantes de madera 4 x 1 y cortar dos de ellos a la medida de un 1 metro y otros dos a 75 cm. Con estas piezas crearemos el marco del calefactor haciendo agujeros con un taladro en los extremos de los tirantes y ajustamos con tornillos. Cuando el rectángulo de tirantes quede fijo, le adosaremos en una de las caras abiertas una plancha de madera contrachapada de 6 mm de espesor.

Agujereamos a lo largo del contorno de la plancha para poder atornillarlo a los tirantes del marco. Como siguiente paso, próximo a los bordes abiertos del panel recién construido clavaremos tacos de madera cuadrados de un centímetro para que nos sirva de porta vidrio. El calentador debe estar aislado del ambiente, por ello un vidrio es importante.

Incorporación de la chapa acanalada

Pasamos ahora a rellenar el interior. Para ello, consigue una chapa acanalada de las dimensiones de la plancha que cubre el panel y un ventilador de computadora de 12 voltios y 10 cm. A este último sácalo de su caja y marca su perímetro en el medio de uno los extremos de la chapa acanalada. Con una tijera de hojalatero recortar por esa línea y cuando termines, posiciona la chapa dentro del panel.

Ahora con más marcador, dibuja el perímetro del corte en la madera y el círculo del interior del ventilador. Necesitarás una broca corona del tamaño aproximado del círculo que has marcado en la madera. Taládralo con cuidado, y cuando termines, limpia todo el aserrín con un soplador. En el lado opuesto a donde irá el ventilador tendremos que hacer 10 hoyos por dónde entrará el aire a calentar en el panel. Cada uno de estos lo haremos con una broca de 42 mm y con 3 cm de distancia el uno del otro. Has las mediciones con regla o cinta métrica, y cuando marques todos los puntos comienza a taladrar los hoyos lo más rectos posibles. Al terminar, lija los cortes cuidadosamente para no astillarte.

Ensamble de todos los componentes

Llegados hasta este punto, ya podemos comenzar a ensamblar la estructura. Coloca tiras de pegamento por en los ascensos de la canaleta de uno de los lados de la chapa y dala vuelta para pegarla al interior del panel y en la orientación correcta. Con pintura en aerosol negra mate, pinta todo el interior del panel asegurándote que quede absolutamente oscuro para que absorba toda la radiación solar. Cuando se seque la pintura, recortar y pegar en el lado donde están los agujeros de ventilación un trozo de mosquitero para que no ingresen insectos dentro de nuestro calentador.

Estamos en condiciones de incorporar el ventilador del calefactor que hará circular el aire. Pon cuatro puntos de pegamento en cada esquina del impulsor de caja y adhiere pero no sin antes pasar el cable por el agujero. Del otro lado del panel pegaremos un tubo flexible de aluminio para redirigir el aire a donde queramos. El que se muestra en pantalla es pequeño, pero tú puedes elegir uno del largo que quieras para que alcance los lugares más recónditos de tu casa. Para facilitar el pegado, adiciónale una brida y una abrazadera al tubo de aluminio.

Pasos finales antes de instalar el calefactor

Como pasos finales, incorporamos el vidrio templado o lámina de plexiglás al panel pero no sin antes agregar abundante pegamento. Mientras se seca, empalma los cables del ventilador a un pequeño panel solar para que este pueda accionarse o conéctalo a unas baterías para que pueda encenderse.

Y ahí lo tienes, un calefactor solar versión Express listo para calentar cualquier rincón de tu casa. Nuevamente, te recomendamos instalarlo en la pared donde mayor radiación solar incide sobre tu hogar. Ahora ya puedes disfrutar de de flujos de aire de más de cincuenta grados para estar bien a gusto incluso en los días más frío.

Horno de caja solar con papel de aluminio

Ya hemos mostrado un método para calentar agua y otro para calentar el aire de una casa, ahora es turno de calentar los alimentos. En mi artículo sobre paneles solares mostré como construir un horno solar utilizando una antena parabólica reciclada. Sin embargo, aquel sistema no es todo lo eficiente que puede llegar a ser una verdadera cocina solar. Así que, en esta oportunidad construiremos un horno de caja capaz de alcanzar temperaturas de entre 150 y 200°C.

Para construirlo necesitaremos varias láminas de aluminio de 70 x 45 cm, láminas de madera contrachapada del mismo tamaño, lana de vidrio que servirá de aislante y tirantes de madera 2 x 2 junto con un set de herramientas que detallaremos durante la marcha.

Diseño de los reflectores del horno solar

Bafles Horno Solar

Para empezar construiremos los reflectores del horno que captarán la irradiación solar. Sobre cuatro láminas de madera contrachapada marcar las dimensiones que se muestran en la imagen de arriba, y encima de ellas pegaremos la lámina de aluminio de su mismo tamaño con pegamento para madera. Con una sierra de calar o similar cortamos las 4 placas por los 2 triángulos rectángulos que marcamos para obtener la forma que buscamos.

A un centímetro de las cuatro esquinas obtusas taladraremos agujeros junto con otros dos adicionales en la mitad de cada lado inclinado. A modo ilustrativo, coloca tres precintos en un lado de un reflector y conéctalo con el lado de otro. Repetir con otro reflector colocando precintos del otro lado. Para el último, encerrar la estructura con el último reflecto con precintos en ambos lado. Verifica que puedas poner de pie los reflectores para forma una especie de flor metalizada.

Construcción de la caja del horno solar

Diseño Horno Solar

Con lo anterior hecho, ahora vamos a construir la caja del horno solar. Aunque pueda parecer complicado solo necesitaremos cortar los tirantes 2 x 2 con los largos que se muestran en la imagen de arriba. Recomendamos utilizar una sierra ingletadora o tener mucha precisión porque a los dos cortes de 50 cm le haremos un inglete de 30° en ambos extremos. Cuando tengamos las medidas comenzamos construyendo la base con agujeros en los extremos de los tirantes para luego colocar tornillos o clavos.

Luego levantamos la estructura con los tirantes laterales y por último colocamos los superiores con especial cuidado a los que irán inclinados con el inglete. Cuando ya tengas el marco de la caja, puedes completarla clavándole láminas contrachapadas a la medida para hacer las paredes y piso del horno. Dejar la parte superior descubierta. Por último, colócale cuatro tacos de madera en las esquinas inferiores de la caja para que esta esté sobre el suelo y así no le dé el calor del horno por seguridad.

Terminar de darle forma al horno solar

Con la estructura terminada, llegó la hora de darle forma al horno. Rellenamos con aislante de lana de vidrio los huecos interiores entre tirantes de madera y calvamos una pieza de madera adicional en el centro de cada lado para que el aislante se quede en su sitio. Cuando acabes, recubrir todo con láminas de aluminio a medida en las paredes interiores y en el suelo, luego adherirlas a los tirantes con taladro y remaches pop. Deberás colocar también trozos de láminas en las esquinas del horno para que quede todo cubierto de metal y no sobresalga nada de aislante. Con lo anterior hecho, solo nos restan detalles.

Colocaremos un marco de techo con tirantes 3 x 1 y con los extremos cortados en un inglete de 45°. Los colocamos, pegamos con pegamento para madera y los atornillamos a los tirantes de abajo. Para terminar colocamos un vidrio templado a la medida y con los tornillos colocados debajo evitaremos que se caiga. Agregas unos tacos de madera a la base y costado del tope del horno y colocamos el reflector completamente abierto para completar nuestro horno solar casero.

Calentador de agua solar con caño en espiral

¿Te acuerdas del calentador solar de piscina con manguera negra? Pues para este puesto te traemos una versión mejorada mucho más portátil, eficiente y hecho con tubos de metal en lugar de plástico. Permitiendo así que puedas utilizar esta agua para cuestiones sanitarias y para que te sea más fácil de instalar en cualquier lado donde haya sol.

Para construirlo necesitarás una plancha de madera de 60 x 60 cm, un vidrio templado de 50 x 50 cm y una placa de corcho del mismo tamaño, un tubo flexible de metal de 10 mm (en lo posible de cobre para mayor absorción de calor) y de 15 m de largo, pintura negra mate, precintos y cuatro tirantes de madera 2 x 2 (un par de 70 cm y otro de 52 cm).

Marco y manguera del calentador de agua

Para comenzar procederemos de la misma forma como se hizo en la antigua versión de calentador solar. Pon el tubo de metal en espiral sobre la placa de corcho y reserva los extremos del centro y periferia para que tengan espacio para abandonar el cuadrado. A continuación, comenzamos a taladrar dos agujeros entre el tubo de cobre en cada giro, le pasamos un precinto por ellos, ajustamos y cortamos el plástico sobrante con un alicate. Repetir este paso en toda una hilera en una misma dirección y otra perpendicular a esa hilera. Haz otros dos agujeros en cada tubo de los extremos que abandonan la tabla y colocar un precinto también.

Ahora vamos a construir el marco del panel calentador. No hay mucha ciencia aquí, simplemente hacer agujeros a los costados de los extremos de los tirantes largos dos por dos y en el frontal de los extremos de los tirantes cortos. Con esto hecho, utilizando una broca destornillador poner un tronillo que atraviesa cada esquina para así darle forma al marco. Ahora vamos a colocarle la plancha de madera y vamos a atornillarlo al marco, con un tornillo en cada esquina y en medio de cada tirante deberías ser suficiente. Antes de colocar la plancha de corcho con el tubo en espiral dentro del panel, haremos dos agujeros un poco más anchos en el interior de los tirantes opuestos para que puedan pasar los extremos de los tubos.

Vidrio y accesorios del calentador de agua

Lo que nos falta es hacerle un portavidrio al panel. Para ello, cortaremos cuatro clavijas cuadradas de un centímetro de ancho y con el largo de los lados del marco y los vamos a fijar con clavos justo en la mitad interior de los tirantes. Cuando coloque las cuatros clavijas, ya puede colocar encima el vidrio templado para completar el sistema. Antes de pegar el vidrio, termina el calentador adhiriendo un casquillo adaptador metálico a la salida del tubo y luego uno de PVC. Aquí conectaremos la manguera de alimentación.

Por último, atorníllale una manija a un costado del panel para que sea fácil transportarlo, y cuando termines puedes proceder a pintar todo el calentador completamente de negro mate. Pega el vidrio templado al panel y ya tienes listo el sistema para empezar a calentar agua con el sol. Cuando conectes una manguera y dejes circular el agua unos minutos a pleno día, podrás tener agua caliente a temperaturas mayores a los 65°C. Así que ubica el panel donde te sea más cómodo y comienza a disfrutar de esta agua para uso sanitario.

Ducha solar portátil con tubos PVC

Y luego de todo lo visto, dejamos para el final el calentador solar con más estilo de todos. De seguro más de uno tiene en su casa una ducha ineficiente, ya sea porque se le acaba muy rápido el agua caliente, la presión de salida de agua es muy baja o directamente esta estropeada su cañería desde hace tiempo. Si ese es tu caso, con esta ducha solar puedes solucionar tu problema sin gastar mucho dinero. Y la mejor parte es que puedes diseñarla tanto para instalarla en tu casa como de forma portátil colocándola en el techo de tu camioneta o casa rodante.

Para construir tu ducha solar tendrás que conseguir un tubo de PVC de 10 cm de diámetro y, al menos, 1,5 metros de largo, junto con varios accesorios de su tamaño como un codo, una cupla, un conector “Y” y varios tapones.

Construcción de las piezas de la ducha solar

Comienza por cortar tu tubo PVC a 12 cm del borde con una sierra circular o de otro tipo. Como siguiente paso, perforar el centro de un tapón de PVC que colocaremos en un extremo del codo. este llevará una válvula de caldera en la apertura que será dónde conectaremos la manguera, así que usamos un taladro con una broca pequeña, luego una grande y por último una de pala para agrandar el agujero lo suficiente para que pase la entrada de la válvula y así puedas ajustarla con un adaptador de casquillo roscado. Sellar todo con pegamento a prueba de agua.

Repetimos todo este proceso de vuelta en otro tapón, pero esta vez con una válvula de bola de PVC y un adaptador macho también de PVC. Así que perforamos el centro del tapón con broca pequeña, luego grande, luego de pala, pasamos la válvula de bola, verificamos que ajuste y agregamos pegamento en esta y en el adaptador para luego unirlos a través del tapón.

Por las válvulas anteriores entrará y saldrá el agua. Sin embargo, necesitamos presión para que la ducha sea de calidad. Para ello, instalaremos válvulas de control de presión de aire en el conector “Y”. Perforamos dos agujeros en este conector, uno al frente y otro al costado del tubo en cuarenta y cinco grados del principal y en ellos colocaremos una válvula de alivio de sobrepresión primero y una válvula presta al costado (de esas que se usan para bicicletas). Sellamos ambas con pegamento y a la presta le agregamos la junta tórica y tuerca con la que viene incluido. Ajustamos con llave inglesa y dejamos secar el pegamento.

Ensamble de las piezas de la ducha solar

Ya tenemos todas las piezas que necesitamos, así que las uniremos con imprimación y cemento para PVC. Empezamos aplicando en el tubo largo y en uno de los lados del conector “Y”, y los unimos. Hacemos lo mismo con un tercer tapón y el tubo corto, y del otro lado lo pegaremos al otro extremos del conector “Y”.

En el otro extremo del tubo largo pegaremos el codo apuntando para abajo, y a este el tapón con la válvula de salida de agua apuntando hacia adelante. Por último, al tubo en diagonal remanente del conector “Y” pegaremos una cupla y el tapón faltante con la válvula de bola de PVC para así completar el reservorio. Mientras dejamos secar el pegamento, armaremos el sistema de ducha con una manguera de vinilo de 6 metros, dos boquillas en cada extremo y en una de ellas conectaremos un adaptador con teflón y luego una rociador de ducha, apretamos las conexiones.

Pintar e instalar la ducha solar

Cuando el pegamento se haya secado, vamos a cubrir las partes metálicas del sistema para que así podamos pintarlo todo con pintura negra mate en aerosol absorbente de calor. Cuando termines, conecta la manguera a la válvula de salida con un conector rápido de manguera de jardín y ya tienes tu ducha lista para instalar donde tú quieras para empezar utilizarla como gustes. Puedes optar colocar en un techo hogareño con bridas de pared o en un techo de camioneta con espuma porta kayak y correas de trinquete.

Cuando la ducha quede fija en su lugar, abre la válvula bola para llenar el reservorio por completo, ciérrala y con un inflador vas a darle unos pulsos de presión interna para que el agua salga a chorro, pero al principio no demasiada. Abre la manguera y con ella ya puedes empezar a disfrutar de un agua abundante y cálida para ducharte o lavar tu coche.


También te podría interesar…
Cómo hacer una bomba peristáltica casera económica (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una bomba peristáltica casera económica (Instrucciones + PDF gratis)

Si eres un entusiasta del bricolaje, fabricarte una bomba peristáltica casera puede ser un proyecto emocionante y desafiante que te...
Read More
Cómo hacer un mini biodigestor casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un mini biodigestor casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

El mini biodigestor casero de este instructivo es un método muy interesante y eficiente para darle un mejor uso a...
Read More
Cómo hacer un calentador solar con botellas de plástico 100% Funcional (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un calentador solar con botellas de plástico 100% Funcional (Instrucciones + PDF gratis)

Corría el año 2002, cuando un mecánico brasileño llamado José Alano diseño lo que sería el primer calentador de agua...
Read More
Cómo hacer un calentador solar para piscina casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un calentador solar para piscina casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a construir su propio calentador solar para piscina casero utilizando un rollo de tubo PVC...
Read More
Cómo hacer una bombilla botella solar que funcione de día y de noche (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una bombilla botella solar que funcione de día y de noche (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a fabricar una de las famosas bombillas en botella solar para iluminar los lugares oscuros...
Read More
Cómo hacer una bomba de ariete hidráulico casera paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una bomba de ariete hidráulico casera paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

La bomba de ariete, o ariete hidráulico, es un dispositivo que transporta fluidos de un sitio a otro, pero que,...
Read More

¡No olvides compartir!

TOP 5 Generadores Eléctricos Caseros que tú mismo puedes construir | VÍDEO

¡Bienvenidos una vez más, amantes del autoconsumo! El día de hoy les enseñaremos 5 generadores eléctricos caseros que ustedes mismo pueden construir. Todos accionados de formas distintas y de los que estoy seguro, les darán bastante inspiración para crear sus propias versiones.


¡Mira nuestro Vídeo!


Generador eléctrico manual de emergencia

Aunque los generadores manuales puedan parecer de los menos atractivos de construir, en algunos casos pueden ser de los más interesantes si se los combina con otros mecanismos, como fue el caso de la bomba manual de otro de mis artículos TOP dónde se la combinó con un generador eólico para impulsar agua de un pozo de forma autónoma.

Pero para el generador que nos atañe ahora, si bien no presenta mucha más ciencia que la de girar un manivela, de todas formas puede ser un artilugio que te puede sacar de un apuro dado a su portabilidad si un día se va la luz de tu casa o quieres cargar un dispositivo y no hay enchufes cerca.

Elección y configuración de un motor

Para el corazón de este proyecto necesitaremos un motor sincrónico pequeño metálico de esos que se usan para hacer girar los platos de los microondas. Como primer paso consigue un frasco de crema facial que pueda contener el motor y hazle un agujero en su tapa con un taladro, ayudándote con un trozo de madera, para que pueda pasar la cabecilla del motor. Coloca el motor en la tapa del frasco e insértale desde el otro lado una cupla de giro en su eje que puede ser redonda o en trébol. Si ya giras este mecanismo podrás generar electricidad. Para que entre el motor sin problemas en la tapa, dobla los extremos conectores con una pinza.

Puedes agregarle si lo deseas, una luz led junto con una resistencia de 68 ohmios para adornar el motor. Esta se prenderá cada vez que lo gires y así puedas verificar que está funcionando. Para esto, corta uno de los conectores de la luz led y suelda con estaño la resistencia ahí. Cubre la resistencia con un termorretráctil, ajústalo con un encendedor y con esto hecho ya puedes soldarlo al motor. Haz un pequeño agujero adicional a la tapa para pasar el led, enrolla los alambres a los conectores del motor y suéldalos con estaño para que queden fijos.

Toma de salida del generador

Ahora en la otra parte del frasco vamos a adosarle un adaptador de enchufe por donde saldrá la electricidad que produzcamos. Marca en la base del frasco la posición de las tomas del enchufe con un marcador y luego con un lápiz quemador haz agujeros sobre las marcas para que puedan pasar las tomas del otro lado. Con un papel de lija o lijadora automática aclara un poco la toma del neutro y la fase, el de tierra no es necesario. Ahora pela dos cables del tamaño de los que irían en cualquier enchufe y suéldalos con estaño a cada toma que lijaste.

Por último, corta tres trozos de cinta aisladora y recubre cada tomas, con la tierra incluida, para que los cables no se muevan de su sitio. Con esto hecho, ya puedes pasar el adaptador por los agujeros del frasco de crema facial, pero recuerda pasar los cables primero. Ajústalo todo lo mejor que puedas, acerca la tapa del frasco y suelda los cables con estaño a los conectores del motor para que se complete el circuito. Cierra el frasco con su tapa para tener tu generador en una sola pieza.

Fabricación de la manivela

Ahora solo nos falta un accionador para el generador. Para ello, consigue una varilla metálica, como un cuchillo de manteca o cualquier otro elemento lo suficientemente resistente para soportar mucha fuerza. Le vas a cortar con una herramienta Dremel las partes que estorben y, a continuación, le vas a hacer un agujero en uno de sus extremos con una broca para metales. Por dicho agujero, debes colocar una manija que puedes fabricar con el botón metálico de una lapicera con su extremo cortado y un tornillo a la medida. Pasa el tornillo con el cilindro por el agujero hasta que quede fijo. Por último, pon un poco de resina epoxi sobre la cupla del motor, pega el otro extremo de la varilla al motor, deja secar y listo. Ya tienes tu generador eléctrico manual listo para usar. 

Comprobando el generador manual

Puedes comprobar su voltaje de funcionamiento con la ayuda de un multímetro. Si bien, este generador es ideal para encender luces y cargar baterías, recomendamos tener cuidado a la hora de usarlo para cargar móviles, laptops o dispositivos similares. Ya que sin un estabilizador de corriente de por medio, esto dispositivos podrían dañarse. Soluciona esto soldando a los dos cables positivo y negativo un conversor reductor – elevador en cualquier punto para estabilizar el voltaje y así no correr ningún riesgo a la hora de cargar un dispositivo inteligente.

Generador termoeléctrico accionado por velas

Para este puesto vuelve un viejo conocido al canal, las placas Peltier. Si ya viste mi otro artículo de los paneles solares caseros, recordarás que utilizamos una placa Peltier para generar electricidad aprovechando el efecto Seebeck al aplicarle calor solar desde un lado y refrigeración con agua desde el otro. Pero lo que no aclaré en aquel artículo es que el calor necesario para producir electricidad puede venir de cualquier fuente, hasta del calor de una simple vela. Y solo con unas cuantas de estas es posible generar electricidad suficiente para cargar un celular y otros dispositivos similares.

Para construir este generador necesitaremos unas 6  placas Peltier de 12 V y 60 W. Podrían ser menos, pero corres el riesgo de no generar suficiente corriente para que sea aprovechable. A continuación, consigue dos láminas de aluminio de 3 y 1,5 mm de espesor, una varilla roscada M5 y varias velas de té. Inspirándonos en la configuración Peltier del otro vídeo, crearemos primero la plataforma caliente con los módulos Peltier adheridos a la lámina gruesa y luego una caja con la lámina fina llena de agua helada como plataforma fría.

Componentes del generador termoeléctrico

Comienza agrupando los Peltier en dos filas de tres sobre la lámina gruesa de aluminio y mide 2 centímetros de margen en los lados laterales. Dibuja un rectángulo con marcador respetando esas distancias y con una sierra para metales córtalo. Puedes limarlo un poco para no lastimarte. Luego, vas a marcar cuatro puntos a un centímetro de cada esquina para luego perforarlos con un taladro con el mismo diámetro de la varilla roscada m5. 

Ahora vamos a crear la caja refrigerante. Para ello, dibujamos y cortamos con sierra de metales seis rectángulos en el aluminio fino, dos del mismo tamaño del aluminio grueso y los otros cuatro con el mismo ancho de los lados del rectángulo y a una altura aproximada de 10 centímetros. Limamos estos cortes también por seguridad. Comience pegando los lados de la caja con pegamento caliente desde afuera y cuando quede en pie, remate con pegamento de dos componentes desde adentro para que la estructura quede bien fija. Al finalizar retire el pegamento caliente seco.

Ensamble del generador termoeléctrico y prueba

Aplique grasa térmica a un lado de los seis Peltiers y péguelos así al aluminio grueso. Corte todos los cables de los Peltiers, excepto el negro y rojo de un lado, y suéldelos con estaño cada cable contiguo para crear un circuito cerrado. Con esto hecho, agregamos más grasa térmica sobre los Peltiers, desparramamos, colocamos una de las láminas finas de aluminio encima y aplicamos peso para que quede adherido.

Como necesitamos un espacio para colocar las velas de té debajo, el generador termoeléctrico debe estar suspendido. Para ello, cortaremos cuatro piezas de varilla M5 de diez centímetros aproximadamente y las enroscamos a los agujeros de la placa y ajustamos con tuercas, pero no sin antes crear esas roscas con un fresador.

Cuando paremos la estructura, colocamos encima la caja de aluminio, prendemos unas seis velas de té y las colocamos abajo, llenamos la caja con agua helada y con un multímetro verificamos el funcionamiento de nuestro generador recién hecho. Si ves que no genera mucho voltaje, prueba descender la altura de la estructura hasta que obtengas mejores resultados. De la misma forma que advertimos en el puesto anterior, te recomendamos soldar un conversor reductor – elevador como intermediario antes de empalmar los cables a una toma corriente para que puedas cargar tu celular sin variaciones de voltaje.

Generador electroquímico de Aluminio – Aire

Ahora le llegó el turno a las pilas. Si conoces algunos conceptos básicos de la electroquímica, recordarás que el funcionamiento de las baterías que conocemos se produce gracias a una reacción química entre dos componentes a los que llamamos ánodo y cátodo. El ánodo es el que libera los electrones para transferirlos al cátodo, que es el que los recibe y todo con la ayuda de una solución electrolítica que posibilita el intercambio. Existen muchos generadores electroquímicos de este tipo, pero el que considero oportuno en enseñarte a hacer es el generador de aluminio – aire por su facilidad de construcción, su liviandad, y lo barato y fácil de que es conseguir sus componentes.

Envoltorio del generador Aluminio – Aire

Para construir esta versión de generador, utilizaremos un recipiente especial. Puedes usar tu imaginación para hacer el tuyo, pero lo importante es que puedas hacerle compartimentos dentro para que no se toquen los componentes que colocaremos. En nuestro caso, utilizaremos un recipiente cuadrado como un tupper al que le haremos unas hendiduras con un lápiz quemador para poder colocar después unos separadores con malla de plástico fino. Es importante que sean de malla y de plástico para que pueda pasar líquido por ellos y para que no reaccionen con el aluminio de la pila. El marco de la malla puedes fabricarlo con unas tiras de cinta aisladora para que encaje y quede fijo en el recipiente.

El siguiente paso, es conseguir algo de polvo de grafito. Este puedes conseguirlo en librerías como minas de lápiz negro y para luego rallarlo. Deberás conseguir suficiente de este polvo hasta que puedas utilizarlo para rellenar completamente los compartimentos de los extremos del recipiente. Agrega el grafito lentamente con una cuchara y ayudándote de un pequeño embudo si lo deseas. A continuación, coloca un trozo de plástico del ancho como de una pulsera en el compartimento del medio para evitar que los extremos estrangulen el espacio central.

Contenido del generador Aluminio – Aire

Ahora recorta un trozo de papel del ancho de la celda y de dos veces el largo para doblarlo por la mitad. Repite este proceso con una lámina de aluminio que también puedes conseguir en librerías. Lo bueno del aluminio es que es muy barato y podemos recargar la batería todas las veces que queramos sin gastar mucho.

Ahora tendremos que hacer un pequeño agujero en la esquina superior del recipiente. Tendremos que hacer el mismo agujero en una esquina del aluminio doblado. Toma un cable fino, pélalo en un extremo y empálmalo en la esquina del aluminio con unos giros de alambre. Aprieta con un alicate para que la conexión quede fija. Con esto hecho, coloca el trozo de aluminio dentro del papel, ponlo todo en el centro de la celda de plástico y pasa el cable por el agujero antes hecho. Ahora pon una tira de cinta aisladora encima de la celda y luego una tira pequeña de níquel en “u” mirando hacia abajo.

Suéldale con estaño un cable rojo pelado sobre esa tira de níquel y verifica que haya un pizca de corriente entre los cables con la ayuda de un multímetro, si hay señal significa que la estructura de la batería es correcta. Ahora hay que preparar el electrolito. Llena una taza con agua destilada y disuélvele dos o tres cucharadas de hidróxido de potasio. Ambos insumos puedes conseguirlos fácilmente en farmacias. Cuando la mezcla sea homogénea, con la ayuda de una jeringa empieza a llenar la celda electrolítica lo suficiente hasta que quede casi llena. Vuelve a comprobar el voltaje con el multímetro y ¡tachan! nuestra batería ya está produciendo electricidad. 

Especificaciones sobre la batería

Si tu pila recién creada es pequeña, de seguro no producirá más de dos voltios de energía. Para energizar motores pequeños, luces o hasta dispositivos móviles necesitarás un mínimo de doce voltios. Puedes crear más generadores de aluminio – aire y conectarlos en serie hasta alcanzar el voltaje deseado. Y lo mejor es que cuando el aluminio se haya gastado puedes fácilmente reemplazarlo por otro junto con más solución electrolítica para continuar generando toda la electricidad que desees.

Generador hidroeléctrico con rueda Hoverboard

A partir de aquí nos ponemos serios y empezamos crear generadores realmente poderosos. Un respetable canal angloparlante llamado Open Source Low Tech mostró hace tiempo al mundo un generador hidroeléctrico que construyó con tan solo 40 dólares y capaz de producir 200 vatios de energía, pudiendo cargar una batería de coche estándar en menos de 4 horas. Si te interesa probar este generador, ten en cuenta que hay trabajar muchos elementos y hacer muchas mediciones para que sea óptimo, aquí te detallaré su construcción en un pequeño resumen, pero si deseas una explicación más completa aquí tienes un artículo más completo junto con un PDF para calibrar medidas.

Carcasa del generador hidroeléctrico

Muy bien, comienza fabricando un anillo de plástico a partir de una tabla para cortar verduras con una broca corona y de otra de pala con estos diámetros. Con la hoja calibre marca tres puntos equidistantes en la circunferencia del anillo y hazle agujeros en ellos de cinco milímetros con un taladro. Consigue ahora un conector “Y griega” de PVC de 16 centímetro de diámetro y a este también hazle las marcas equidistantes a 2 centímetros de la base.

Habíamos dicho que este generador funcionará con una rueda Hoverboard, así que si este no ocupa todo el diámetro del conector tendremos que pegarle algunos anillos de tubería reducidos como se ve en pantalla. Si no tienes un Hoverboard, puedes usar una rueda de patín eléctrico. Ahora haremos agujeros de 4 milímetros en las marcas y luego los agrandamos a 10. Por ellos, colocaremos tres pernos de este tamaño y dentro agregamos una arandela y dos tuercas. En el centro irá el anillo de plástico que fabricamos, apretamos las arandelas, unas tuercas a las paredes del conector y las otras tuercas al anillo. Ahora marcamos dos líneas opuestas en el conector “Y griega”  con distancias de 20/80 mm como se muestra en pantalla en ambos lados y hacemos agujeros de 8 milímetros en esas distancias. 

Preparar el motor seleccionado

Desarmamos la rueda del Hoverboard, patín eléctrico, scooter o de un alternador de motocicleta, y le haremos un agujero en el centro de la carcasa de 7 mm y calibrado con una tuerca, para luego expandirlo a diez y por último a 12 mm. Colocaremos un perno con cabezal reducido en ese agujero y haremos otros dos al costado para ajustar con una tuerca mariposa con sus alas mirando hacia arriba. Ajustamos el perno y agregamos una tuerca conectora de 3 centímetros. Como el agua es turbulenta, está bien que este eje baile un poco.

Soportes del generador hidroeléctrico

De forma aparte, necesitaremos conseguir tirantes de madera de estas dimensiones. Le haremos dos agujeros a cada uno con una distancia de 8 centímetros y los posicionamos para adosarlos al conector. Utilizaremos cuatro pernos con una arandela afuera y una tuerca adentro en cada uno para este propósito. Conseguimos ahora un tapón para el conector “Y griega”, le hacemos un agujero de 10 mm en el centro y lo colocamos en la abertura más grande.

Ahora marcar una línea a una altura determinada en las dos maderas principales y hacer dos agujeros en cada una distanciados cuarenta milímetros. Repetir este proceso con dos láminas de mismo ancho. Ahora vamos a fijar la rueda al conector. Coloca dos trozos de varilla roscada entre cada madera y esta seguidilla de componentes: 2 tuercas y una arandela desde afuera y hacer lo mismo desde el otro lado al final. Luego una arandela y dos tuercas desde adentro, las dos láminas de aluminio y otras dos tuercas y arandela. Centra las láminas como se ve en pantalla.

Ahora es cuando colocamos el eje del motor de la rueda entre ellas y lo fijamos aplastando las láminas. Toca hacer pasar otra varilla roscada por el centro del generador, marcar la altura donde empieza el anillo y agregar hasta ahí una tuerca, 10 arandelas y 2 tuercas más, ajustamos todo. Nuevamente, debido a las turbulencias del agua, el eje del generador debería poder moverse en varias direcciones. En el espacio sobrante de abajo, colocamos una arandela grande, otra pequeña y rellenamos con juntas tóricas. Ya podemos ajustar la varilla.

Detalles finales para el generador de agua

Como paso final, toma un ventilador de computadora de doce centímetros, perforarle el centro y agrégale un círculo de plástico de la tabla previa, pero esta vez enróllalo con varios giros de cinta aisladora. Ahora perfora los costados al centro del círculo de plástico y vas a agregar dos pernos, dos arandelas y dos tuercas para ajustar. Agrega un trozo de termorretráctil cilíndrico alrededor de las aspas para protegerlas de la intensidad del agua y agranda el agujero. Inserta el ventilador al centro del perno, ajusta con una arandela mariposa y ¡listo! ya tienes tu generador hidroeléctrico pequeño para empezar a aprovechar la energía de cualquier caudal de agua cerca de tu hogar. Solo te resta fijarlo en el sitio correcto y conectar los cables a una batería y regulador para empezar a cargarla.

Generador eléctrico accionado por bicicleta

Podríamos decir que este generador es una versión glorificada al del 5° puesto, solo que esta vez lo haremos más grande, con mayor potencia y de una forma más cómoda (y atlética) de utilizar. Para construirlo necesitarás una bicicleta, un rodillo trasero para bicicleta de entrenamiento viejo, un alternador de coche, una batería de ciclo profundo, un inversor, algo de cable Romex y un tirante de madera 4×4 viejo.

Soporte del generador de bicicleta

Para comenzar, quítale el mecanismo de rodillo de la bicicleta de entrenamiento pero conservando los bulones que lo sostienen. Este es el responsable de generar resistencia al pedalear. En su lugar, lo reemplazamos con el tirante de madera posicionándolo sobre el espacio vaciado. Marcamos con un lápiz la posición de los bulones, retiramos y, con un poco de tallado a mano y unos agujeros hechos con un taladro sobre las marcas, volvemos a colocar el tirante. Con los pernos que reservamos, lo volvemos a colocar y ajustamos con llave inglesa. Cuando quede fijo, ya puedes traer tu bicicleta y colocar la rueda trasera sobre la plataforma de entrenamiento modificada. Si parte del tirante de madera estorba impidiendo que encaje la bicicleta, recorta el exceso de este con un serrucho.

Alternador del generador de bicicleta

Es hora de posicionar el alternador. Antes de hacerlo, procura que estés usando uno que funcione bien porque necesitaremos un voltaje alto de generación. Lo bueno de usar uno de coche es que, por lo general, estos vienen con soportes para ajustar la holgura del cinturón para que haga contacto con el neumático. Para esta tarea necesitarás otro tirante de madera, más bulones y hacer unas mediciones a ojo para determinar el punto exacto donde la rueda de la bicicleta toca la polea del alternador.

Adhiere un tirante 4×4 perpendicular al horizontal con más tallado, agujeros de taladro, bulones y llave inglesa. Marca la posición a la que debe ir el alternado y fija los soportes del mismo a la altura correcta tanto en la base como al costado. Inserta el alternador en los soportes y tu bicicleta en el entrenador al mismo tiempo y ajusta según corresponda. Atornilla la bicicleta en su sitio y luego el alternador bien pegado a la rueda. Recomendamos que, más adelante, cubras la polea con goma para que la rueda de tu bicicleta no se desgaste por el rozamiento constante.

Conexiones del generador de bicicleta

Es hora de hacer las conexiones. Trae tu batería de ciclo profundo y con trozos de cable Romex conecta la salida del alternador al positivo de la batería y luego otro cable al negativo. Conecta también un voltímetro a los polos de la batería y comienza a pedalear. En la batería debería figurar doce voltios y en el alternador catorce. Si el alternador genera menos de catorce entonces está defectuoso y deberás reemplazarlo. Pero si funciona de forma óptima, puedes proseguir completando el circuito agregando un interruptor entre la salida del alternador y el positivo de la batería.

Conecta también dos clavijas a la salida del alternador con más cable y adhiere el interruptor a la bicicleta con cinta aisladora. Deberás apagar dicho interruptor cuando no estés usando la bicicleta para evitar que se descargue. Como paso final, conecta un inversor a la salida de la batería y así obtendrás la corriente óptima y una toma para poder conectar lo que quieras y así empezar a aprovechar la energía que generes.


También te podría interesar…
Cómo hacer un calentador de agua solar casero profesional (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un calentador de agua solar casero profesional (Instrucciones + PDF gratis)

Un calentador de agua solar es un panel solar térmico que se utiliza excesivamente para la producción de agua caliente...
Read More
Cómo hacer un generador hidroeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un generador hidroeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

Este generador hidroeléctrico casero es un pico-hydro, una turbina de agua de acción de sifón que utiliza el impulso del...
Read More
Cómo hacer un deshidratador solar casero para alimentos paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un deshidratador solar casero para alimentos paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Con esta guía aprenderá a secar sus propias frutas, verduras y otros alimentos con un deshidratador solar casero. Por lo general,...
Read More
Cómo hacer un calentador solar con botellas de plástico 100% Funcional (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un calentador solar con botellas de plástico 100% Funcional (Instrucciones + PDF gratis)

Corría el año 2002, cuando un mecánico brasileño llamado José Alano diseño lo que sería el primer calentador de agua...
Read More
Cómo hacer un colector solar termoeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un colector solar termoeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo, le mostraremos cómo construir un colector solar termoeléctrico casero portátil que pueda generar suficiente electricidad para cargar...
Read More
Cómo hacer un tubo solar casero para iluminar ambientes paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un tubo solar casero para iluminar ambientes paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Un tubo solar casero es una solución económica para llevar luz a un hogar donde la iluminación eléctrica no es...
Read More

¡No olvides compartir!

TOP 5 Antenas Caseras que tú mismo puedes construir paso a paso | VÍDEO

Para este artículo hemos realizado una larga investigación sobre cuáles son las 5 mejores antenas caseras para captar diversos tipos de señales con un coste y dificultad de construcción mínimo (incluyendo señal de televisión HD, Wifi, radio AM, 4G o varias al mismo tiempo). ¡Vamos a conocerlas!


¡Mira nuestro vídeo!


Antena de TV HD de emergencia con una percha

Vayamos directo al grano. Si estás en este vídeo muy probablemente te mudaste, te cortaron el servicio de cable por olvidar pagar una factura o un fenómeno meteorológico arruinó tu antena principal. Cualquiera sea tu caso, es obvio que necesitas urgente una alternativa para acceder a los canales de aire y no perderte de tu novela o noticias. Pues créeme que grande será tu sorpresa al enterarte de que puedes crearte una sencilla antena hecha solo con una percha de plástico y latas de refresco para que tu televisor sea capaz de captar una gran variedad de canales hasta el punto de que reconsideres optar por volver a tener cable de pago.

Construcción de la antena percha paso a paso

Para fabricar tu antena rápida, toma tu cinta aisladora y pasa varias tiras entre una lata y un costado de la percha. Asegúrala bien con un segundo conjunto de tiras en la misma lata. Repetir todo el proceso con la segunda lata pero desde el otro lado de la percha, logrando así que las caras abiertas de las latas queden enfrentadas. Ahora consigue un cable coaxial del tipo que utilices para conectar al televisor. Puedes usar el que ya tengas o comprarte uno nuevo si no quieres comprometer el que usabas para tu otra antena. Necesitarás pelar uno de los extremos del cable de modo que quede sobresaliendo el alambre que va por el centro y los alambres que van por la periferia separados.

De forma sencilla e intuitiva tendrás que enrolar el alambre del centro en una de las anillas de las latas y los alambres de la periferia en la otra lata. Aprieta bien los giros de alambre para que no se suelten y cuando termines eso sería esencialmente todo. Puedes enrollar cinta al cable para que se adhiera a un extremo de la percha y así evitar que el cable tironee por las conexiones. Y con ello, desenrolla el cable para tenerlo listo para conectar.

Por último, conecta el cable con el puerto SMA (o del tipo que sea) a tu televisor, cuelga la percha en la base del aparato y listo. Ejecuta la opción de búsqueda de canales de tu televisor y ya tienes todo listo para gozar de tu programación gratuita con muy buena señal. Para comprobar la eficacia de tu antena, remuévela de su sitio y orientarla en varias posiciones, las distorsiones en el televisor servirán para comprobar su efectividad. Mueve la antena todo lo que quieras hasta lograr la señal perfecta.

¿En que se basa esta antena?

Como curiosidad, y en caso de que te lo estés preguntando, esta antena está basada en las clásicas de dipolo simple, pero en lugar de utilizar alambres largos y rectos, los reemplazamos por las latas con resultados muy similares. Imagino que si deseas algo más profesional optarías por construirte una de las que te muestro en pantalla, pero déjame advertirte que las dipolo son las antenas más elementales y existen muchas con mayor rango de alcance de canales y me estoy reservando la mejor para el puesto uno de este top, así que sigamos.

Antena Wifi con latas de conserva y tuercas

¿Tu modem ha estado funcionando mal últimamente y te quedas sin wifi cuando más lo necesitas? pues te sorprenderá saber que con esta antena hecha de tapas de latas de conservas, tuercas y una porción de tu rúter podrás tener acceso a más de cientos de puntos de acceso de wifi diez kilómetros a la redonda desde tu casa, y de entre todas seguro podrás encontrar una red pública gratuita para usar. El diseño de esta antena wifi tiene varias versiones que difieren en tamaño y materiales utilizados, pero si quieres mantener los costos de construcción bajos te recomendamos esta versión hecha con latas.

Preparación de los materiales para la antena

Para empezar, deberás conseguir una varilla roscada de cinco milímetros de grosor y un metro de largo, varias docenas de tuercas que puedan enroscarse en dicha varilla y varias latas de conserva para extraer sus tapas. Esta últimas deben ser lisas en sus bordes así que intenta usar un abrelatas que haga un corte limpio al usarse. A continuación, toma un pie de metro o una regla y mide el diámetro de una de las tapas de las latas. Al menos una deberá medir 89 mm, las otras deberán ser más pequeñas así que vamos a cortarlas a la medida que necesitamos. Para ello, ubica el centro de al menos seis tapas de lata, márcalos y agujeréalos con un taladro y broca de 5 mm.

Ahora ayudándonos del calibre marcamos una circunferencia interior en una de las tapas para que podamos luego cortar por ahí con una tijera de hojalatero hasta conseguir una especie de arandela. Las medidas de arandela que debemos obtener con las seis tapas de lata deben ser de 89, 70, 50 y tres de 40 milímetros.

De forma aparte, vamos a medir quince centímetros en la varilla roscada y la vamos a cortar por la marca con una sierra para metales. Luego, en la tapa más grande vamos a marcar un punto a veintitrés milímetros del centro y volvemos a agujerear por ahí. Repetir este proceso con la segunda tapa más grande, pero esta vez ayudándonos con la primera para ubicar el punto y también la agujereamos pero con una broca más fina en el taladro. Luego, tendremos que soldar con estaño en el agujero que acabamos de hacer. Este compartimento que hicimos será donde colocaremos el cable que irá al modem. Con esto hecho, ya tenemos todo para armar la antena.

Construcción de la antena de latas paso a paso

A un centímetro de la varilla roscada pase una tuerca hasta llegar a ese punto, agregue un perfil en “L” de acero y luego otra tuerca y asegúrese que quede fijo. Ahora es turno de las tapas, como se observa en el vídeo coloque la tapa más grande, luego dos tuercas, la tapa más pequeña consecutiva, otras dos tuercas, la siguiente tapa, dos tuercas más y así hasta llegar a la última tapa y una tuerca más. Al final debería quedarte una especie de pistola laser de ciencia ficción.

Obviamente la distancia entre las tapas no puede ser cualquiera. Así que como indicamos en el video para las primeras tres, guarda una distancia de 23 mm, la cuarta de 11 mm y la última de 9,6 mm. Cuando ya las tengas, ajusta bien las tuercas para que no se muevan.

Combinación de la antena con el modem

Llegó la hora de hacer funcionar nuestro artilugio. Para ello, deberás reemplazar una de las antenas de tu modem por la que acabas de construir. Desenróscala con cuidado y  luego desármala con un pandeo suave de un lado a otro hasta que se abra. El sistema que tiene en el interior puede parecer complejo, pero no te preocupes, porque solo nos interesa usar el cable que surge desde la base de la antena, todo lo demás puedes ignorarlo.

Pela un cable coaxial como en el puesto anterior y lo que básicamente tendremos que hacer es empalmar el cable central de la antena del modem al central del cable coaxial y la periferia con los cables periférico del coaxial. Para ello, haz que el central del coaxial quede enganchado a la base de la antena del modem, enrolla los plateados y empálmalos con un soldador de estaño como ves en pantalla. Al final, suelda también las puntas de los cables enfrentados. Cuando termines puede asegurar todo con cinta aisladora y devolver la antena del modem a su sitio.

Por último, desde el otro lado del cable coaxial, hacerlo pasar por el perfil en “L”, la primera tapa y en la segunda es donde deberás soldar el último cable al punto de estaño que hicimos previamente. Y aquí lo tenemos, nuestra antena que dependiendo donde la ubiquemos podrá captar docenas y docenas de redes para conectarse a internet.

Antena de radio en bucle con cable y tubos PVC

Muchas veces sucede que nuestras estaciones de radio favoritas, poseen una señal de amplitud modulada, es decir, una señal am. Y esto es algo problemático porque este tipo de transmisiones, en comparación con las FM, son más susceptibles a sufrir de interferencias físicas y de ruidos atmosférico productos del clima, lo que impide que podamos disfrutar de música de calidad u otras sintonías. Pero por fortuna, si complementas tu radio con esta antena externa en bucle hecha con un cable fino y con tubos y accesorios de PVC, puedes aumentar dramáticamente la señal de tu radio am y disminuir al mínimo las inferencias de cualquier otro tipo. Incluso puedes aumentar el número de estaciones que tu radio pueda sintonizar.

Construcción de la antena de radio paso a paso

Para construirla necesitarás cuatro tubos de PVC de cuarenta centímetros de largo y cinco de diámetro, cuatro conectores “T” del mismo diámetro y un conector en “X”, pegamento e imprimación para PVC, treinta metros de cable fino de cualquier tipo (como de altavoces) y un pequeño condensador variable de diez a tres sesenta picofaradios que puedes conseguir en cualquier radio o televisor viejo.

Como primer paso, tendrás que perforarle once agujeros a ambos lados del lateral de los cuatro conectores “T” con una broca del mismo diámetro del cable largo que vas a usar. Es de vital importancia que la  distancia entre agujeros de cada conector sea uniforme, así que mídelos muy bien antes de hacerlos o utiliza un tornillo de banco para máxima precisión. Para que te sirva de guía, haz el primer agujero en el centro del lateral del conector y luego otros cinco a cada lado y que sean equidistantes, luego repetir el proceso con los otros conectores “T”.

Con lo anterior hecho, ahora toca construir la estructura de la antena. Con un conector “T” acostado sobre una madera de soporte de gran profundidad vamos a colocarle imprimación y después pegamento en la abertura central para luego insertarle el primer tubo de cuarenta centímetros. En el otro extremo del tubo colocaremos también imprimación y luego pegamento, y pegaremos el conector “X” de forma que quede parado sobre la mesa. Repetir el proceso con otro conector “T”, otro tubo y el mismo conector “X”, pero usando la abertura opuesta. Luego, continuar con las aberturas que faltan.

Colocación del cable y configuración

Deja reposar la estructura unas horas hasta que el pegamento se seque. Ahora es el turno de colocar el cable largo. Para este paso necesitarás mucha paciencia porque se tendrán que dar once vueltas al cable alrededor de la gran “X”, pasando uno a uno y de forma ascendente los agujeros hechos en los conectores “T”. Cuando hayas terminado, asegúrate que el cable quede bien tenso por toda la estructura y deja al menos sesenta centímetros de este colgando para poder conectarlo al condensador variable. Ahora pegamos el dicho condensador un poco lejos del borde del tubo izquierdo inferior con silicona caliente, empalmamos uno de los cable en una de sus tomas y al segundo lo pegamos solo con cinta adhesiva por si queremos acomodarlo después.

La antena ya está lista. Para poder aprovecharla correctamente, coloca tu radio sobre el cable inferior de la antena y préndela para visualizar los resultados. Si la señal sigue siendo débil mueve la perilla del condensador hasta obtener la intensidad de señal deseada.

Antena de 3G y 4G Doble Biquad casera

Si vives en una zona muy remota, como en el campo, al punto que ni la antena del puesto cuatro puede detectar señales wifi, de seguro has optado por contratar servicios de internet provenientes de redes móviles como de 3g o 4g dado a la imposibilidad de recurrir a la banda ancha inalámbrica. Sin embargo, a veces se tiene la tan mala suerte de estar lejos de las antenas emisoras que la calidad de señal de las redes móviles que a uno le llega es paupérrima. Pero por fortuna, y al igual que en los casos anteriores, una buena antena puede solucionar este problema. Y la que considero que es la mejor en estos casos es la antena doble Biquad, dada a su eficacia y fácil construcción en comparación a otras antenas.

Aprende más sobre la construcción de esta antena al detalle y descarga un manual paso a paso en este artículo.

Construcción de la antena Biquad paso a paso

Para construir esta antena, asumiremos una frecuencia de señal wifi estándar de 2400 MHz, la misma que se utiliza para la mayoría de países del mundo. Pero en caso de que sospeches que tengas una frecuencia de señal diferente, averíguala y utiliza la siguiente calculadora de antenas Biquad que te dejaré aquí para determinar las medidas de los materiales que vas a usar. Para la frecuencia estándar de señal wifi (2400 MHz) en una antena doble Biquad usaremos estas dimensiones de los elementos.

Como primer paso, haremos un esquema con lápiz y papel del elemento activo con las dimensiones exactas obtenidas en el cálculo y pondremos clavos en cada vértice con una placa de madera desechable detrás. Luego, enrollaremos alrededor de los clavos el trozo de alambre de cobre de cincuenta y ocho centímetros de largo, hasta obtener la forma de la antena que queremos. Retirar los clavos con una pinza cuando los dobleces queden fijos. Ahora con dos conectores macho y hembra tipo n, o del que se corresponda con tu modem que te provee internet, tomamos primero el macho y lo vamos a soldar al centro del elemento activo y lo que sobre de alambre de cobre podemos aprovecharlo para enroscarlo alrededor del conector.


El próximo paso es conseguir una chapa galvanizada lisa y cortarla a las dimensiones dadas por la calculadora con una tijera de hojalatero. Con las medidas obtenidas, vamos ahora a hacerle una perforación en el centro con la ayuda de un taladro y de nuevo la madera debajo hasta lograr un agujero lo suficientemente ancho para que entre el lado roscado del conector soldado al elemento activo. Cuando lo haga, enrosque el conector hembra del otro lado de la chapa para que quede bien fijo y la antena horizontal.

Instalación de la antena Biquad

Como paso final, vamos a conectar un cable de antena de televisión 3C2V detrás del conector hembra y este, tratando de que sea lo más corto posible para que la señal no pierda potencia, lo llevamos hasta nuestro modem para finalizar nuestra antena. Como detalles adicionales, puedes fijar el receptor construido a una carcasa de antena de televisión vieja para unir el reflector a la tubería galvanizada y aplicar un poco de barniz al alambre de cobre para que no se vea afectado por la corrosión. Una vez instalado, puedes descargar una aplicación de comprobación de señal wifi para verificar su funcionamiento, ahora deberías poder gozar de un internet móvil 4G mucho más potente y veloz.

Antena de TV HD Gray Hoverman casera

Y no quería acabar este top sin enseñarte a hacer una de las antenas más potentes que existen. Aunque no se habla mucho de ella en mundo hispanoparlante, en el angloparlante la Gray Hoverman (u hombre flotante gris en español) es una de las antenas de televisión HD más populares debido a su poca dificultad de construcción y su alta ganancia de señal hasta el punto de que muchos que la probaron han sido capaces de sintonizar hasta cincuenta canales.

Si la observamos con atención, rápidamente nos daremos cuenta que se parece a 2 de la que ya vimos en el top: a la de dipolo en su tope y base, y la Biquad en su centro. Y el motivo de esto se debe a que en muchas antenas profesionales se suele combinar diseños para aprovechar las fortalezas de cada una y así crear una antena compuesta que ofrezca un mejor rendimiento en términos de ganancia o rechazo de interferencias.

Construcción de la Gray Hoverman paso a paso

Como ya ganamos experiencia a lo largo del top, hacer esta será pan comido. Para comenzar, consigue dos alambres de cobre de un calibre bien grueso como de 10, 9 u 8 AWG y que midan 142 cm ambas. Vamos a dividir ambos alambres en ocho porciones iguales con un marcador.


A continuación, tomamos una pinza punta de aguja y sostenemos uno de los alambres por la marca de la mitad. Vamos a doblarlo en un ángulo recto y comprobar los 90° con una escuadra. Luego, a la marca contigua de cualquiera de los dos lados vamos a volver a doblarla en ángulo recto pero en la dirección opuesta. Repetimos con las próximas marcas pero siempre alternando la dirección del giro. Para la última marca del extremo, la doblaremos en un ángulo de 45° grados hacia afuera. Repetimos todo el proceso ahora desde el otro lado del alambre y también para el segundo alambre. Al final, comprobar que todos los ángulos centrales sean rectos y los ángulos extremos sean paralelos al suelo.

Estructura de la antena Gray Hoverman

De forma aparte, vamos a conseguir un tubo cuadrado de PVC de sesenta y cuatro centímetro de largo y vamos a marcar en él, las distancias de 14, 25 y 25 cm respectivamente. Adicionalmente, vamos a cortar tres trozos del mismo tipo de tubo que sean de 75 mm. Colocamos pegamento de PVC en las marcas, luego el trozo de PVC en cada uno de forma perpendicular al tubo grande y ajustamos con un tornillo apto para taladro en todos.

Ahora vamos a medir 22 mm hacia fuera de donde irán los tornillos clavados en los trozos de PVC y haremos agujeros en cada una de esas marcas. Para una captación de señal óptima tendremos que colocar un reflector del otro lado a una distancia de diez centímetros aproximadamente, así que con más trozos de tubo cuadrado de PVC que pueden ser de unos 15 cm los adosamos también al tubo mayor con los tornillos y el taladro como se muestra. Es hora de colocar los elementos activos, ponemos los picos de uno de ellos un poco por delante de los tres agujeros hechos de un lado y los ajustamos de nuevo con los tornillos y un taladro. Repetimos el proceso para el elemento activo del otro lado.

Instalación de la antena Gray Hoverman

Como último paso, vamos a atornillas un reflector de 70 x 90 cm de área del otro lado. Este puede ser una reja de gallinero, de jardín o una chapa lisa. La forma no importa en realidad, ya que solo servirá para que la señal de tv no venga por atrás. Centra la reja en la parte trasera del tubo, coloca los tornillos de tal forma que se sostengan con esta, ¡y listo! ya tienes tu potente antena Gray Hoverman de televisión HD.

Ahora solo te resta colocar el transformador en el centro de la antena de la misma forma que te enseñamos en el puesto cinco, conectar el cable, instalar tu antena en el punto más alto de tu casa y llevar el otro extremo del cable a tu televisor. Ahora ya puedes escanear los canales y disfrutar de una gama de entretenimiento mucho mayor.


También te podría interesar…
Cómo hacer un calentador de agua solar casero profesional (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un calentador de agua solar casero profesional (Instrucciones + PDF gratis)

Un calentador de agua solar es un panel solar térmico que se utiliza excesivamente para la producción de agua caliente...
Read More
Cómo hacer un refrigerador de arcilla Zeer Pot sin electricidad paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un refrigerador de arcilla Zeer Pot sin electricidad paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

El refrigerador de arcilla Zeer Pot es un invento sorprendente que te brindará una oportunidad de oro para mantener frescos...
Read More
Cómo hacer un panel solar casero fácil de 60W y 18V paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un panel solar casero fácil de 60W y 18V paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo aprenderá a cómo hacer un panel solar casero para abastecerse de energía si vive en una zona...
Read More
Cómo hacer un generador hidroeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un generador hidroeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

Este generador hidroeléctrico casero es un pico-hydro, una turbina de agua de acción de sifón que utiliza el impulso del...
Read More
Cómo construir un biodigestor casero COMPLETO paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo construir un biodigestor casero COMPLETO paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Un biodigestor casero es un excelente invento que, no solo te puede ayudar a reducir tu factura de gas, sino...
Read More
Cómo hacer una bomba manual de agua con tubos PVC paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una bomba manual de agua con tubos PVC paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

En este proyecto, aprenderá a cómo hacer su propia bomba manual de agua con tubos de PVC personalizable que se...
Read More

¡No olvides compartir!

TOP 5 Biodigestores caseros que tú mismo puedes construir | VÍDEO

El día de hoy te enseñaremos a encontrar los diseños de biodigestores caseros que mejor se adapten a tus necesidades y así puedas hacerles frente a una factura del gas que se vuelve más y cada vez más costosa ¡Empecemos!


¡Mira nuestro vídeo!


Mini biodigestor casero disolvente de basura

Biodigestores caseros Pequeños

Inauguramos este top con un biodigestor experimental. Si nunca has construido uno antes, el probar con uno pequeño te otorgará una experiencia inicial para familiarizarte con la dinámica de preparación y cuidados de un biodigestor convencional. Y con lo pequeño que es este modelo podrás hasta utilizarlo en residencias pequeñas como departamentos, así que sácale el mejor provecho.

Preparar el recipiente

Para construirlo comienza por conseguir un recipiente con tapa, como un balde de pintura, y hazle un orificio en el centro de la tapa con un taladro o con una herramienta similar. Como siguiente paso, vas a colocarle un trozo de manguera por el agujero hecho y lo vas a pegar con silicona o con un pegamento similar. Ahora hazle un segundo agujero a la tapa con una cierta distancia del primero y pégale un tubo más largo desde el lado de afuera, este servirá de desagüe del mini biodigestor.

Consejos sobre el uso de residuos

Como el proceso de descomposición de la basura suele ser muy largo, en un bol vamos a mezclar sal de roca con amonio y potasio (sal gruesa y fertilizante artificial en resumidas cuentas), junto con un poco de agua.

Ahora ya puedes empezar a llenar el balde con basura. Puedes agregarle el material orgánico que desees como resto de verduras, cascará de frutas, carne, yerba, restos de café, etcétera. Sin embargo, evita colocarle cáscara de huevos, pieles de cebolla y ajo, huesos u otros residuos fibrosos o inorgánicos, ya que estos no se degradarán muy bien. Este consejo que te doy aplica para todos los modelos de Biodigestores de este top, así que recuérdalo muy bien. Por último, pero no menos importante, debes agregar abono animal junto con algo de tierra  con alto contenido bacterianos, esto es importante porque estos microbios son lo que producirán gas para el biodigestor.

Cuando llenes el recipiente hasta la mitad con basura, es hora de que le agregues encima la mezcla de fertilizante con sal junto con un poco más de agua para que el balde quede tres cuartas partes lleno. Hecho esto, colócale la tapa al recipiente y séllalo muy bien.

Configuración del quemador de biodigestor

Ahora es turno de trabajar con el quemador. Si tienes un mechero bunsen en casa puedes desarmarlo para adaptarlo al tope del biodigestor. Agrégale una salida de gas en forma de hornalla para que se adapte lo más posible a una cocina clásica. Si no tienes un mechero bunsen, puedes conectar el tubo de salida a una estufa de biogás pensada precisamente para este fin.

Sin embargo, puede ser que estas sean muy difíciles de conseguir y solo encuentres de gas licuado. Si ese es tu caso, la presión no será suficiente en la cámara de combustión para que el biogás arda, por lo que tendrás que hacerle algunas modificaciones al quemador. En principio, solo tendrás que perforar la boquilla de entrada de gas con un agujero más grande, para este tipo de biodigestor debería ser suficientes.

Pero si continua sin quemar bien, intenta agrandar los orificios de salida de la hornalla con un taladro y una broca muy fina. Cuando tengas el biodigestor armado, ahora perfora la tapa de una botella y pégale la otra punta del tubo flexible. Vuelve a colocar la tapa en su botella y ponla al lado del biodigestor. Ahora deberás esperar unos cuantos días hasta que la presión del biogás generada por la descomposición de la basura empuje toda el agua en el interior del biodigestor hasta llenar la botella por completo. Cuando esto ocurra, se significará que el biogás ya está listo para aprovecharse.

Comienza a preparar la estufa como diga las instrucciones del fabricante, coloca encima lo que desees cocinar, enciende la hornalla y listo. Ya tienes tu biogás para uso personal. Sin embargo, al ser un biodigestor pequeño el gas solo te durará unos minutos. Si lo que necesitas es mucho más, abróchate el cinturón porque recién estamos comenzando.

Biodigestor casero mediano de bidón de plástico

Biodigestores caseros medianos

Este es uno de los Biodigestores caseros más populares de todo el internet. Y no es para menos, su tamaño suele ser el justo para una vivienda unipersonal y su construcción es bastante sencilla.


Para hacerlo necesitarás obviamente un bidón de plástico que puede ser de doscientos litros más o menos y unos cuantos accesorios de PVC, de los cuales como mínimo, deberán ser los siguientes: dos codos, tres adaptadores macho y hembra, cincuenta centímetros de tubo sanitario, una válvula de bola y una llave de gas todo de media pulgada. Además, necesitará un adaptados macho con un tapón de dos pulgadas (o cinco centímetros) y un tubo de cincuenta centímetros de dos pulgadas también.

Construcción de la plomería

Como primer paso, tendrás que construir la plomería de salida de excesos líquidos uniendo las piezas de pvc como se muestra en pantalla. De abajo hacia arriba, adaptador hembra, adaptador macho, tubo corto, codo, tubo largo, codo girado en noventa grado y tubo corto. Ahora vamos con el desagüe, esta combinación de adaptador hembra, macho, tubo corto y válvula bola será la llave de desagüe de nuestro biodigestor.

Consiga ahora brocas coronas de distintos tamaños y con la ayuda de un taladro tendrá que hacer uso cuantos agujeros en la tapa y cuerpo de bidón de plástico que hará de biodigestor. Comience haciendo uno de dos pulgadas a un costado de la tapa del bidón y luego otro de media pulgada en el centro de la misma. Para el cuerpo, haga otros dos orificios de media pulgada. Uno en un costado de la base del bidón y el otro treinta centímetros más arriba. Puede lijarlos un poco si lo desea.

Instalación de las conexiones

Ahora llega el turno de hacer las conexiones. Pase un adaptador macho de media pulgada a través del orificio pequeño de la tapa y del otro lado hacia afuera del bidón enroscar la válvula de gas con cinta de teflón. Repetir el proceso con el adaptador macho de dos pulgadas, cuando termine de roscarlo. Colóquele el trozo de cincuenta centímetros de tubo de dos pulgadas del lado de adentro y desde afuera la tapa del adaptador. Aquí será donde alimentaremos nuestro biodigestor con los residuos orgánicos que especificamos para puesto anterior y lo mismo aplicará para el resto de Biodigestores en adelante.

Ahora vamos a conectar el adaptador macho del sistema de salida de exceso de líquidos en el orificio cerca del centro del bidón, asegúrate que quede parado. Por último, conecte otro adaptador macho desde adentro del bidón en el agujero de más abajo y enrosque desde afuera el sistema de desagüe construido previamente.

Sellar el interior del biodigestor

Para terminar, coloque la tapa del bidón y obtendrá el diseño definitivo de su biodigestor mediano casero. Cuando ya esté seguro de la disposición de las piezas, selle los tubos con pegamento para PVC y la tapa al bidón con silicona. Con esto hecho, ya puede comenzar a llenar su biodigestor y conectar su estufa al final de la llave de gas. Como curiosidad, algunos extras de esta versión de biodigestor utilizan un salvavidas de intermediario para llenar de gas este y elevar la presión de salida y, a veces también, aumentan el orificio de entrada de alimentación con una cupla reductora para facilitar el llenado. Dejo a tu criterio si deseas optar por estas modificaciones.

Biodigestor casero grande de cúpula flotante

Biodigestores caseros flotantes

A partir de aquí entramos en las ligas mayores. Los diseños de los Biodigestores anteriores estaban pensados para aprovechar el biogás de forma esporádica, ya que se asumió que aún se posee de otras fuentes de combustible hogareño como gas de red o gas licuado.


Pero si tu intensión es ir en serio y comenzar a depender pura y exclusivamente del biogás que produces, entonces fabricaremos un biodigestor mucho más grande de cúpula flotante. Este modelo se caracteriza por tener un techo móvil, es decir, a medida que el biodigestor produce biogás una cúpula que tiene encima se mueve verticalmente para hacer más espacio para combustible y así disminuir la presión interna del tanque y retener más gas.

Aprende a construir este biodigestor casero al detalle y descarga un manual de paso a paso al final, en el artículo de aquí.

Pasos previos a la construcción

Para construirlo tendrás primero que determinar las medidas del mismo que mejor se adapte a tus necesidades. Como regla sencilla necesitarás un tanque digestor de mil litros por cada cinco kilos de residuos orgánicos que se genere al día. Si generas menos residuos necesitarás uno más pequeño, pero si produces más de cinco kilos de residuos al día debes conseguir uno más grande de mil litros. Para el tanque colector, es decir, el tanque que se pondrá encima para hacer de cúpula acumuladora de gas se suele utilizar un tanque de un calibre medida inferior a digestor. de forma estandarizada, y aplicable a la mayoría de las viviendas unifamiliares, se suele utilizar un tanque digestor de setecientos cincuenta litros y un tanque colector de quinientos.

Tanque Digestor

Para convertirlo todo en un biodigestor conjunto, el procedimiento es muy parecido al del puesto anterior pero con algunas diferencias. Para construirlo, empieza por cortar la parte de arriba de ambos tanques con una sierra. Al colector le puedes hacer un corte limpio, mientras que al digestor puedes dejarles los bafles ya que nos serán útiles para montar la cúpula móvil. Ahora llega la parte de hacerle los agujeros al tanque digestor correspondientes a la entrada de residuos y salida de exceso de lodos.

Como imaginarás, necesitaremos tubos y accesorios más anchos dado a que trabajamos con mayor volumen de biogás así que recomendamos tubos de diez centímetros de diámetro o más. Haga un orificio a un costado de la base del tanque del diámetro sugerido y coloque un codo de PVC con compuerta, esto último es necesario para que este mismo codo haga de entrada de residuos y de desagüe y no tener que hacer orificios adicionales en el tanque. Asegura bien la conexión con adhesivo o compuesto epoxi, y agregue y pegue también un tubo largo con tapa al otro extremo del codo para hacer más accesible la alimentación del biodigestor.

Ahora es turno del orificio de salida de exceso de lodos, hágalo lo más cerca posible del tope de tanque digestor y córtelo con cuchillo y sierra. al igual que el anterior, pegue el borde de un tubo del diámetro sugerido al orificio con pegamento o compuesto epoxi y agregue más codos y tubos según corresponda para dirigir los excesos de lodos donde usted quiera.

Tanque Colector

Ahora vamos a crear la parte móvil del biodigestor. Para este paso tendremos que adherirle cuatro tubos largos de tres centímetros de diámetro o más, a cuatro bafles que dejamos en el tanque digestor y nuevamente vamos a cortar y pegar con compuesto epoxi los tubos en la parte superior de los bafles de forma que queden como se ve en la imagen.

Es turno del tanque colector ahora, a este tendremos que pegarle cuatro cuplas con un diámetro más grande que los tubos para que puedan deslizarse a través de estos sin problema, colócalos a la misma altura de los tubos, espera que el compuesto o pegamento se seque y da vuelta el colector para colocarlo sobre el digestor. Como paso final tendremos que perforar el agujero para la salida del biogás, al igual que hicimos en el puesto anterior.

Puedes usar la misma configuración anterior o mejorarla un poco utilizando un adaptador macho, un niple, un codo roscado y una válvula y manguera para gas, todo de latón y de media pulgada de diámetro. Sella bien el sistema de salida de biogás y lleva la manguera hasta tu quemador. Ya tienes tu biodigestor tamaño grande para aprovechar el biogás con mayor frecuencia. Como consejos adicionales, te recomendamos que pongas un peso sobre el tanque colector para que al inflarse la cúpula, esta no se salga y deje escapar el biogás, y con los excesos de lodos generados recuerda que puedes aprovecharlos como abono para tus plantas.

Biodigestor casero múltiple con tanques IBC

Este biodigestor podría considerarse una variante del anterior. Sin embargo, construir tu proyecto con uno o varios tanques IBC, o grandes recipientes de mercancías a granel, te permitiría disponer de biogás en aún más cantidades debido a que estos suelen ser más baratos que los del puesto anterior e incluso pueden interconectarse para lograr mayor volumen de acumulación.

Adicionalmente, los tanques IBC ya vienen con orificios de entrada y salida en su diseño por lo que muchos cortes tediosos necesarios para construir otros Biodigestores pueden omitirse y, en definitiva, este es un proyecto mucho más escalable por su menor costo y posibilidad de expansión.


Para construirlo necesitarás al menos un tanque IBC, pero si consigues más, mejor ya que dispondrás de más reservorios para el biogás. Como el depósito tiene una válvula de desagüe en la base, solo necesitaremos hacerle tres orificios con un taladro con brocas coronas en la parte superior un poco cerca de las esquinas. Dos de ellos deben ser de cinco centímetros y uno de diez, a este último lo utilizaremos para alimentar con residuos a nuestro biodigestor. Ahora vamos a colocarle adaptadores de boca de tanque del mismo diámetro que los agujeros y los aseguramos al sitio con pegamento.

Instalación de los tres tubos

Llega el turno de colocar los tubos, todos estos pueden ser de la misma longitud sobresaliendo unos cincuenta centímetros del tanque IBC. Al de diámetro más ancho, o sea el tubo de alimentación, le vamos a cortar la base en diagonal con una sierra de mano en un ángulo de sesenta grados. Con esto ya podemos colocarlo, asegurarlo con silicona y agregarle un reductor para facilitar el vertido.

Al tubo de salida del gas vamos delimitarle bien la porción que estará bajo del tanque y, a continuación, le haremos dos agujeros de cinco centímetros con brocas corona justo debajo de la marca y en lado opuestos para que por ahí ingrese el gas. Sellar correctamente este tubo con silicona también y en el tope agregar un acoplamiento de media pulgada, un pequeño tubo y válvula por donde saldrá el gas.

Por último, al tercer tubo le haremos un agujero con broca corona que quede a la altura de medio tanque desde adentro, lo ponemos en su sitio y lo sellamos con silicona. Aun que no lo parezca este hará de eliminador de exceso de líquidos. Si le cortamos un trozo de este tubo, le agregamos un conector “t” de su tamaño y luego dos otros tubos conectados con un codo par que terminen en un balde en la base, obtendremos un biodigestor que por la presión del propio gas interior vaciará los excesos de líquidos internos.

Detalles y diseños adicionales

El diseño del biodigestor esta esencialmente completado. Procediendo al igual que los otros Biodigestores, agregar estiércol de animales para comenzar e ir llenando el depósito poco a poco con otros residuos orgánicos hasta conseguir el biogás deseado luego de dos o tres semanas.

Coloque el tubo para el gas en la válvula de salida y diríjalo a su quemador para utilizarlo. Lo mejor que puede ofrecer este biodigestor es su capacidad de combinarse con los de los puestos anteriores. Con unos simples arreglos de tubería puedes llenar bidones, tanques flotantes y hasta otros tanques IBC de forma individual o con diseño similar a un biodigestor de cúpula.

Para construir este último caso, tendrás que cortar la parte superior de dos tanques IBC, meter uno dentro del otro y colocar sus soportes metálicos uno encima del otro para que hagan de guía al elevarse el colector de gas. Puede utilizar la misma válvula de desagüe del tanque superior como entrada del exceso de gas y la válvula de abajo para la salida destinada para su uso.

Biodigestor casero gigante con bolsa tubular

Y hemos dejado el proyecto más ambicioso para el final. Los famosos Biodigestores tubulares son muy utilizados en zonas rurales debido a que en estas zonas se suele contar con una dotación casi infinita de residuos orgánicos y, de entre ellos, abundante estiércol de ganado.


En zonas urbanas puedes arreglártelas para construir los proyectos de los puestos anteriores, pero este último lo recomiendo exclusivamente para los Bricologos del campo, debido al gran espacio que ocupará y los muchos recursos necesarios para alimentarlo. Pero quitando ese problema, este biodigestor está en la cima del top por su aporte casi inacabable de biogás si lo rellenas constantemente, y por la ausencia de tanques pesados y costosos para construirlo.

El insumo más importante para crearlo será, obviamente, una bolsa tubular. Para este proyecto en particular se necesitarán dos piezas de estas de seis metros y medio de largo donde una irá dentro de la otra para mayor resistencia. Otros materiales importantes serán dos tubos PVC de diez centímetros de diámetro y un metro y medio de largo, mas tubos PVC y accesorios pero de media pulgada, una cámara de neumático de coche, sogas, tapas de baldes de pintura, pegamento e imprimación para pvc, palas y algunas herramientas básicas.

Construcción de una zanja

El primer paso para hacer nuestro biodigestor tubular será cavar una zanja de un metro de profundidad, un metro de ancho y cinco metros de largo con ayuda de las palas. Si le pides ayuda a un familiar o amigo te facilitará mucho el trabajo. Luego se deberá agregar una hilera diagonal en cada extremo corto de la zanja rectangular que surja desde medio metro de profundidad, aquí es donde se colocarán los tubos grandes de alimentación.

Accesorios del biodigestor

De forma aparte, ahora vamos a cortar la cámara de neumático de coche en varias tiras que nos servirán para atar la bolsa tubular y otros materiales. Como tendremos que perforar la bolsa en un punto donde saldrá el gas, crearemos también un adaptador con un trozo circular de la cámara de diez centímetros de diámetro y un trozo de plástico duro circular también. Hacemos una perforación central de media pulgada en estos dos elementos y colocamos un adaptador macho.

Como el biodigestor será horizontal tendremos que construir un agitador para mezclar bien el contenido interno. Para ello, haremos un agitador sencillo con dos tapas de balde de pintura perforada en su centro y a los que le pasaremos una cuerda por ahí para que queden distando a un metro y medio entre sí con dos nudos en cada lado y con seis metros más de cuerda hacia afuera. Con este movimiento de los voluntarios en pantalla agitaremos dentro de la bolsa.

Preparación de la silobolsa

Una vez que se hayan introducido los dos trozos de plástico tubular uno dentro de otro y le coloquemos el agitador en el interior, vamos a instalar los tubos de alimentación en ambos extremos. Para ello, marcamos setenta y cinco centímetros en ambos lados e introducimos los tubos grandes de metro y medio hasta esa altura por el centro.

Los pliegues para ajustar los tubos a la bolsa se harán a treinta centímetros desde el borde, hágalos con mucha paciencia, con cuatro dedos de altura y ayúdese de un asistente para hacerlos, le facilitará mucho el trabajo. Cuando haya hecho todos los pliegues, átelos con una de las tiras de caucho de la cámara de neumático y mueva los pliegues para que toda la estructura quede bien cilíndrica. Luego con varias otras tiras tendrá que hacer el sello definitivo hasta que quede todo el tubo cubierto de ellas. Apriete las tiras de caucho con mucha fuerza para asegurarse de que no se escape nada de biogás. Cuando vea que haya quedado bien amarrado, deberá repetir todo el proceso en el otro extremo de la bolsa tubular.

A una distancia de aproximadamente dos metros de unos de los extremos de la bolsa, vamos hacer una perforación de media pulgada con la ayuda de una almohada, un martillo y una estaca. Aquí será donde colocaremos el adaptador macho, la arandela de caucho y el trozo de plástico que preparamos. Aquí también apretar todo bien y agregarle pegamento de ser necesario para que no se escape el biogás.


Instalación del biodigestor tubular

Con esto hecho, ya estamos en condiciones del instalar el biodigestor. Coloque la bolsa tubular en la zanja escarbada con los tubos posados en los huecos diagonales y procesa a inflarla con un soplador. Para este último paso debe tapar el agujero de salida de gas y uno de los tubos de entrada con bolsas plásticas y más tiras de caucho para que no se escape el aire.

Cuando la estructura se ensanche un poquito deberá proceder a llenar el biodigestor con agua y estiércol de animales. Agréguele suficiente agua hasta que el desemboque de los tubos quede completamente inundado y no pueda pasar aire por ahí, luego vierta todas las heces animales de las que disponga. Con esto hecho, ya puede terminar de inflar el biodigestor y tapar el último tubo de alimentación.

Detalles finales del biodigestor

Ya casi terminamos, solo resta agregarle un sistema de purga por exceso de gas al biodigestor. Para ello, agregue un adaptador hembra, un tubo de largo a elección, un codo, otro tubo, un conector “T” y el tubo final que transportará el gas a la cocina. En el hueco libre del conector “T” irá un tubo dentro de una botella con agua y una pequeña abertura cerca del pico, y se sujetará todo con alambre. Por aquí se eliminará el exceso de biogás generado por el biodigestor para protegerlo de sobrepresiones. a todo este sistema tendrá que sostenerlo con más alambre sobre un árbol u otra estructura.

¡Y ahí lo tienes! Cuando el biodigestor haya producido suficiente gas a presión, redirigir las tuberías a la cocina y con la manguera del quemador haga uso de él a su gusto ¿Te acuerdas lo que te había dicho si usabas una estufa de gas licuado en su lugar? pues aquí te recomendamos quitar la boquilla de entrada y conectar la manguera directamente, dado a la reducida presión del biodigestor de bolsa. Pero salvo por este detalle, con este proyecto dispondrás de abundante Biogás y con un suministro ininterrumpido si cargas de purines constantemente a tu biodigestor.


También te podría interesar…
Cómo hacer un generador hidroeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un generador hidroeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

Este generador hidroeléctrico casero es un pico-hydro, una turbina de agua de acción de sifón que utiliza el impulso del...
Read More
Cómo hacer un generador eólico casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un generador eólico casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Este diseño de generador eólico casero se caracteriza por ser simple y eficiente, al mismo tiempo que su construcción es...
Read More
Cómo hacer un colector solar termoeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un colector solar termoeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo, le mostraremos cómo construir un colector solar termoeléctrico casero portátil que pueda generar suficiente electricidad para cargar...
Read More
Cómo hacer una bombilla botella solar que funcione de día y de noche (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una bombilla botella solar que funcione de día y de noche (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a fabricar una de las famosas bombillas en botella solar para iluminar los lugares oscuros...
Read More
Cómo hacer un generador de hidrógeno casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un generador de hidrógeno casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a cómo hacer un generador de hidrógeno casero que utilizará electricidad de la batería de...
Read More
Cómo hacer un panel solar casero fácil de 60W y 18V paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un panel solar casero fácil de 60W y 18V paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo aprenderá a cómo hacer un panel solar casero para abastecerse de energía si vive en una zona...
Read More

¡No olvides compartir!

TOP 5 aires acondicionados caseros que tú mismo puedes construir | VÍDEO

Sean bienvenidos una vez más, amantes del frío. En el artículo de hoy les enseñaremos 5 aires acondicionados caseros que ustedes mismos pueden construir utilizando herramientas básicas y materiales fácilmente disponibles ¡Comencemos!


¡Mira nuestro vídeo!


ECO COOLER: Aire acondicionado con botellas

Aunque a primera vista pueda lucir poco profesional, si vives en un sitio con brisas constantes te sorprendería la eficacia del aclamado Eco Cooler. Popularizado en las zonas rurales de Bangladesh, utilizado tan solo botellas de plástico y una tabla de madera, este rústico aire acondicionado tiene el poder de disminuir la temperatura en el hogar dónde se coloque en hasta cinco grados. Una cifra que, si bien no es extraordinaria, la diferencia se nota una vez instalado el Eco Cooler.

Su funcionamiento se basa en el efecto Joule-Thompson, un fenómeno físico que provoca que un gas de enfríe cuando se expande rápidamente y puedes experimentarlo tú mismo soplando en tu mano. Al exhalar con la boca abierta sentirás que el aire sale caliente, pero al soplar con los labios apretados el flujo resultante es frío, y con solo ese factor puedes enfriar a gran escala el ambiente de tu casa donde quieras colocar tu Eco Cooler.

Diseño del ECO COOLER para una ventana

Pero imagino que no está en tu planes perforar la pared de tu casa solo por este proyecto, así puedes recurrir a implementarlo en una ventana en su lugar. Para ello, toma las medidas de la ventana, su alto y ancho, para que con este cálculo aproximado puedas determinar el número de botellas que necesitas.

Tomando de ejemplo una ventana de un metro por un metro, necesitarás sesenta y cuatro botellas, todas con sus tapas incluidas. Como siguiente paso, debes conseguir una chapa de madera delgada del mismo tamaño, un taladro con brocas coronas de diferentes tamaño, tijeras, cinta métrica, un lápiz y quizás un martillo y clavos o pegamento. Con esto ya estás listo para empezar a construir tu Eco Cooler.

Dejando un espacio de doce centímetro entre cada botella, empieza a perforar la chapa de madera con una broca corona del mismo tamaño que el pico de las botellas. Puedes ayudarte con el lápiz y la cinta métrica para posicionar los agujeros correctamente. Acto seguido, ahora debes cortar todas las botellas por la mitad y perforar las tapas de cada botella con una broca corona un poco más pequeña. Con esto hecho, ya puedes empezar a colocar las partes superiores de las botellas por un lado de la chapa para ajustarlas con sus  tapas perforadas desde el otro lado. El Eco Cooler ya está listo.

Instalación del ECO COOLER


Para instalarlo en la ventana, quizás solo baste el ajuste de la misma tabla o puedes asegurarla con más fuerza utilizando martillo y clavos o pegamento para madera. Recuerda que el lado con los embudos de botella debe ir mirando al exterior. Y ahí lo tienes, tu aire acondicionado de botellas de plástico. Si lo deseas puedes evaluar su efectividad comparando temperaturas con un termómetro. Sin embargo, si no tienes muchas botellas, te dejo como Bonus Track este mini diseño del Eco Cooler llevado a un ventilador. Con solo cuatro botellas, un cartón y repitiendo el procedimiento explicado, puedes usar esta mini versión del Eco Cooler para ponerlo sobre tu escritorio mientras trabajas.

Aire acondicionado con vasija de arcilla

¿Nunca te pasa que cuando sales de una piscina siempre sientes más frío de lo habitual? pues esa sensación que todos experimentamos se debe a que el agua requiere de absorber energía para poder evaporarse de tu cuerpo, y en ausencia del sol dicha energía solo la puede obtener extrayendo el calor de tu cuerpo, provocándote frío hasta que estés completamente seco. Este fenómeno, conocido como “enfriamiento por evaporación”, puede aprovecharse con macetas o vasijas de barro, dado a que estas poseen pequeños poros es su estructura que hace que estén en contacto con el aire exterior pudiendo reducir como máximo hasta veinticinco grado la temperatura.

El botijo, por ejemplo, era una famosa jarra de agua del pasado que hacía uso de este efecto para mantener siempre fresca el agua de su interior. Y el Zeer pot, era otra vasija con el mismo propósito pero que mantenía fresco frutas y verduras. Sin embargo, a nosotros nos interesa construir un aire acondicionado y eso es justo lo que vamos a hacer.

Construir la vasija acondicionadora de aire

Antes de empezar, consigue una vasija de arcilla con forma de jarrón o de maceta, consigue también un ventilador de caja que suelen encontrarse en tiendas de electrónica junto con un interruptor y un enchufe adaptador de doce voltios.

Para construir el aire acondicionado, comienza por hacer varios puntos adyacentes con la ayuda de un lápiz sobre la vasija para luego agujerear sobre ellos con un taladro y una broca muy fina o una herramienta Dremel. Haga los agujeros con sumo cuidado para no romper la vasija. Cuando los haya hecho todos y con un poco de presión creará tres huecos claves en la maceta. Uno de ellos, debe ser un hueco cuadrado donde irá pegado el ventilador de caja, luego otro redondo y pequeño justo al lado donde se colocará el interruptor, y uno último redondo en el lado opuesto donde irá un embudo para colocar agua. Adicionalmente y más abajo del embudo, haga como unos cuarenta o más agujeros, pero espaciados, para que el aire pueda ingresar al interior de la maceta.

Parte eléctrica del sistema

A continuación, pase el cable pelado del enchufe adaptador de doce voltios al interior de la vasija por un agujero adyacente al hueco del embudo, y empalme el cable negativo a una de las conexiones del interruptor. Es aquí donde tomaremos el ventilador de caja y al cable positivo del mismo lo empalmamos con el positivo del adaptador y el negativo al otro conector del interruptor. Con esto hecho, ya podemos soldar con estaño los cable para que queden fijos y pegar tanto el interruptor como el ventilador a sus respectivos huecos con silicona. Recuerda colocar el ventilador con la expulsión del aire hacia fuera. Finalmente, colocamos el embudo en el otro hueco, agregamos un tapón de cerámica al tope de la vasija y pegamos todo con más silicona. El aire acondicionado está técnicamente terminado.

Activación del aire acondicionado de vasija

Antes de hacerlo funcionar, agrega una taza de agua al interior de la vasija y tapa el embudo con algo para nada se evapore por ahí. Espera unos minutos hasta lograr que toda la base de a maceta quede bien húmeda y ya está todo listo. Conecta el enchufe y posiciona tu aire acondicionado dónde quieras para empezar a disfrutar de la fresca brisa. Ten en cuenta que para este aire acondicionado enfríe lo suficiente es necesario que el aire exterior esté seco. Por lo que si tu pronóstico del tiempo dice que el clima va estar húmedo, es probable que tu vasija no enfríe demasiado y debas recurrir a los aire acondicionados de los siguientes puestos.

Aire acondicionado con hielera y ventilador

Este es de lejos el aire acondicionado casero más popular de todos, debido a su portatibilidad y facilidad de construcción. Sin embargo, no ha escalado más alto en este top debido a que requiere hielo recién preparado para poder funcionar, y a menos que puedas producirlo o comprarlo en gran cantidad y no quedarte sin él para tus bebidas frías, tal vez debería optar por otras opciones de este vídeo.

Existen muchas versiones del aire acondicionado de hielera, algunos más complejos que otros que incluyen muchos componentes electrónicos o incluso condensadores, pero aquí nos decantaremos por una de las versiones más simples de construir, sin perder mucha efectividad en el enfriado.

Perforación de la hielera

Para construirlo, comienza por conseguir una hielera reciclada u otra que no te importe agujerearla, un ventilador pequeño, tubos y uno o dos codos de PVC de diez centímetros de diámetro o más, mucho hielo y una sierra eléctrica potente como una de calar.

Con la sierra tendremos que hacer como mínimo dos agujeros en la tapa de la hielera, el primero lo haremos del tamaño un poco más pequeño del ventilador y el segundo del diámetro del codo de PVC, también hazlo más pequeño para que cuando coloques el codo quede bien apretado. si deseas mayor volumen de aire refrigerante, puedes optar por hacer dos agujeros para colocar dos codos en lugar de uno. a continuación, para asegurarse que el aire que ingrese haga contacto con el hielo se agregará dos tubos a los codos que lleguen hasta el piso de la hielera dejando solo uno o dos centímetros de distancia. Luego, en el hueco más grande colocaremos el ventilador boca abajo. No es necesario que lo fijes a la tapa, pero si deseas hacerlo puedes usar unos clavos en u y un martillo.

Rellenando la hielera

Ahora solo nos resta el interior. Puedes optar por solo colocar el hielo y accionar el ventilador, pero esto podría cargar de humedad el aire a medida que el hielo se derrita. Por ello, y como alternativas, puedes utilizar botellas congeladas en su lugar o crearle una parrilla improvisada al interior de la hielera para que el hielo no se mezcle con el agua líquida derretida. Para este propósito, perfora dos agujeros de un lado de la hielera y dos más del otro lado. Pasa dos varillas o alambres por esos agujeros  y encima de ellos por una parilla plástica o de metal de heladera, ahí será donde colocarás todo el hielo y así este tendrá más contacto con el aire que ingresará a la hielera.

Con esto hecho, ya puedes cerrar la hielera, poner el ventilador en su lugar y conéctalo al toma corriente más cercano para empezar a acondicionar toda la habitación. Para poder saber si tú proyecto está encendido puedes colocarle unos trozos de porras sujetadas con cinta adhesiva a la salida de las bocas de los codos de PVC. Si mides la temperatura a la que el sistema expulsa aire observarás que alcanzará con facilidad los quince grados.

Aire acondicionado con radiador de coche

En caso de que no lo sepas, un radiador es una pieza importante del sistema de refrigeración de un automóvil porque este se encarga de enfriar el agua que necesita el motor para poder funcionar de forma óptima. Si estudias bien la configuración de funcionamiento, te darás cuenta que necesita de un ventilador para poder enfriar mejor el agua o el líquido refrigerante que se adicione. Y aunque el intercambio de calor con el aire provoca un viento caliente, podemos invertir el proceso para obtener así un viento frío y un líquido caliente que deba volver a enfriarse, similar al aire acondicionado del puesto anterior.

Materiales para el aire acondicionado de radiador

Claro está, que para que puedas construir este enfriador, necesitarás el radiador de algún automóvil viejo, aun que también puedes fabricar uno casero con un tubo de cobre doblado con varias ondulaciones y sostenido por dos perfiles de metal junto con varias láminas pequeñas de aluminio pegadas lo más cerca posible una de otra para aumentar la superficie de intercambio de calor entre el aire y el fluido que circule dentro. Esta configuración será lo más parecido a un radiador comercial pero con una potencia de refrigeración algo menor.

Para darle vida a tu aire acondicionado necesitarás también de un ventilador cuadrado para que el contacto entre el viento que emanará este y la superficie del radiador sea la máxima posible.

Construcción paso a paso del sistema

Ahora consigue algo de Tergopol (o poliestireno expandido) y recorta cuatro trozos de un espesor de, al menos, dos centímetros: esa será la distancia de separación entre tu ventilador y tu radiador. Coloca los cuatro trozos sobre el ventilador, luego pon encima el radiador y únelos bien con precintos de plástico que puedes colocar entre los tubos de los extremos y la rejilla del ventilador. Ahora vamos a colocar encima una lámina de Cloroplast (o polipropileno corrugado) y la cortaremos con la ayuda de un cúter para que ocupe solo el espacio del ventilador donde no se encuentra el radiador, concentrando así el flujo de aire por el centro. Puedes agregar más láminas de Cloroplast para que no se filtre nada y fijarlo todo con cinta adhesiva.

Ahora llega el momento de la plomería, consigue un tubo de PVC flexible para que encaje en las boquillas de entrada y salida del radiador. Agregue dos abrazaderas de tubo en ambas bocas para que las tuberías no resbalen. Si su radiador tiene puntos intermedios de entrada y salida deberá conectar ambos con trozos de tubos cortos y agregar más abrazaderas por cada boquilla adicional, pero si el radiador ya venía con tubos puedes utilizar esos en su lugar. Por último, necesitaremos una bomba sumergible para poder mover el agua dentro del radiador. Estas no son muy caras y puedes encontrarlas fácilmente en acuarios. Debes conectar el tubo de entrada al radiador a la salida de la bomba y agregarle una abrazadera aquí también.

Configuraciones finales

Con esto hecho, solo te resta sumergir la bomba en un balde lleno de agua junto con las dos tuberías, posicionar el sistema en el sitio que desees acondicionar, conectar tanto el ventilador como la bomba y listo, ya puedes empezar a refrigerar el lugar.

Como consejos adicionales, te recomiendo que hagas circular un poco el agua antes de encender el ventilador para que el efecto frío no tarde en aparecer. Puedes agregar hielo al agua, al igual que en el puesto tres, para un mayor poder refrigerante. Y para transportar el aire acondicionado a otro lugar sin derramar agua, recuerda agitar un poco el radiador para que el fluido que tiene dentro vuelva por completo al balde.

Aire acondicionado de pared con placa Peltier

Y finalmente, hemos llegado al que considero el aire acondicionado casero definitivo. Si ya has visto mi otro top sobre los paneles solares caseros, recordarás que los famosos módulos Peltier del quinto puesto tienen la propiedad de aprovechar las diferencias de temperatura entre sus superficies opuestas para generar electricidad. Pero también se pueden utilizar de la forma inversa, es decir, si le propiciamos electricidad a un módulo Peltier podemos hacer que uno de sus lados quede tan frío hasta el punto de condensar la humedad del aire para formar hielo, mientras que del otro lado reduciremos el calor con un flujo de agua de forma similar a cómo hicimos en el puesto anterior.

Detalles del aire acondicionado de placa Peltier

Este diseño de aire acondicionado, si bien será el más costoso del top, no necesitará mantenimientos adicionales una vez que se haya completado a diferencia de los puestos anteriores. Como detalles adicionales, lo construiremos para que se pueda adosar a la pared y guiar el flujo de aire donde se desee.

Para fabricarlo, consigue: un radiador de PC, cuatro ventiladores de computadora del mismo ancho que el radiador, un kit de refrigeración termoeléctrico Peltier, una placa Peltier de cien Watt y doce voltios, grasa térmica, una pequeña bomba de agua de doce voltios también, una gran lámina de PVC de ocho milímetros de espesor, una fuente de alimentación o un enchufe adaptador y algunas herramientas básicas.

Construcción del radiador

La primera etapa para construir nuestro aire acondicionado termoeléctrico consistirá en atornillar dos de los ventiladores al radiador de PC y luego, del otro lado de los impulsores, atornillar dos rejillas de protección para que nada indeseado ingrese a los ventiladores. Con esto hecho, a cada conjunto de cables de los ventiladores y radiador le retiramos el neutro y tierra, y pelamos los positivos y negativos para unir los tres juntos de cada polo con un empalme y un trozo de termo reductor.

Construcción del aire acondicionado

En la segunda etapa tendremos que construir el aire acondicionado en cuestión. Sobre la lámina de PVC, cortar un rectángulo del tamaño un poco más grande que el radiador y hazle una marca por la mitad. Aquí es donde entra en acción el kit de refrigeración termoeléctrico. Tendremos que desarmarlo y trabajar primero con el radiador frío. Marcamos el perímetro de este en el centro de la tabla, la cortamos y colocamos la superficie del radiador ahí. Debemos fijarla bien con pegamento instantáneo.

A continuación, vamos a pegarle un pequeño arco rectangular del lado vacio para que haga de aislante y para luego colocar en el centro el núcleo de este acondicionador, la placa Peltier. Antes de posicionarla, pasamos un poco de grasa térmica para que la placa no se arruine con el calor, y como un sándwich colocamos la placa, más grasa térmica, el disipador de calor y el conjunto de sujeción del kit con tornillos para mantener todo el sistema en su lugar.

Carcasa del aire acondicionado

Ahora vamos a completar la carcasa del aire acondicionado, para ello corte otros dos rectángulos de PVC y péguelos como ve en pantalla con pagamento instantáneo. Sobre un cuarto rectángulo, se dividirá por la mitad como antes y se marcará el perímetro de los ventiladores de PC restantes para luego cortarse y así pegar los impulsores en los huecos para que pase el aire. Antes de unirlo al sistema, crear algunos agujeros para que pasen los cables. Esta cuarta tabla se colocará en paralelo a la anterior, así que debes asegurarte de que todos los cables terminen en un mismo lado. Puedes agregar luces led de decoración si lo deseas.

Ahora vamos a encerrar el sistema con otra tabla de PVC en diagonal a la que le haremos una abertura en el centro y con un simple mecanismo de tres tiras y varilla de madera crearemos la guía de flujo del aire acondicionado. Pegamos esta tabla diagonal, junto con otras a medida en los costados. Puedes agregar un termómetro electrónico si lo deseas para saber la temperatura en todo momento, y al igual que como hicimos con el radiador, unimos los cables negros y rojos entre sí y los empalmamos. Pegamos también un rectángulo con dos agujeros arriba de todo y atrás con pegamento instantáneo para poder colgar nuestro sistema y ya tenemos el cuerpo de nuestro aire acondicionado.

Pasos finales del aire acondicioando peltier

Para finalizar, falta conectar el radiador con el acondicionador. Para ello, fijamos el radiador con precintos en la ventana más próxima, colocamos los tubos de entrada y salida del radiador y disipador de calor respectivamente. Pero una vez más, con una bomba de intermediario en uno de ellos para que impulse el agua refrigerante. Aquí es cuando conectamos todos los cables a nuestra alimentación para que todo se accione al mismo tiempo. Con un recipiente con agua, hacemos entrar líquido al sistema, y cuando ya esté lleno, conectamos el tubo de entra al radiador para terminar.

Ahora ya tienes tu aire acondicionado de gran calidad para mantenerte siempre fresco cuando trabajes en la computadora. Esperamos que hayas disfrutado del vídeo. No olvides suscribirte a mi canal si aún no lo has hecho, y no dudes en compartir esta valiosa información en tus redes sociales. Por mi parte, eso ha sido todo y aquí me despido ¡hasta la próxima, Bricologos!


También te podría interesar…
Cómo hacer un panel solar casero fácil de 60W y 18V paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un panel solar casero fácil de 60W y 18V paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo aprenderá a cómo hacer un panel solar casero para abastecerse de energía si vive en una zona...
Read More
Cómo hacer una lavadora manual casera sin electricidad (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una lavadora manual casera sin electricidad (Instrucciones + PDF gratis)

Si está buscando una forma de lavar la ropa de forma más respetuosa con el medio ambiente y más económica,...
Read More
Cómo hacer una ducha solar casera con tubos PVC paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una ducha solar casera con tubos PVC paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

¿Cansado de que tu ducha tire poca agua caliente o a muy baja presión? Pues esta ducha solar casera, que...
Read More
Cómo hacer un horno solar casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un horno solar casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

En este artículo, te enseñaremos a construir un horno solar casero con el diseño típico de caja con reflectores colocados...
Read More
Cómo hacer un destilador solar para potabilizar agua (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un destilador solar para potabilizar agua (Instrucciones + PDF gratis)

La idea de construir un destilador solar en casa puede surgir cuando los suministros de agua locales se vean amenazados...
Read More
Cómo hacer un calentador solar con botellas de plástico 100% Funcional (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un calentador solar con botellas de plástico 100% Funcional (Instrucciones + PDF gratis)

Corría el año 2002, cuando un mecánico brasileño llamado José Alano diseño lo que sería el primer calentador de agua...
Read More

¡No olvides compartir!

Top 5 bombas de agua caseras que tú mismo puedes construir | VÍDEO

Sean bienvenidos una vez más, amantes del autoconsumo. El día de hoy les enseñaremos 5 bombas de agua caseras que ustedes mismos pueden construir con materiales sencillos y herramientas básicas ¡Vamos a conocerlas!


Les presentaremos bombas que se accionan manualmente, bombas que se accionan con electricidad de bajo voltaje y hasta bombas que se accionan con la propia agua o con el viento, así que te recomiendo que te quedes hasta el final del artículo porque estoy seguro que serán capaces de sacarle provecho a este gran catálogo de ideas ¡Comencemos!

¡Mira nuestro vídeo!


Bomba de soga con rueda de bicicleta


Utilizada desde tiempos donde el agua se obtenía de las fuentes de pozo, la bomba de soga es uno de los mecanismos más ecológicos, baratos y eficientes para extraer líquidos desde grandes alturas. Su funcionamiento se basa en el impulso que el agua obtiene al entrar por una tubería provocada por una sucesión de nudos con sellos de goma en bucle, empujando el líquido en porciones pequeñas hasta la cima del mecanismo accionado con varios giros de una rueda.

Ya seas que quieras extraer agua de un pozo o elevarla a lo más alto de tu casa sin tener que instalar una bomba eléctrica, para hacerla no necesitarás más que una soga de nylon de un buen tamaño, una rueda de bicicleta con su cámara de aire incluida, un poco de madera, dos boles de plástico y unos cuantos tubos de pvc.

Estructura de la bomba

Para construirla, comienza por fabricar un cilindro de madera con una sierra de mano y un cincel para darle forma. Ahora vas a perforarle tres agujeros equidistantes con uno en el centro y los otros dos a los costados, y repetir el proceso con dos boles de plástico con la misma distancia entre agujeros. Luego, con la ayuda de dos tornillos y dos tuercas, vamos a unir el cilindro de madera con los boles para formar una especie de hipérbole. Esto hará de polea para que avance la soga desde el abajo del mecanismo. Desde arriba, la haremos funcionar con una manivela que crearemos con una rueda de bicicleta, un tubo de PVC cortado y atornillado por donde accionaremos la bomba al girar y un elástico que colocaremos a lo largo de toda la circunferencia para que la soga no deslice a girar.

Claramente necesitaremos un soporte para comunicar ambos elementos anteriores, así que a dos tubos de PVC les haremos dos agujeros con una distancia como se muestra en el vídeo y los atravesamos con dos tornillos largos. Próximo a uno de los tubos, estará la polea que construimos sostenida con más trozos de tubos y un par de tuercas, y próximo al otro un tirante de madera del tamaño de la distancia de bombeo que queremos. A este también lo fijaremos con algunas tuercas y más en otros sitios para que quede todo bien sujeto. Por último conectamos ambos tubos PVC inferiores con dos codos y otro tubo de PVC.

Tuberías de la bomba

Ahora por separado, vamos a crear la plomería del sistema. Para ello, necesitaremos un codo, un conector “T”, un reductor y dos trozos de tubería de PVC de mayor diámetro. Las medidas son las que figuran en las etiquetas, y las vamos a unir como se muestra en pantalla. La pieza que falta es el tubo principal con la profundidad a la que queremos que llegue.

Con la ayuda de un mechero y un cono de metal vamos a expandir un poco su boca porque es donde entrará el agua, y lo vamos a colocar en el reductor del mecanismo anterior del otro lado, luego lo fijamos al soporte. Para ello, cerca del reductor y del final del tubo ponga un tornillo en “U” sostenido por un perfil en “L” ajustado con tornillos. Del otro lado de cada perfil hacemos pasar un tornillo más grueso y lo fijamos al tirante de madera con tuercas. Repetir con un tercer perfil en “L” más arriba unido a la rueda de bicicleta.

Soga accionadora

Ahora es turno de la soga. Tomaremos la cámara de la rueda de bicicleta y la vamos a cortar en pedacitos circulares del tamaño del diámetro del tubo largo con la ayuda de un molde y lápiz para crear los sellos que impulsarán el agua, haga todos los que pueda. Deberá también perforar su centro con un diámetro del tamaño de la soga de nylon. Ahora viene una parte clave para que esta bomba funcione: haga un nudo en algún punto de la soga de nylon y coloque dos sellos con la parte de goma viendo hacia afuera hasta que se encuentren con el nudo, luego realizar un segundo nudo adyacente para que los sellos queden estáticos. Ahora deberá repetir este proceso con una separación de diez centímetros entre cada sello hasta conseguir completar la extensión de la soga.

Como paso final, pase la soga por el interior del tubo del sistema creado anteriormente, únala al extremo opuesto con la ayuda de un gancho y listo. Ya puede posicionar su bomba donde desea y comenzar a atraer agua hacia ti.

Bomba eléctrica con motor pequeño reciclado

Muchas veces nos olvidamos que lo que hace funcionar a una bomba de agua es un motor, al igual que muchos otros electrodomésticos de nuestra casa. Y si bien es cierto que los motores de bombeo se diseñan exclusivamente para esa tarea, eso no significa que con un poco de imaginación no podamos adaptar cualquier otro para construir nuestro propio impulsor. Por ejemplo, si logramos extraer el motor de una batidora, de un secador de pelo, de un taladro, de una licuadora o de algún otro dispositivo y conseguimos dos tamaños de tapones, un codo largo, un tubo y un reductor todo de PVC, podemos crear nuestra propia bomba eléctrica casera.

Impulsor de la bomba eléctrica

Para hacerla, empieza por cortarle la parte lisa del tapón de PVC más pequeño con una sierra Dremel o similar. A continuación, debes lijarla un poco para que pueda encajar sin problema por la parte ancha del reductor. También será necesario perforarle un agujero en el centro y expandirlo lo suficiente con un trozo de lija enrollada para que pueda entrar el eje de un engranaje de plástico por él, y fijarse sin problema con un poco de pegamento instantáneo.

Con el cilindro hueco del tapón que sobró, lo vamos a lijar un poco y con la ayuda de una regla, un marcador y de nuevo la sierra Dremel, lo vamos a cortar en cuatro sectores iguales para pegarlos en la tapa con el engranaje de forma tal que podamos crear una turbina, este será el impulsor de la bomba. Con este creado, ahora lo vamos a colocar en el eje del motor que conseguimos y la probaremos para ver como se desenvuelve.

Carcasa de la bomba eléctrica

De manera aparte, ahora vamos a trabajar con el tapón más grande. Al igual que el otro, le haremos un agujero en el centro y lo expandiremos lo más posible con un taladro más grande y papel de lija para que pueda asentarse en la parte que rodea al eje del motor. Lo vamos a fijar ahí, así que ubicaremos la altura donde están sus tornillos que lo sostienen y haremos dos nuevos agujeros al lado del principal del tapón. A esta parte lisa también la cortaremos como hicimos con el otro tapón y la uniremos a la parte ancha del reductor.

La bomba va tomando forma, ahora debemos adosar el codo largo cortando su rosca y lijándola sobre el reductor para que sea más fácil unirlo a este. Con la sierra Dremel cortamos el hueco donde irá el codo en el reductor y con más pegamento instantáneo lo adherimos y dejamos secar.

Ahora adherimos el motor a la tapa que preparamos haciendo pasar los tornillos por los agujeros y en el centro colocaremos un trozo circular de caucho que puedes extraer de una cámara de bicicleta al igual que el puesto anterior, y fijarla con pegamento atravesando el eje del motor. Con esto hecho, ya puedes volver a colocar el impulsor construido y con más pegamento instantáneo sobre la tapa cerramos la bomba definitivamente adhiriendo el reductor. Puedes volver a probar el accionamiento eléctrico para observar como este impulsa el aire a modo de comparación con del agua. Lo que resta por hacer es meramente decorativo, protege el motor con una bolsa de plástico y pinta todo el sistema con el color que quieras y créale un soporte al sistema con madera, más tubos PVC, tornillos y precintos.

Parte eléctrica de la bomba

Por último, en un interruptor l/d que pegaremos a la madera, se soldará con estaño dos cables rojos donde uno irá conectado al motor de la bomba y el otro a un conector Jack adyacente al interruptor, mientras que el negativo negro irá soldado del motor al otro polo del conector Jack. Para prevenir el sobrecalentamiento de la bomba, puedes colocar una hélice en el extremo saliente del motor y así armado ya tienes la bomba lista para colocarla donde haya agua y empezar a bombear. Recuerda que el tubo alineado al motor es la entrada de la bomba, así que conecta el caño correspondiente y al energizar el sistema conseguirás mover el agua para expulsarla por la parte superior. Ahora solo resta conectar una manguera a la salida y ya puedes dirigir el agua a donde tú quieras.

Bomba peristáltica con molde de torta

Es probable que agua limpia no sea el fluido con el que siempre bombearás. Muy por el contrario, si trabajas en el tratamiento de aguas residuales muchas veces tendrás que bombear agua sucia o químicos con propiedades abrasivas que pueden terminar por arruinar tu bomba a causa de obstrucciones o corrosión. Pero eso no ocurre con las bombas peristálticas. Estas hacen uso de un proceso de compresión llamado “oclusión” que logran hacer circular cualquier tipo de fluido de diferentes viscosidades o con materiales en suspensión sin problema.

Similar ha como se comprime un tubo de pasta de dientes, los fluidos en estas bombas nunca abandonan el tubo de plástico que las transporta, así que dile adiós también a la corrosión. Sin embargo, las bombas comerciales de este tipo tiene un pequeño problema: son increíblemente costosas, así que no estás dispuesto a gastar mucho dinero puedes construirte una casera con materiales reciclados.

La que te enseñaremos hacer aquí utiliza ruedas cameras de goma como impulsor, un molde de torta como carcasa y un taladro con broca destornillador para accionarla.

Impulsor de la bomba peristáltica

Para construirla, comienza por ubicar cuatro ruedas cameras en el interior de un molde de torta, de tal forma que queden un poco separadas de las paredes y formando un cuadrado en el centro. Ese espacio deberemos rellenarlo con un cuadrado de madera que construiremos a medida para luego agujerearlo en los costados, donde colocaremos los tornillos que sostendrán las ruedas cameras. Para este paso se necesita algo de precisión para obtener una bomba peristáltica lo más funcional posible, así que para mayor detalle pásate por mi otro artículo donde hablo más en profundidad sobre la construcción de este proyecto para hacerlo lo mejor posible.

Ensamble del impulsor a la carcasa

Ahora también haremos un agujero en el centro de la madera y le colocaremos un tornillo más grande y una tuerca tipo “T” para que nada se bambolee. También debemos hacer un agujero en el centro del molde para que pase el tornillo de la madera por él y así unir el rotor con la carcasa. Aquí se necesita mucha precisión trazando arcos con un compás desde varios puntos del exterior de la base del molde, donde se interceptan todas las marcas es ahí donde debe ir el agujero del centro. Con el agujero hecho, colocar una arandela de guarda-barro encima, pasar el tornillo del conjunto de ruedas impulsantes por él y coloque otra arandela de guarda-barro desde el otro lado acompañado de dos tuercas comunes y una tuerca ciega.

Colocación de la tubería

Con una sierra Dremel, o de otro tipo, hacer dos cortes en los costados del molde de torta para que pueda pasar el tubo que se encargará de impulsar el fluido que quiera transportar por ahí y apretarla entre las ruedas del sistema. Sostener los tubos a las pestañas de metal del molde cortado con precintos y listo. Ya tiene su bomba peristáltica casera para impulsar todo tipo de fluidos. Para hacerla funcionar, solo coloque las mangueras en posición y con un taladro con broca destornillador acciónela apretando sobre el eje de la bomba para transportar fluidos hacia alturas de hasta diez metros.

Sifón manual o automático con tubos PVC

El sifón, ese famoso mecanismo que hace funcionar las pistolas de agua de tus hijos, puede reproducirse de infinitas maneras haciendo posible impulsar agua, no solo con la fuerza de tus brazos, sino también combinándose con turbinas eólicas o hidráulicas capaces de bombear agua en cantidades ilimitadas. Su funcionamiento se basa en la generación de un vacio leve dentro del tubo vertical, al tironear por una palanca o manija, una válvula de retención en el pintón y otra en la base se abren para hacer pasar el agua. Para evitar que el flujo retroceda, las válvulas se cierran permitiendo que al volver a tironear el pistón, el agua pueda seguir subiendo hasta salir por el tubo grifo de costado.

Para construirlo necesitarás de un tubos ancho de PVC tan largo como la profundidad a la que quieras extraer agua, un conector “T” de su diámetro, un tubo más angosto, dos tapones para el tubos largo, uno para el pequeño, algunas arandelas, tornillos y sello de caucho que puedes obtener de, ya sabes.

Construcción de la bomba manual

Como primer paso, debes cortar un pequeño trozo del tubo ancho con una sierra, para volver a unirlos con en el conector “T”. Ahora vamos a crear la válvula del pistón utilizando un sello de caucho circular y un círculo de metal o plástico perforado, ambos del mismo tamaño del tubo ancho. Sobre el tapón del tubo angosto hacer un agujero para que pueda pasar por él un tornillo con una arandela, y, a continuación, por el otro lado atravesar el tornillo con el sello que fabricamos y la boquilla de ducha, y asegurarlos con otra arandela y una tuerca. Observa como al plegarse el caucho permitirá hacer pasar el agua dentro del tubo.

Ponemos el tapón del tubo angosto fijándolo con pegamento para PVC y pasamos todo al interior del tubo ancho para que sobresalga un poco desde arriba. Observarás que ya va tomando forma. Ahora perforamos un tapón del tubo ancho con un taladro y una broca corona del tamaño del tubo angosto para que pase por ahí. Puedes decorar el agarre de la manija con otro conector “T” y dos tubos angostos, aunque en este caso puedes darle la configuración que desees.

Con el otro tapón del tubo ancho crearemos la segunda válvula, en este caso la perforaremos con taladro de forma similar al trozo de círculo del otro tapón, y de igual manera, le hacemos un agujero en el centro, colocamos un sello, atravesamos todo con un tornillo, y agregamos arandela y tuerca del otro lado. Tapamos el otro extremo del tubo con este tapón y al último compartimiento libre del conector “T” agregamos otro tubo con un codo para que haga de grifo de la bomba.

Resultados y variantes

Esta es la configuración más básica del sifón manual, existen similares más complejos pero solo varían en materiales utilizados y accesorios extra. Puedes agregar cuplas para alargar el tubo de aspiración si este no alcanza al pozo de agua, o si quieres que llegue más alto a algún lugar que desees. Cuando pongas todo en posición, has algunos movimientos de pistón y listo. Ya tienes toda el agua que necesites.

Pero esto no termina aquí, si le adicionas un vástago y un juego de ruedas dentadas puedes expandir este sistema para accionarse con otro medio, como con energía eólica. Si quieres aprender a hacer este otro proyecto, visita otro de mis vídeos que lo explica.

Bomba de ariete con botella de plástico

Y para terminar este top, no podía faltar un clásico de los clásicos. si alguna vez te preguntaste cuál es la bomba automática y de mayor potencia por excelencia capaz de impulsar agua sin la necesidad de electricidad, cualquier experto te responderá siempre la misma: la bomba de ariete hidráulico.

Este dispositivo funciona gracias al “golpe de ariete”, un fenómeno por el cual el agua fluye gracias a la energía potencial que acumula al fluir cuesta arriba. Para que este se dé, debe colocarse la bomba cerca de un cuerpo de agua estático a un metro de altura o cerca de un arroyo. El corazón de la misma reside en dos válvulas de retención oscilantes que se cierran y abren en función de la presión interior.

Al principio, el agua que incide se libera en la primera válvula hasta alcanzar un flujo lo suficientemente veloz para cerrarse sola y abrir la segunda para acumular agua en un reservorio, que en este caso será nuestra botella de plástico. Por la presión que se irá acumulando adentro, la segunda válvula se volverá a cerrar y a permitir el flujo de agua hacia la salida, volviéndose a repetir todo el proceso. Con el poder de este mecanismo, en definitiva, puedes elevar agua hasta veinte metros de altura.

Para construir una bomba de ariete económica necesitarás como mínimo las dos válvulas de retención oscilantes que mencionamos anteriormente, otras dos válvulas de bola de PVC, dos conectores “T”, un codo, trozos de tubería, dos reductores lisos y ocho reductores con rosca con varios giros de teflón.

Construcción de la bomba de ariete

De forma resumida y adhiriendo con pegamento para PVC en cada pieza, comience conectando el trozo de tubo a un conector  “T” y luego un reductor roscado. Del otro lado irá otro trozo de tubo y el codo. Del otro lado del codo, nuevamente otro trozo de tubo y otro reductor roscado. A continuación, conectaremos la primera válvula de retención. En el medio del conector “T” irá, como no, otro trozo de tubería y reductor roscado, y luego la otra válvula de retención. Del otro lado de esa válvula de latón, irá otro reductor roscado, un trozo de tubo y un nuevo conector “T”.

Repetimos el proceso una vez más, colocando otro trozo de tubo y un reductor roscado. A continuación, conectaremos la primera válvula de bola de PVC. La segunda, la conectaremos al inicio de nuestro mecanismo construido, seguido de un nuevo reductor roscado, un trozo de tubo y un reductor liso. Repetimos la configuración para la otra válvula de bola. No más lo único que nos falta es otro trozo de tubo al hueco faltante del conector “T” de arriba y una botella de plástico que podemos reciclar. Para colocarla, perforamos una tapa de botella desde arriba, la pegamos al tope de la bomba de ariete, colocamos la botella y terminamos. Acomodamos el sistema un poco posicionándola sobre una estructura de madera o similar con bridas y ya está listo para usarse.

Recuerda instalarla con un nivel de agua a un metro de altura o en un arroyo. Abre la primera válvula de bola para que el sistema se prepare y luego la segunda tras un retardo para que empiece a bombear. Ahora ya puedes trasportar agua a grandes distancias y alturas modestas sin gastar una pizca de electricidad.


También te podría interesar…
Cómo hacer una lavadora manual casera sin electricidad (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una lavadora manual casera sin electricidad (Instrucciones + PDF gratis)

Si está buscando una forma de lavar la ropa de forma más respetuosa con el medio ambiente y más económica,...
Read More
Cómo hacer una bombilla botella solar que funcione de día y de noche (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una bombilla botella solar que funcione de día y de noche (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a fabricar una de las famosas bombillas en botella solar para iluminar los lugares oscuros...
Read More
Cómo hacer una bomba manual de agua con tubos PVC paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una bomba manual de agua con tubos PVC paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

En este proyecto, aprenderá a cómo hacer su propia bomba manual de agua con tubos de PVC personalizable que se...
Read More
Cómo hacer un generador termoeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un generador termoeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

Un generador termoeléctrico casero es un dispositivo que genera electricidad a partir de la diferencia de temperatura entre una vela...
Read More
Cómo hacer un deshidratador de frutas solar casero (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un deshidratador de frutas solar casero (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a crear un deshidratador de frutas solar casero para mejorar el sabor y aumentar la...
Read More
Cómo hacer un generador hidroeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un generador hidroeléctrico casero (Instrucciones + PDF gratis)

Este generador hidroeléctrico casero es un pico-hydro, una turbina de agua de acción de sifón que utiliza el impulso del...
Read More

¡No olvides compartir!

TOP 5 generadores eólicos caseros que Tú Mismo puedes construir | VÍDEO

Si por tu jardín pasa una brisa constante, aprovéchala para producir electricidad en tu hogar con estos 5 generadores eólicos caseros que puedes construir utilizando herramientas básicas y materiales fácilmente accesibles. Te sorprenderán por su eficacia y bajo costo.


¡Mira nuestro vídeo!


Generador Eólico con un ventilador de pie

Es probable que tengas un ventilador roto en tu casa que puedas utilizar para este proyecto. Aunque los ventiladores no están diseñados para funcionar como generadores eólicos, es posible aprovechar la modesta electricidad que generan para cargar baterías pequeñas de dispositivos de baja potencia como de teléfonos móviles.

Para este proyecto, desarma tu ventilador y extrae el motor. Si tienes un ventilador de pie, mejor ya que no tendrás que construir una torre para sostenerlo. Desarma la carcasa para extraer el motor, cuidando los dos cables que están conectados al mecanismo de giro, ya que los usaremos para conectar el cable que cargará nuestros dispositivos. Luego, extrae el mecanismo junto con el motor y, por último, desarma este para extraer el rotor.

Para que la turbina eólica funcione, debemos imantar el rotor, algo esencial en la mayoría de los generadores eólicos. Usaremos imanes para convertir el motor del ventilador en uno de imanes permanentes. Colocaremos cuatro imanes a la medida del rotor, marcando su perímetro con una fibra y luego cortando cuatro baches con amoladora angular lo suficientemente profundos para fijar los imanes dentro del rotor. Asegurémonos de que tengan la misma polaridad en los lados opuestos.

Luego, corta el cúmulo de cables del enchufe del ventilador y conserva los dos cables que separaste del mecanismo de giro. Coloca el rotor en el motor y fija todas las piezas nuevamente. Detente un momento para pasar los dos cables hacia afuera y empalmarlos a un nuevo cable que funcionará como cargador. Finalmente, vuelve a poner las piezas plásticas en su lugar y las aspas del ventilador, sin el protector. Añade una cola improvisada, y ya puedes llevar tu generador eólico al patio y probar su potencia con un multímetro o empezar a cargar todos los dispositivos que desees.

Aerogenerador Savonius Portátil

La turbina eólica del puesto anterior es genial por lo fácil que es de hacer y por los pocos componentes adicionales que necesita para construirse. Pero es evidente lo alfeñique que es y lo molesto que sería transportar de un lugar a otro solo para cargar un celular. Pero eso no ocurre con esta turbina eólica Savonius de eje vertical que puede ser construida como un rompecabezas y una vez terminada, se ve elegante y portátil, permitiendo cargar dispositivos móviles incluso con solo unos soplidos de la boca.


Para su construcción, se necesitará fabricar las piezas que se muestran arriba en una plancha de plexiglás, junto con deflectores de madera, un motor paso a paso extraído de una impresora vieja, un capacitor y dos rectificadores de una fuente de PC vieja. Los cortes de las piezas pueden hacerse con un marcador y una sierra de mesa, una máquina CNC o un cortador láser.

Descarga un manual y aprende a hacer este aerogenerador en profundidad aquí.

Una vez que se tienen todas las piezas, se puede armar el eje de la turbina, unir las bases circulares y acondicionarlas con los deflectores de madera. Para conectar el eje con las bases, se debe usar un tornillo, un cojinete 608RS y la plancha circular, ajustando luego con una tuerca común y una mariposa. Luego, se pueden colocar los deflectores de madera.

Parte eléctrica del Savonius

Para la parte eléctrica, se debe identificar los pares de conductores con la mayor resistencia eléctrica del motor paso a paso usando un multímetro. Después, se debe extraer el capacitor y dos puentes rectificadores de una fuente de PC, verificar su funcionamiento y soldar los pares de cables del motor paso a paso a los rectificadores. Los terminales positivos y negativos de cada rectificador deben unirse entre sí y los cables del capacitor deben soldarse a los terminales negativo y positivo de cada rectificador. Luego, los cables negros y rojos se conectan a un regulador de línea 7805 para mantener el voltaje estable y, finalmente, se conectan a un puerto USB hembra.

Una vez armada la parte eléctrica, se debe posicionar el motor en la pieza de plexiglás destinada para él y pegar el resto de los componentes con silicona. La turbina eólica se coloca encima del motor y se une al eje con un trozo de manguera flexible, permitiendo cargar dispositivos móviles en cualquier lugar donde haya viento.

Generador Eólico Clásico con Tubos PVC

Si deseas un generador eólico de gran potencia para suministrar electricidad a tu hogar y no solo cargar tus dispositivos móviles, necesitas una turbina eólica altamente aerodinámica hecha de tubos de PVC cortados. Necesitarás conseguir un motor de gran tamaño como el de una cinta transportadora o de una rueda de Hoverboard que sean de imanes permanentes (recuerda los imanes en el rotor del puesto 5), junto con una tubería de plástico, puedes construir un generador eólico de alto rendimiento.

Para comenzar, obtén un tubo de PVC de un diámetro considerable y córtalo longitudinalmente por la mitad usando una amoladora angular. Luego, vuelve a cortarlo en diagonal cada mitad para crear una especie de trapezoide. Cada una de estas piezas será una de las aspas de la turbina eólica y tres de ellas serán suficientes, aunque puedes agregar más si lo deseas. No olvides lijar las piezas para evitar cortarte.

A continuación, une las aspas en una superficie de metal o polea dentada con perforaciones previas para colocar tornillos. Las aspas pueden unirse directamente a su centro o sostenerse con perfiles rectos de acero con agujeros. Sobre la polea dentada o placa de metal, haz los orificios concéntricos correspondientes al número de aspas elegidas.

Descarga un manual y aprende a hacer este aerogenerador en profundidad aquí.

Agregar el motor a la turbina


Ahora, consigue un motor que puedas transformar en generador y desármalo para separar su rotor y estator. En este caso, se utilizará una rueda vieja de un Hoverboard a la que se le cortarán los cables pequeños. Luego, con su carcasa separada, se le harán agujeros siguiendo los patrones del eje de la turbina. Primero, une el centro a los perfiles de acero con tornillos y tuercas. Luego, une el centro con el estator del motor Hoverboard, ajusta y vuelve a armar la rueda como antes pero sin la llanta.

Aprovechando otros componentes del Hoverboard, crea el soporte para la turbina construida. Para ello, utiliza más perfiles de acero, tuercas y tornillos. Al final, atornilla una barra que, junto con una tabla de madera con diseño a elección, creará la cola del aerogenerador. Ahora, puedes unir las aspas de PVC al centro de la turbina. Para la torre, fija un tubo al suelo y une el aerogenerador con el poste del suelo con un par de bridas. Con esto hecho, puedes liberar el giro de la turbina y observar cómo se desenvuelve frente al viento.

El proyecto ya está casi terminado. Para la parte eléctrica, conecta los cables del motor a un diodo de bloqueo y este a un regulador de carga y batería para acumular energía para uso posterior. Estos componentes pueden construirse o comprarse. Si deseas más detalles sobre esta parte, en el primer comentario se encuentra un enlace a una página que explica cómo hacer las conexiones.

Aerogenerador de Cubeta para Bombear Agua

En muchas zonas remotas, como en el campo, a menudo es difícil tener acceso a algunos servicios, y uno de ellos es el suministro de agua. Sin embargo, ¿por qué no aprovechar la energía del viento para bombear agua de algún pozo o arroyo hasta nuestro hogar aislado? Existe una solución bastante económica y simple para construir un generador eólico vertical con un balde, bidón o barril metálico que no requiere la utilización de componentes electrónicos.

Preparación del sitio

Para construir este generador eólico, lo primero que debemos hacer es encontrar un punto en el terreno donde al cavar, encontremos una fosa de agua subterránea a poca profundidad. Luego, fabricamos el pozo con un gran tubo PVC y lo compactamos con la tierra excavada. Después, agregamos una bomba manual que será accionada por el aerogenerador. Podemos construir fácilmente la bomba manual con un par de tubos PVC más pequeños, unas juntas tóricas, trozos de cámara de aire, conectores y una varilla metálica. Observa que al tironear por la varilla, el agua asciende por el tubo y sale listo para ser usada. Con esto hecho, ya podemos empezar a preparar el sitio y fijar la bomba en su lugar.

Construcción del aerogenerador

Para construir el soporte de la turbina eólica, cortamos varios listones de madera y los lijamos bien para evitar cortes en nuestras manos al trabajar. Luego, hacemos dos trapecios como muestra en pantalla y unimos bien los listones con clavos grandes. Después, unimos los dos trapecios con otros cuatro listones de madera y clavos para que nos quede una especie de banqueta. En el tope y en mitad de la banqueta, colocaremos dos superficies plásticas con un orificio en el centro para que pase el eje de nuestra turbina eólica. Hablando de ello, ahora toca volver a cortar tubos de PVC grandes en dos mitades. Sin embargo, también podemos fabricar las aspas de la turbina con un balde cilíndrico o con un barril de metal pequeño. Colocamos las mitades alrededor de un tubo más pequeño y los fijamos con pegamento instantáneo.

Ahora, con un tubo PVC del tamaño del orificio en la banqueta, dos cojinetes de su diámetro interior y una varilla de madera, creamos el eje de la turbina. Luego, con dos cilindros de plástico con perforaciones en su centro y huecos concéntricos a un centímetro de su perímetro, colocaremos y pegaremos algunas astillas de madera. Este será el mecanismo de accionamiento de la turbina. Además, colocaremos una varilla metálica que atravesará uno y otro disco con una manija pequeña en el extremo opuesto. Con esto hecho, comenzamos a colocar todas las piezas en su sitio. Para el mecanismo, agregamos un segundo travesaño debajo del primero de la banqueta y colocaremos la varilla metálica con la polea casera tocándose con la otra unida al eje para transmitir la energía, luego agregamos bridas para que la cosa no tambalee.

¡Y listo! Con un par de brisas, se tendrá tanta agua como se necesite para regar cultivos o para otros proyectos de la granja.

Generador Eólico Lenz2 con Ruedas de Bicicleta


Y que mejor forma de terminar este top cinco con la que considero, la turbina eólica con la mejor relación Eficiecia – Costos. Me refiero al generador eólico hecho solo con dos ruedas de bicicleta y planchas de aluminio. El aerogenerador Lenz2 es una turbina que cuenta con un diseño innovador y eficiente para la captura de viento. Su conjunto de aspas en forma de S y su doble rotor hacen que sea más ligero y compacto en comparación con otros modelos de turbinas eólicas. Además, su bajo costo de producción lo hace muy accesible para cualquier persona que quiera construirlo en su casa.

Descarga un manual y aprende a hacer este aerogenerador en profundidad aquí.

Sin embargo, construir un aerogenerador Lenz2 no es tan sencillo como parece. Aunque requiere de pocos materiales, es importante tener en cuenta que se deben realizar medidas precisas para obtener un resultado funcional. Para ayudar a las personas interesadas en construir esta turbina, existe un video tutorial de Open Source Low Tech con una guía paso a paso en español que incluye las medidas exactas y las plantillas para hacer los cortes.

Construcción del Lenz2 paso a paso

El proceso de construcción comienza por imprimir las plantillas y marcarlas en una plancha de aluminio. Se deben retirar los trozos de metal sobrantes y repetir este proceso con otras cinco planchas, doblando cada una de ellas en sus respectivas mitades. En otras cuatro planchas se deben hacer marcas de cortes y agujeros, y luego doblarlas en triángulos y enrollarlas para formar el ala del aerogenerador.

Una vez formadas las aspas, se deben reforzar con un triángulo de metal adicional y hacer más agujeros para colocar remaches pop. Después se debe dibujar varios rectángulos en una nueva plancha de aluminio y hacer agujeros en los vértices para formar el ala del aerogenerador. Se deben colocar remaches pop en función de los ya realizados en la plancha para cubrir toda el aspa. Este proceso se debe repetir en el tope y la base del aspa, agregando más agujeros y remaches pop en zonas específicas.

El siguiente paso es la construcción de las ruedas. Se deben hacer tres agujeros verticales y equidistantes en una rueda de bicicleta sin llanta y colocar un tornillo, el aspa construida y una tuerca en uno de ellos. Como una sola unión no es suficiente, se debe mover el aspa hasta que quede secante a la rueda, hacer dos agujeros nuevos y colocar tornillos, el aspa y tuercas nuevamente. Este proceso se debe repetir otras cinco veces hasta que se llenen las dos ruedas con las seis aspas.

Configuraciones eléctricas posibles

Finalmente, existen tres posibles configuraciones para la parte eléctrica del aerogenerador Lenz2. La primera involucra el uso de un motor de rueda de Hoverboard, unido a una correa para que gire y genere electricidad de forma separada a la rueda de bicicleta de base. También se pueden utilizar un motor de bicicleta eléctrica o un alternador de motocicleta si no se cuenta con un motor de rueda de Hoverboard. Cualquiera de estas opciones permitirá generar electricidad a partir del movimiento generado por el viento capturado por el aerogenerador Lenz2.


También te podría interesar…
Cómo construir un biodigestor casero COMPLETO paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo construir un biodigestor casero COMPLETO paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Un biodigestor casero es un excelente invento que, no solo te puede ayudar a reducir tu factura de gas, sino...
Read More
Cómo hacer un calentador solar con latas de aluminio paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un calentador solar con latas de aluminio paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Este calentador solar con latas de aluminio para aclimatar el hogar es relativamente sencillo de construir y bastante económico. Los paneles...
Read More
Cómo hacer un deshidratador de frutas solar casero (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un deshidratador de frutas solar casero (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a crear un deshidratador de frutas solar casero para mejorar el sabor y aumentar la...
Read More
Cómo hacer una bombilla botella solar que funcione de día y de noche (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una bombilla botella solar que funcione de día y de noche (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a fabricar una de las famosas bombillas en botella solar para iluminar los lugares oscuros...
Read More
Cómo hacer un panel solar casero fácil de 60W y 18V paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un panel solar casero fácil de 60W y 18V paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo aprenderá a cómo hacer un panel solar casero para abastecerse de energía si vive en una zona...
Read More
Cómo hacer un mini biodigestor casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un mini biodigestor casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

El mini biodigestor casero de este instructivo es un método muy interesante y eficiente para darle un mejor uso a...
Read More

¡No olvides compartir!

TOP 5 Paneles Solares Caseros que Tú Mismo puedes construir | VÍDEO

Aquí te enseñaremos 5 paneles solares caseros de bricolaje, todos con funcionalidad comprobada y rigurosidad científica respaldada que tú mismo puedes construir con herramientas básicas y materiales de fácil acceso ¡Empecemos!


¡Mira nuestro vídeo!


Si necesitas detalles adicionales sobre los proyectos, a lo largo de este artículo explicaremos uno por uno el funcionamiento y proceso de construcción:

Panel solar termoeléctrico de caja y lente

Un conocido fenómeno de la física llamando efecto Peltier, establece que si una corriente eléctrica pasa a través de dos metales de diferente naturaleza y en una sola dirección entonces uno de ellos aumentará su temperatura mientras que otro la reducirá. El proceso inverso a este fenómeno se llama efecto Seebeck y esto es lo interesante, porque si logramos hacer fluir calor entre dos metales en una sola dirección podemos producir corriente eléctrica útil para aprovechar.

Y aquel flujo de energía lo podemos lograr con una lente Fresnel de un televisor viejo que concentra la radiación solar hacia una caja que contiene un par de placas Peltier que se utilizaban antaño para enfriar la CPU de computadoras junto con un medio refrigerante como agua que recibirá dicho calor. Dependiendo de la cantidad de placas Peltier que agreguemos a nuestro panel de caja podremos producir suficiente voltaje para cargar dispositivos pequeños como teléfonos móviles y otros Gadgets, o incluso laptop si lo hacemos más grande.

Como el núcleo de este proyecto reside en las propiedades termoeléctricas de las placas Peltier, si no tienes ninguno de estos dispositivos en casa puedes encontrar varias unidades de estos en plataformas digitales o tiendas de electrónicas no muy caros. El resto de materiales pueden conseguirse fácilmente reciclando.

La mayoría de las medidas del panel termoeléctrico pueden improvisarse pero si necesitas datos exactos, en este enlace te redirigiré a un artículo de mi blog que explica el proceso de construcción de forma más estructurada.

Panel termoeléctrico paso a paso

Para fabricar el panel solar debes empezar recortando una lámina de aluminio en forma de cruz ancha verticalmente y angosta horizontalmente. En el centro de la figura de aluminio haremos un corte rectangular del tamaño de todas las placas Peltier que pongas reunida. Luego, vamos a doblar la figura para formar una especie de caja que fijaremos con cinta de aluminio.

De forma aparte, vamos a construir una caja de madera un poco más grande que la caja de aluminio que hicimos dibujando unos rectángulos sobre una plancha de madera contrachapada, recortándolos con una sierra y apilándolos para formar una caja con ayuda de un taladro, tornillos y un par de soportes de repisa pequeños. En una de las caras de la caja también tendremos que cortarle una ventana del tamaño de las placas Peltier apiladas. Para el techo, en lugar de soportes, colocaremos bisagras pequeñas para que podamos abrir y cerrarla cuando queramos.

Como último paso, debemos crear el contenedor refrigerante y unirlo con el generador termoeléctrico de placas Peltier. Para ello, conseguimos un recipiente hermético de plástico tipo fiambrera y repetimos una vez más el fabricarle una ventana del tamaño de los Peltiers apilados. Sobre una chapa de aluminio más gruesa que la lámina, tipo de una caja de galletas, y más grande que el tamaño de la ventana, vamos a pintarlo de negro mate por ambos lados y a pegarlo desde adentro del recipiente hermético con silicona de alta temperatura. Una vez seco, llegó la hora de fijar definitivamente las placas Peltier en la chapa de aluminio desde afuera del recipiente con más silicona de alta temperatura y luego unir todos los cables para empalmarlos al final a un conector USB hembra.

Panel solar resultante

Con esto hecho, solo resta colocar el recipiente hermético con las placas Peltier en la caja de madera seguido de la caja de aluminio, fijar ambas con un poco de cartón y cerrar la caja. Ahora ya puedes llevar tu panel solar termoeléctrico al jardín, llenar el recipiente hermético con agua y con la ayuda de una lente aumento grande, como de un televisor, concentrar la radiación al interior de la caja. Observarás que al conectar cualquier dispositivo al conector hembra este comenzará a cargarse. Para no estar sosteniendo el lente todo el tiempo, puede construir un soporte con un tendedero o tabla de planchar vieja.

Cocina solar con antena parabólica

Similar al proyecto anterior, donde concentramos los rayos del sol con un lente de aumento al interior del panel termoeléctrico, podemos también concentrar la radiación solar a un punto con la ayuda de un espejo parabólico para fabricar una cocina portátil capaz de hervir agua, freír salchichas o cocinar ollas con guisos de fideos o pucheros. Y lo mejor de todo es que para hacerlo, no debemos precisar más que de una antena satelital de un tamaño aceptable y un poco de imaginación.

Métodos para crear un espejo parabólico


Para convertirlo en un espejo parabólico tenemos tres métodos distintos disponibles. El primero de ellos consta en lustrar la antena lo suficiente hasta hacerla brillar para formar así un pseudo-espejo. Para ello, hágale un tratamiento previo a la antena, limpiándole la suciedad y lijándola todo lo que pueda para que quede una superficie cóncava lo más lisa posible. Por último, con la ayuda de un cepillo eléctrico, lustrarla bien el interior hasta que pueda visualizar su rostro. El segundo método, un poco menos laborioso pero más costoso consta en pegarle varias tiras de cinta de papel aluminio a la antena parabólica luego de realizarle el tratamiento previo y así alcanzar un reflejo cóncavo más eficiente.

Por último, el tercer método consta de cubrir toda la superficie de la antena con espejos planos individuales. Para hacer esto puedes conseguir una esfera de discoteca y quitarle los espejitos uno por uno o fabricarlos con un espejo grande. Para este último caso, toma un molde rectangular que se pueda curvar y haz marcas horizontales y verticales con marcador sobre el espejo. Con un cortador de vidrio, vas a volver a hacer las marcas siguiendo los patrones anteriores para obtener así todos los espejitos que necesitas. Sobre la antena parabólica ya limpiada y lijada, vamos a marcar también con el molde y marcador las líneas horizontales y verticales. Y ahora solo resta pegar los espejos en los cuadrados formados con masilla de silicona uno a uno. Este es el método más laborioso para fabricar la cocina solar, pero con los mejores resultados.

Toques finales para la cocina solar

Independientemente del método que escojas, una vez obtenido el espejo parabólico ahora debes llevarlo al jardín y apoyarlo sobre una pared o con un soporte propio que tú mismo puedes hacer con un par de varillas de metal adicionales, una superficie de madera y tornillos. Orienta el plato parabólico mirando al sol y en un ángulo tal que el punto focal reflejado donde se concentra toda la radiación apunte al alimentador de bocina. Con un trozo de papel o madera verifica el poder irradiante del plato y con esto hecho, ya puedes empezar a cocinar.

Puedes acondicionar tu cocina como gustes colocando una rejilla unida a un soporte para colocarlo en el LNB de la antena o una mesada de cristal. Ahora ya puedes hervir agua, ebullir pucheros o rostizar todas las carnes que quieras en unos cuantos minutos. No olvides usar lentes de sol para no perjudicar tu vista con el reflejo solar concentrado durante la cocción de tus alimentos. 

Personalmente no hemos probado este proyecto, pero si construimos una cocina solar alternativa de caja y espejos. En este enlace te redirigiré a un artículo de mi blog que explica el proceso de construcción de forma más estructurada.

Calentador solar de piscina con manguera negra

Disfrutar de una piscina con una temperatura de agua agradable puede ser algo complicado en los días fríos de verano o durante el otoño y primavera. Sin embargo, eso puede dejar de ser un problema con este panel calentador solar de piscina. Los climatizadores de piscina comerciales suelen ser costosos o de difícil acceso, pero si dispones de una bomba sumergible, una manguera negra de polietileno y un poco de sol puedes fabricarte uno mucho más barato.

Para funcionar, la bomba sumergible impulsa el agua dentro de la piscina a un panel con una manguera negra enrollada, esta se calienta por la radiación del sol e intercambia calor con el agua que circula para finalmente regresar a la piscina consiguiendo aclimatarla en cuestión de minutos. Dependiendo del tamaño de la piscina se pueden necesitar rollos de mangueras más grandes o varios paneles solares caseros conectados en serie para conseguir la temperatura deseada, y si se hace todo bien se puede calentar el agua a temperaturas de hasta 50°C.

La mayoría de las medidas del calentador solar de piscina pueden improvisarse pero si necesitas datos exactos, en este enlace te redirigiré a un artículo de mi blog que explica el proceso de construcción de forma más estructurada.

Calentador solar de piscina paso a paso


Si esto te interesa, empieza por conseguir una superficie donde se enrollará la manguera. la configuraciones pueden ser tablas de madera con un rollo sostenido con clavos, cruces de dos tirantes con un rollo sostenido con abrazaderas en “U” y tornillos o formas más complejas como un panel completo construido a la medida suficiente para albergar gran cantidad de rollo de manguera sostenido con precintos y pintado de negro para retener más calor.

Dependiendo del empeño que le quieras poner, elige el método que quieras. Lo que no debes olvidar, sin embargo, es que necesitarás mucha paciencia al enrollar toda la manguera comenzando desde el centro hacia la periferia y agregando cualquiera de los soportes dichos por cada giro conseguido. Cuando finalmente obtengas un rollo de un tamaño considerable, lo siguiente es cubrirlo todo con una lona o una lámina de plexiglás para evitar que la temperatura del entorno modifique el rendimiento final.

Con esto hecho, solo resta unir el inicio y el final del rollo de manguera negra a otras más convencionales de jardín con un adaptador o abrazaderas de tubo. Llevamos ambas mangueras a la piscina, una de ellas la conectamos a la bomba sumergible, encendemos la bomba y listo: Tenemos nuestro calentador de agua solar funcionando para climatizar nuestra piscina. Puedes dejar el sistema funcionando con antelación antes de meterte al agua o utilizar un temporizador para que el sistema de panel o paneles solares caseros y bomba se encienda en momentos concretos del día sin tener que esperar con antelación o para ahorrar energía.

Calefactor solar con latas de gaseosa

Sin embargo, la climatización no tiene porque limitarse solo al agua. Con un poco de creatividad se pueden crear paneles solares caseros que calienten habitaciones y hasta residencias completas. y al igual que con el calentador de piscina, no es necesario comprar costosos calefactores comerciales para este fin, ya que podemos mantener acogedora nuestra casa durante el invierno tan solo aprovechando unas cuantas latas de gaseosa recicladas, pintura negra y un poco de madera.

Este calefactor solar con latas de aluminio está inspirado en los muros trombe, un tipo de arquitectura bioclimática donde las diferencias de densidades entre el aire caliente y aire frio causado por la radiación solar que incide sobre este provoca corrientes de calor que fluyen en una sola dirección.

La mayoría de las medidas del calefactor solar con latas pueden improvisarse pero si necesitas datos exactos, en este enlace te redirigiré a un artículo de mi blog que explica el proceso de construcción de forma más estructurada.

Calefactor solar paso a paso


Para construirlo, primero tendremos que conseguir unas cuantas latas de refresco del mismo tamaño y con la ayuda de un taladro y una broca corona perforaremos la base y el tope de las mismas. Puedes hacer este trabajo también con una lijadora eléctrica. Cuando hayas convertido todas las latas en pequeños tubos metálicos, te tocará ahora diseñar un panel donde colocarlas. Puedes crear uno con el marco de un panel solar roto, la tapa de un baúl, un librero o fabricarlo tú mismo con tirantes de madera y una tabla contrachapada. Cuanto más grande mejor, pero recuerda que te alcancen la cantidad de latas que vas a usar.

Cuando ya tengas el panel listo, vas a ubicar algunas latas en línea para comprobar cuantas necesitarás para cada hilera, dejando libre al menos una lata de distancia entre ambos extremos del panel. Ahora consigue un ventilador de 12V que puedes obtener de un automóvil viejo, de una CPU de computadora o de una impresora 3D y lo vas a colocar en uno de los extremos del panel. La función de este será acelerar el flujo de aire hacia el sitio a calefaccionar y para accionarlo puedes usar baterías o un panel solar diminuto conectado.

Con una broca corona en el taladro hacer un agujero en el costado y con masilla de silicona de alta temperatura pegar el ventilador y, junto con él, un tubo de metal desde afuera para que haga de conector, deja algo de espacio para pasar los cables del ventilador. Si deseas una configuración más potente puedes usar dos ventiladores en lugar de uno.

Ensamble del panel solar casero

En el otro lado del panel, vamos a hacer unos dos o tres agujeros también, pero en lugar de ventilador y tubo colocaremos rejillas de ventilación mirando hacia el exterior. Por aquí es donde entrara el aire. Con lo anterior hecho, vamos a volver a unir las latas y las aseguramos con masilla de silicona y fabricamos tantas hileras como entren dentro del panel. Para mantenerlas estáticas colocaremos dos tirantes de madera en cada extremo de las hileras y con un lápiz marcaremos las circunferencias de las latas. Retiramos las maderas y, de vuelta con la broca corona, agujerearemos las marcas con cuidado para no quebrar los tirantes. Volvemos a colocar las maderas y nos aseguramos que quede todo fijo colocando toda la masilla de silicona que se pueda donde se toca con el panel y con las latas.

Para terminar, pinte todas las latas y la superficie interior con pintura negra mate para que absorba mejor el calor, y con más masilla de silicona péguele una lámina de plexiglás o de vidrio al panel para aislar el interior del entorno. Recomendamos que coloque su calefactor mirando hacia el sur si reside en el hemisferio norte del planeta o al norte si reside en el hemisferio sur para obtener la mayor ganancia solar posible. También puede fijar su panel solar sobre un soporte propio o sobre la misma pared exterior de la casa. Conecte un tubo a la salida del calefactor para levarlo al interior de su casa y encienda el ventilador para comenzar a disfrutar de este sistema de paneles solares caseros capaz de aclimatar una habitación con temperaturas de hasta cuarenta y cinco grados.

Calentador de agua solar con botellas de plástico

Similar al calentador de piscina del puesto tres pero con la posibilidad de destinar el agua para más usos, debido a se construye con tubos de PVC de calidad sanitaria, y con un funcionamiento parecido al calefactor con latas del puesto dos, este proyecto de bricolaje utiliza botellas de plástico y cartones de leche pintados de negro para crear efecto invernadero con la radiación del sol y así retener calor. Como resultado, todo el sistema es capaz de producir suficiente agua caliente para que, con solo un metro cuadrado de panel, se pueda duchar una persona y con temperaturas de agua que alcanzan los 52°C en verano y 38°C en invierno.

Calentador de agua solar paso a paso

Para el proyecto necesitarás tuberías, codos y conectores de PVC junto con un tanque colector de agua, el resto de materiales puedes obtenerlos reciclando. Para construirlo, comienza por cortar las bases de varias botellas de plástico de dos litros transparentes iguales y colócale un cartón de leche de un litro pintado de negro mate en el interior de cada una doblado como si fuera un avión de papel. Una vez hecho eso, comenzar a conectar las botellas en serie hasta lograr el tamaño de panel deseado.

Recuerda que para un metro se necesitan seis botellas y para un metro cuadrado sesenta. Luego, a cada hilera de botellas, se las atravesará con un tubo de dos centímetros de diámetro pintado de negro y se le agregará conectores en “T” en cada extremo para que con trozos más pequeños de tubería se unan todas las hileras de tubos. Todo este trabajo se debe hacer con pegamento para PVC. Para las hileras de los extremos se les agregará un codo y un conector “T” en lados opuestos y se unirán al resto para cerrar el sistema.

El extremo superior derecho del panel recién creado se deberá conectar al fondo de un tanque colector de agua de tamaño a elección con más trozos de tubo, otro codo, un corte con broca corona y un mamparo. Mientras que el extremo inferior izquierdo deberá dar toda la vuelta para depositarse un poco más arriba del tanque con tuberías más largas, dos codos y de nuevo un corte de broca corona y un mamparo al tanque. Con esto hecho, solo resta llenar el tanque de agua y darle tiempo al sistema para que caliente el agua en cuestión de minutos.

Más sobre este sistema

Este proyecto puede expandirse de forma proporcional todo lo que se quiera, agregando más paneles solares caseros de botellas en serie, con tanques más grandes y sistemas de llenado automático de agua y suministro para que sea lo más cómodo posible de utilizar para una residencia regular.

La mayoría de las medidas del calentador de agua solar con botellas pueden improvisarse pero si necesitas datos exactos, en este enlace te redirigiré a un artículo de mi blog que explica el proceso de construcción de forma más estructurada.


También te podría interesar…
Cómo hacer un calentador solar para piscina casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un calentador solar para piscina casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a construir su propio calentador solar para piscina casero utilizando un rollo de tubo PVC...
Read More
Cómo hacer un generador eólico vertical casero Lenz2 (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un generador eólico vertical casero Lenz2 (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a construir un generador eólico de eje vertical que hará uso de la energía eólica...
Read More
Cómo hacer una bombilla botella solar que funcione de día y de noche (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer una bombilla botella solar que funcione de día y de noche (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a fabricar una de las famosas bombillas en botella solar para iluminar los lugares oscuros...
Read More
Cómo hacer un deshidratador de frutas solar casero (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un deshidratador de frutas solar casero (Instrucciones + PDF gratis)

En este instructivo le enseñaremos a crear un deshidratador de frutas solar casero para mejorar el sabor y aumentar la...
Read More
Cómo hacer un generador eólico casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Cómo hacer un generador eólico casero paso a paso (Instrucciones + PDF gratis)

Este diseño de generador eólico casero se caracteriza por ser simple y eficiente, al mismo tiempo que su construcción es...
Read More
ECO COOLER: Cómo hacer un aire acondicionado con botellas de plástico (Instrucciones + PDF gratis)

ECO COOLER: Cómo hacer un aire acondicionado con botellas de plástico (Instrucciones + PDF gratis)

Este instructivo es una guía paso a paso para construir un ECO COOLER, un aire acondicionado que funciona sin electricidad...
Read More

¡No olvides compartir!
Solarpedia