Un jubilado brasileño convirtió un terreno baldío en una hermosa plaza

Newton Godoy Mello es un ciudadano brasileño nacido en 1937 que se dio cuenta que frente a su casa de Guaiçara había un terreno baldío lleno de basura y maleza. Se preguntaba porque las autoridades no hacían nada para limpiar ese lugar y aprovecharlo para hacer un parque. Entonces empezó a limpiarlo por su cuenta y planto árboles frutales que llenaron de vida el lugar.

Curiosamente, el señor Newton no sabía nada de jardinería. Él trabajó muchos años como tapicero y fue empleado en la guardia de un hospital, donde trabajaba 12 horas y descansaba 36. Esto le permitió tener tiempo libre para el cuidado y limpieza del parque. Al principio, plantó varias plántulas que esparcieron semillas por todo el lugar y surgieron muchos árboles frutales que le dieron vida al parque. “Recuerdo que íbamos al Lins Horto, también comprábamos a los camiones que vendían en la ciudad, y el ayuntamiento empezó a traer algunas especies”, cuenta su esposa Santa Amália Testoni, que recomendó a su marido a plantar árboles de mango, guayaba y aguacate, entre otros.

El señor Newton se dio cuenta que el lugar tenía potencial para ser una plaza pública y pensó en diseñar caminos, asientos y mesas. Su amigo José Luiz ‘Bisão’ Souza lo ayudó a instalar los bancos y en la construcción de los caminos. Su esposa Santa Amalia y sus tres hijos también lo ayudaron en el proceso. Hay que aclarar que la inversión en el diseño y mantenimiento de la plaza siempre corrieron a cargo del señor Newton.

“Me siento agradecido por todo lo que ya hemos logrado y espero que todo mi trabajo pueda inspirar a más personas”

Newton Godoy Mello

Actualmente, Newton Godoy Mello tiene 84 años y sigue al cuidado de esta plaza que desde 1998 lleva su nombre. Esto fue un homenaje de la legislación del lugar por su contribución al cuidado del parque y ser un ejemplo de trabajo para las nuevas generaciones. Aunque sigue a cargo del lugar, ya no puede hacer trabajo forzados por su edad, por eso subcontrata servicios de pintura y limpieza para seguir manteniendo en excelente estado la plaza.

El señor Newton junto a su amigo José Luiz ‘Bisão’ Souza

“Me siento agradecido por todo lo que ya hemos logrado y espero que todo mi trabajo pueda inspirar a más personas”, dice el señor Newton mientras ve como sus nietos juegan junto con otros chicos del barrio en la plaza que es considerada “la más bonita de la ciudad”. Si quieres conocer este lugar, puedes visitarlo en Guaiçara, en el centro-oeste de São Paulo.

¿Viste esto?

Si te gustó, no olvides compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solarpedia